Utopía

Destacado

Todos soñamos alguna vez en la vida con esa condición o lugar inexistente que en algùn momento nos ha parecido tan cercano y real que hasta lo habríamos podido coger con nuestra mano. Pero la utopía es un paraíso perfecto en el que muchos han creído desde una imaginación desbordante que albergó una idea de futuro mejor y más adelantado. Grandes escritores se lanzaron a esa aventura de dar a conocer esas inquietudes y desde las cuales plasmaron esas ideas que hoy ya están entre nosotros. Julio Verne creyó en su utópico sueño de que el hombre llegaría a la Luna y también a las profundidades del mar. Entonces ¿existe o no ese mundo, ese país imaginario donde ya muchos anclaron sus barcos para hacerse a la aventura de soñar con los pies en la tierra?. Sin lugar a dudas “locos” sería lo más suave que escucharían desde su convicción de creer en algo , porque no hay nada como imaginar para crear futuro. Es mejor perseguir un sueño que rendirse a no tenerlo y hoy el mundo necesesita muchos sueños para poder crear un futuro acorde con su evolutiva imaginación desde la tecnología hasta las más sencillas ideas que sirvan al hombre a creer en él mismo, ya que desde él surge todo lo demás.

Horizontes azules

Destacado

Cercano a nuestro entorno con la magnifica presencia de un todo incontenible a la vez que adaptable a cada uno de nosotros. Desde nuestra altura comprendemos que todo lo que existe es lo que nosotros sabemos percibir y abrazar. Ese largo vuelo de la mirada que no pone condiciones..
Dos puntos en laTierra tan distantes y sin embargo con un simbolismo casi perfecto. Despertar a todo aquello que ignoramos y que en un instante de nuestras vidas se nos abre como ventanas a la verdad.
Ahí nuestra mirada se aferra a esa plenitud perfecta e intocable que solo podemos sentir a través de la luz de su mensaje

Almas invisibles

Destacado

Inconscientemente muchas veces no creemos a esas personas que están a nuestro lado. Las hacemos invisibles y las situamos fuera de nuestras vidas sin consideración, humanidad ni tampoco respeto. Estamos tan ciegos que no nos percatamos de esa presencia incondicional que nos abraza. Y luego llegamos a tener la osadía de cebarnos con ellas. La prontitud con la que una de esas almas actúa nos hace sentirnos confusos, dado que muchos ni tan siquiera lo intentamos al mostrar ese envolvente gesto. Prendemos cortinas de humo para que no interfieran en nuestros impulsos y decisiones y así desvincularnos por completo de ellas. ¡Qué estúpida es la mente humana cuando se cree el ombligo del mundo y ni siquiera conocen el espacio que ocupan sus pies! El alma es como una alianza entre nuestra esencia como persona y lo que de ella acercamos a los demás. “No hay nada más importante para el verdadero crecimiento que darnos cuenta de que yo no soy la voz de mi mente, soy yo la voz que la escucha. Dejemos que las almas invisibles lleguen a formar parte de nuestra vida y solamente veamos en ellas la razón de hacernos más humanos.

La espera

Destacado

Ese sentimiento que nos identifica porque a todos nos gusta que al llegar alguién esté esperándonos. De manera presencial o bien de manera que sintamos que por muy lejanos que estemos sabemos lo importante que somos para alguien. Y cuando nuestros animales de compañía saben que al cerrar la puerta tras nosotros no significa que no nos verán sino que por un espacio de tiempo determinado deberán esperar nuestra llegada. A veces somos tan inconscientes al pensar que dichos seres vivos no tienen memoria y nos dan una lección que es imposible de cuestionar. Seamos frágiles ante el sentimiento que cada día encontramos en ellos y valoremos muchos de esos momentos que nos hacen desesperar porque quizás en ellos se encuentre nuestra felicidad. Ahora es tiempo de salir a disfrutar pero no por eso hay hacer de ellos ese problema frente a nuestra libertad. Siempre esperarán nuestra llegada. Seamos conscientes y no actuemos con irresponsabilidad.

