Ir contra corriente

Escultura de la villa olímpica de Barcelona.

De esta imágen a hoy han pasado ya 29 años. El tiempo vuela sin apenas darnos un respiro pero cuando se producen acontecimientos como éste siempre nos queda un resquicio de nostalgia para quienes pudimos disfrutar de ello. Los Juegos Olímpicos 2020 son sin lugar a dudas la pata quebrada de esta historia. No queremos renunciar a nada como siempre. Las Olimpiadas que estamos celebrando ya nos hacen ver que “vamos en contra” del tiempo, las circunstancias y los resultados. No se deja de ser campeón por el mero hecho de no poder demostrarlo. Siempre están ahí aunque no se celebren eventos y no se negocien tantas cosas que a la larga nos hagan perder mucho más de lo que hemos ganado. Ahora no era el momento. En la Olimpiadas del año 1992 España fué sin lugar a dudas la anfitriona perfecta en dicho acontecimiento. Otros países han continuado en los años sucesivos pero el año 2020 debería quedar como el año que no pudo ser y no tratar ahora de arrebatarle al tiempo la cronología de un evento bien hecho. Estamos viviendo tiempos muy convulsos y parece que razón no tiene demasiado fuelle a la hora de superarse. La historia y el tiempo marcan las pautas y el hombre debe aceptarlas, no por eso dejaremos de ser olímpicos otra vez.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s