Incertidumbre y temor

Destacado

Estamos viviendo un momento determinante que nos está llevando a afinar bien los oídos y limar muchos sobresaltos. Esos héroes justicieros que hoy solo inventan y transcriben nuevos temores con la amenaza del miedo. ¿Realmente es necesario tanto para intentar doblegar la voluntad de un país que solo pide paz tranquilidad y seguir viviendo? No hay respuesta para tanto pacto diabólico con quienes solamente llevan en sus frentes la palabra “hundimiento”. Hoy hemos recibido la lección de aquellos que se han partido el espinazo para mantener nuestra salud, nuestra curación y nuestro alimento y sin embargo se les ha tenido siempre en peldaños inferiores. Esos trabajadores naturales que sin ellos no estaríamos hoy aquí. ¿Se les va a tener en consideración? Reinan sentimientos de incertidumbre y temor y todavia se mercan favores y se regalan reproches y malas mañas entre esa clase política infectada de rencor, edonísmo y demagogia. Digo pena por no decir “asco” ya que solamente saliendo a caminar ves como va cayendo a pedazos ese estado de nación que un día soñamos y que ahora apartamos como basura. Mientras esos trabajadores naturales siguen dando caña para hacernos la existencia un poco más fácil nuestros oídos captan sonidos de comedores sociales, voluntarios a domicilio y toda esa serie de pancartas que declaman justicia. Lo absurdo no es esto sino el aguante que el pueblo demuestra en tales condiciones pero parece que mientras haya tela y confinamiento nos sentimos bien. El pais se muere en esa lenta agonía de quienes ponen el pie en la cabeza y se atrincheran en sus escaños. Estamos envueltos en esa fuente de incertidumbre que se alimenta de la contradicción y de expectativas a largo plazo amordazando las señales que facilitan la realidad. ¿Podremos seguir así durante mucho más tiempo?