Y el otoño está por llegar

Destacado

Quiero comenzar con una frase de Mario Benedetti: El futuro es un puente a inaugurar”. Y ahora estamos en el comienzo de ese puente que no sabemos a ciencia cierta si resisitirá o no nuestro paso. A escasas horas de que el verano nos diga adiós se impone la alerta de que no todo se ha estado haciendo del todo bien. Por consiguiente son muchas las razones que nos hacen pensar que en ese puente vamos a estar sometidos a turbulencias. El honor es la cualidad moral que lleva al sujeto a cumplir con sus deberes propios respecto a él y también al prójimo. Ello implica la aceptación personal y la construcción en el imaginario social vinculada al deber, a la virtud, al mérito y al heroísmo, trascendiendo al ámbito social. Y con todo esto quiero enmarcar la aptitud que muchos politicos han venido demostrando, la falta de “honor” y compromiso. La sociedad se ha visto apartada de la verdad y aún haciendo de todo esto un teatro la fama les ha salpicado hondamente a todos y cada uno de ellos. “Toda persona tiene derecho al repeto de su honra y al reconocimiento de su dignidad”. Y tristemente no ha sido así. Cada uno a tirado hacia donde más le convenía y a día de hoy, cuando el otoño no ha empezado sentímos que esta nefasta organización sigue actuando de igual manera, con los mismos engaños, las mismas improvisaciones y ese seguir adelante con sus presupuestos, pactos venenosos y sin lugar a dudas haciendo que el hundimiento de este país llegue a sus últimos quejidos. ¿Y entonces qué? A seguir mintiendo o dejando a merced de las olas la supervivencia de ese puente. Para concluir lo haré de nuevo con otro pensamiento de Mario Benedetti; “Todo se hunde en la niebla del olvido”. y de eso España sabe mucho.