Como una piña

Destacado

Asi deberíamos estar todos para avanzar y procurarnos esa estabilidad que el ser humano desea para su progreso. Cuando se abren varios frentes y todos tiramos en direcciones opuestas el hilo se rompe y caemos todos al suelo. Quizas las palabras hoy en día no sean lo verdaderamente fuerte como para conmover al mundo, pero por desgracia el mundo se está olvidando de ellas y ya no se entiende. Solo se levanta la voz para censurar, criticar o imponer órdenes. Para amedrentar y hacernos oír cuando en realidad no tenemos nada importante que decirnos. La palabra es el bien al que hemos dado de lado y que tiene el poder de comunicar trasmitiendo directamente en el contacto social del hombre y de su verdad. La vida es esa autopista con muchos peajes que nos lleva hacia donde queremos. A veces no es facil porque jamás hemos sabido buscar el verdadero.

El camino; No hay instrucción autoritaria que dar ni ningún ideal a seguir. No hay ningún camino en particular. Sin embargo, busca tu camino, tu propio camino. Todo camino que ha sido tomado en préstamo o dictado lleva al fin a un callejón sin salida. Pero tu propio camino no es otra cosa que tu presencia en la vida. (Claudio Naranjo)

 

 

 

 

Species

Destacado

Conjunto de cosas semejantes que tienen una o más caracteres en común. Y con tal definición podríamos extender el círculo a numerosas especies, desde la naturaleza, los animales y también el hombre. Si el mundo fuera de una sola sería aburrido pero cuando existen muchas y variopintas pueden enfrentarse y hacerse mucho daño. Me estoy refiriendo a las personas que no son capaces de convivir con sus semejantes por el mero hecho de la condición social, la raza, la lengua y muchas cosas más. El hombre está siendo el verdadero justiciero de su especie. El poseer para que otros no lo tengan o el rechazo de la sociedad a quienes no comulgen con sus mismos ideales le convierte en algo pésimo a la hora de valorar la capacidad moral e intelecutal de la cual se presume con bastante frecuencia. Hoy seguimos en este circo mediático de un problema terrible que nos está poniendo las cartas sobre de la mesa y aún así seguimos haciéndonos los infranqueables. Pilladas entre todos y cada uno de aquellos que presumen de estar en poder de la verdad y sin embargo solamente están en poder de la desgracia hacia el futuro de un país. Las imágenes hablan ya por sí solas y aún a sabiendas que muchas de ellas nos son pixeladas, siempre está el avispado que logra hacerse con la real. Despúes ya sabemos lo que suele pasar; al paro. Contemplar a las especies es gratificante, diganselo a Darwin, pero este tipo de especies anómalas, dañinas y maliciosas habría que estudiarlas en laboratorios a parte. Bueno siempre que sean más legales que los que frecuentan muchos de nuestros ministros y jefes de sanidad. El ser hombre es esencialmente su propia obra y por desgracia muchas no son demasiado presentables.