¿Dónde está el límite?

Destacado

El límite se halla donde los demás pierden su libertad. Nos estamos acostumbrando a porner límites a todo aquello que nos molesta y nos hace sentirnos vulnerables. Pero ¿quién decide dónde se halla ese punto que nos separa y nos condiciona? No por tener más poder se puede decidir hasta dónde llega nuestro espacio y desde dónde los otros han de plantarse. La vida de la humanidad siempre ha estado cincecalada por límites tan adversos como incomprensibles e inhumanos. Las fronteras de la tierra son tan inmensas como el cielo cubierto de estrellas dónde ninguna de sus galaxias hacen imposible la libertad de brillar a las otras desde la vóbeda celeste marcando límites. ¿Porqué entonces en la Tierra todo es tan complejo y absurdo? Cuando la vida está amenazada por políticas desestruturadas, por las hambrunas o por la falta de ética y principios de quienes se han entronado en reinos de barro son la promesa que muchos pueblos se hacen a sí mismos de cruzar esos límites en busca de libertad. La filosofía del más fuerte no conoce de razones y menos aún de humanidad pero desde que el mundo es mundo, el hombre ha buscado un camino para realizarse y nadie debería de tener el oscuro poder de trazar límites en un planeta que es de todos.

Quizás nos hablen

Destacado

Y seguimos sin entender. Tal vez escuchen tantas cosas de las que al pasar junto a ellos ni siquiera nos percatamos de lo que nos cuestinamos. Junto a esos caminos por los que discurre el viento entre sus troncos cansados se renueva a cada instante un nuevo latir de la vida en su más maravillosa expresión. ¿Nos perdonarán algún día por nuestros comportamientos hacia ellos? No hay lugar en el planeta donde la rúbrica de esa existencia impersonal nos demuestre lo contraio. Somos los pasajeros del tiempo y en esas carreteras del mundo se verifican muchos de nuestros sinsentídos y a veces pocas de nuestras virtudes. De cada uno depende que se les repete al igual que ellos lo hacen en cada sendero y en cada camino. El hombre es bruto y sus acciones son y serán las epístolas que día a día confrontan nuestra realidad. No nos oyen, pero ¿y si lo están haciendo?. De nosotros depende que la esencia de los montes contnúe abrazándonos a todos.

De persona a persona

Destacado

No existe nada en la Tierra que no esté relacionado. Todo tiene su enlace y sin ello no cabría la posibilidad de avanzar, descubrir o relacionarnos con los demás. Pero la sociedad actual se está volviendo muy impersonal y muy individualista. Todos queremos beneficiarnos de los otros pero con la menor deuda posible. De nuestra relación con los demás depede principalmente la educación. ¿Porqué se nos educa? Se nos educa para entender las cosas de la vida y no sólo conseguir recomprensas. También para enseñar según nuestras apreciaciones y nuestra inteligencia. Muchos creen no necesitar de nada ni tampoco de nadia para establecer ese vínculo sin el cual nada fluye ni evoluciona. El egoísmo está tallando nuestra sociedad de una manera alarmante y parece que no tengamos nada que ver con ello. Sin lugar a dudas nuestra equivocada mente nos está tendiendo una trampa que tarde o temprano tendremos que esquivar ante la falta del abastecimiento personal de cada uno. Somos individuales pero a la vez dependemos de otros para continuar y seguir siendo sociedad, pais, mundo, generación. Y mientras continuemos creyéndonos absueltos de todo vínculo con los demás solamente conseguiremos apartarnos de todo y de todos. Nuestra existencia se tornaría triste y gris. ¿Cuál es nuestra relación con el mundo? ¿Es el mundo diferente de nosotros? Habría que pensar un poco en ello dado que cada vez intetamos imponernos a aquellos que no pueden llevar nuestra marcha. Si una sola piedra puede cambiar el curso de un río, un pequeño grupo puede cambiar el curso de una cultura. Y deberíamos ponernos ya a ello.

