Exactitud

En un momento de mi vida escuché que “la grandeza de la vida se encuentra en la espontaneidad de la muerte” y ahora comprendo cada vez más su significado mientras contemplo la vida en su más real y transparente mensaje. Exactitud en todos esos puntos interrelacionados de los instantes, los minutos y también las horas. Ese tejido que no falla porque si en algo lo hace encontraremos la pérdida de la continuidad. Pero cuando la espontaneidad de la vida en todas sus connotaciones descubrimos la incertidumbre de saber a donde vamos, esa vacilación nos hace ir a la deriva como un barco cuando ha perdido su brújula. Creando la imprecisión del caos hasta que nuestra razón comienza a ligarla. Pero mucho más allá de todo espontaneidad se encuentra la exactitud de esa evolución constante y minuciosa de la vida en todas sus manifestaciones. El mar en su mensaje imperecedero nos puntualiza en cada segundo que su vaivén es incesante y su sonido es intransferible. La exacta silueta de la arena negra nos proporciona ese momento de visualización en el que cada elemento se muestra minuciosamente tal y como es. Pero cuando nuestra existencia se torna vacua observamos que el aburrimiento es debilitante y mal sano psicologicamente. El momento preciso se produce en ese instante en el que nos damos cuenta de que al siguiente ya estaremos frente a otra perspectiva con sus posiblidades y sus experiencias. Y como todo lo que termina su ciclo vital mañana ese mar seguirá batiendo sobre nuestros pies diseñando nuevos retos con la exactitud de su mensaje.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s