Lev ad Lev

Destacado

IMG_1077.JPG

De corazón a corazón. Cuando el tiempo detiene su caminar la esencia del hombre no se detiene jamás. Pensamos que todo termina y no es así. El pulsar es ese vínculo que nace después de que nos hemos ido y aún así guarda esos latidos que quedaron atrapados entre las manecillas del reloj. Continuidad y respuesta a todos esas experiencias pasadas. Estoy o me siento recogiendo toda la información contenida en este mensaje. En esa reacción emocional que estamos experimentando por medio de ese reloj que dejó de marcar una hora pero no ha dejado de vibrar en el tiempo. Y descubrimos que nuestra mente nos envía hasta ese incidente previo que cambió ese latido por este otro. Desde este ilusorio lugar al que llamamos tiempo intentamos de abrazar aquello que nos hace sentir mejor y más grandes, pero la verdadera esencia ya está escrita en cada milésima de nuestro mundo.

Anuncios