Wabi-sabi

La belleza de la imperfección. La elegante belleza de la humilde simplicidad. Esta tendencia filosófica que aprecia las imperfecciones de lo natural, así como las huellas del tiempo. Este concepto Zen nos hace ver en la imperfección todo lo creativo y maravilloso que muchas veces despreciamos o juzgamos sin conciencia. En contra ese punto real en la irrealidad del mensaje es lo que crea arte. Nada es perfecto. Nada es permanente. Nada es completo.

La imperfección es la perfección de una hermosa perspectiva

¿Qué es la sociedad?

Cada uno de nosotros somos sociedad. El mundo es lo que uno es, de manera que nuestro problema es también el problema del mundo. pero la envidia es uno de los factores más destructivos de la sociedad, y en última instancia conduce hasta la política. El mundo necesita un nuevo orden y en el momento en el cual abandonemos lo negativo surgirá lo correcto. ¿Pueden las autoridades transformar la mente humana?. Si lo permitimos si. Pero tenemos armas suficientes para hacerles frente a todo aquello que nos cuestionemos o creamos que no es legal. En ocasiones la fuerza de la opresión hace que claudiquemos en ello, pero la verdadera razón del hombre es no doblegarse ante quienes quieren sacar beneficio de nosotros a toda costa. Tenemos una inteligencia y hay que usarla, no permitir que otros decidan por nosotros. La humildad no puede cultivarse y una mente que no es humilde es incapaz de aprender. Eso que llaman “moral social” carece de todo ya que admite la codicia, la rivalidad entre las personas y sobre todo la ambición. “Todo parece imposible hasta que se hace”. Piensa, cree, sueña y atrévete. Solo una cosa vuelve a un sueño imposible, el miedo a fracasar. Recuerda siempre que tu propia resolución de triunfo es más importante que cualquier otra cosa.

Soles de hojalata

Destacado

El hombre se va creando espejismos frente a la tristeza que ahora se implanta en muchas de las circunstancias que nos son impuestas en este momento de nuestra vida. Hay que vislumbrar esos espacios de luz que a veces nos parecen tan inaccesibles y que nos hacen titubear y renunciar a ello. Pero ese factor de renuncia no es más que desorientación hacia esa claridad que está ahí, solo que hay que encontrarla. No es fácil perderse en un momento tan lleno de niebla donde todo parece no tener solución. Lo importante es ver aquello que somos y sobre todo responsabilizarnos de ese deseo de superar y trascender los muros de lo imposible. Dentro de la psicología de las emociones nos tropezamos con la más común de todas ellas “la tristeza”. Pero las emociones son necesarias para nuestro equilibrio ya que son las luces que dirigen nuestra conducta en todas las situaciones ya que son el motor de arranque para empezar una nueva realidad. Ahora nos encontramos frente a esos soles de hojalata que reflejan en cada instante nuestros propósitos de superación. Aunque sean solo de hojalata son los que hoy por hoy nos podrán ir dando luz en el camino hacia la superación. No existe el miedo cuando de verdad tenemos algo donde mirarnos para seguir. Y en estos momentos dicha representación o realidad es nuestro punto de partida.-

Una casa, un árbol, una cueva

Destacado

Parajes extraños que nos sorprenden entre la admiración y la curiosidad. Por sus canales soñaba el agua que llegada desde las cumbres y era ahí donde las mujeres venían a lavar su ropa. Quizás en aquellos tiempos, sin lavadoras ni secadoras esto era todo un acontecimiento y también un lugar para reunirse y contar sus problemas y sus sueños. La memoria del agua duerme hoy junto a las ñameras fieles testigos del tiempo y se acercan a ella para refrescarse y continuar con su camino. Este rincón del norte de Tenerife es llamado “Los Lavaderos” (El Sauzal) y por su diosincrasia diría que han sido muchos los que hasta allí han llegado para revivir el ambiente fresco y nostálgico de una época en la historia de las islas.