Razones

Destacado

Su razón está ahí, el observar desde lo alto todo aquello que transcurre a sus pies. Quiere pasar desapercibido y no lo consigue porque en su conjunto suma más de un punto de fijación. Como testigos de nuestro tiempo se sienten los dueños de todo aquello que compartimos y que asu vez les hacemos partícipes. Su acción más positiva es el darse cuenta de que no es un compromiso con algo ni con alguién es una observación tanto interna como externa y en la que no existe ninguna dirección ni tampoco una respuesta. En su vivir diario está el aprendizaje que cada vez nos fascina más. Quizás en otras vidas fueron otros mundos u otras personas pero en el instante presente se nos muestran como esa razón que no necesita de respuesta. Esa cita con la vida que nos sorprende diariamente, esa belleza de las cosas que jamás gasta por mucho que las observemos. Ese saber hacia donde vamos sin olvidar de donde venimos. Ese fluir incesante entre el querer y el desear, ya que la voluntad solo es la cosa en sí.

Personalidad mana

Destacado

No nos acostumbramos a valorar el poder de las cosas más sencillas que nos rozan al pasar o simplemente cruzamos nuestra mirada con ellas. La vida anímica de las plantas va mucho más allá de esa frondosidad que nos deslumbra o la esencia que nos embriaga. En un mundo en el que las personas miramos más al suelo o quizás nos encantamos con las tecnologías más vanguardistas estamos pasando por alto demasiadas cosas que ahora, en los momentos difíciles, deseamos reconstruir a toda velocidad. La personalidad mana que toda la nauturaleza es poder hacia el hombre y nos arrollaría sin el menor respiro ante su expansión. En la sabia enseñanza que cada demostración nos hace valorar tenemos que concienciarnos que está ahí y que sin ella nada es perfecto, nada tiene sentído porque es ella misma la que nos proporciona ese sentido para vivir. No hacer de la tierra algo protegido donde solamente algunos puedan beneficiarse de ella sino protegerla y hacerla revivir cada día. Su poder es inmenso y la personal manera que tiene es la de darnos todo aquello que necesitamos. El fértil Valle de Aridane en la isla de la Palma llora hoy su desgracia pero algún día deberá volver a las manos de quienes la hicieron brotar. Esa tierra que foloreció con el dinero que enviaban los emigrantes canarios desde Caracas. Una tierra donde los palmeros fueron y son históricos defensores de la agricultura. Testigos de nuestro tiempo que hoy se ve silenciado por el rugir del volcán pero que desde las entrañas guarda el gran legado de confianza que muchos recibieron y que son los herederos de aquellos bolívares que llegaban desde Venezuela.

Nubarrones

Destacado

Los rayos del sol siempre encontrarán la salida para atravesar las nubes de la impaciencia y las sombras de la incertidumbre. Todos tenemos un equilibrio y aunque a veces se nos antoja haberlo perdido no sin embargo es lo que sucede. Los obstáculos no bloquean el camino, son el camino. Mientras que la luz se haga sobre un escenario sombrío, los nubarrones quedarán apartados por el valor de la búsqueda correcta y del renacer a nuevas esperanzas. Días de bruma y de ceniza que auyentan las esperenzas y merman los esfuerzos de quienes luchan contra las catástrofes naturales y aún así siempre quedará el resquicio para proteger un pequeño aliento. La blanca espuma festonea el mar haciendo del paisaje algo bonito y desde la costa norte de Tenerife se funden muchos deseos y esperanas frente al desafio que desde la propia naturaleza ya nos hace cómplices. El mañana volverá a y las nubes dejarán paso al cielo, testigo una vez más de la inconmensurable belleza de la propia naturaleza.

Tañídos

Destacado

Tañídos de campanas que nos alertan de muchas cosas. El lenguaje de las campanas hace revivir muchos momentos, olvidados o no, y que refulgen desde las entrañas de la cultura innata de los pueblos, de las ciudades. A veces sentirlas cercanas nos evaden de la tumultuosa vida que llevamos en las grandes ciudades y de la que no sabemos desprendernos tan facilmente. Pero con el contenido de su lenguaje podemos identificar muchas cosas, como las horas de cada día, sus cuartos o los avisos para el culto. ¿Cuántos de nosotros nos hemos parado bajo algún campanario o sencillamente las hemos tomado como guía para regresar a casa? En su tañido acompasado sorteamos cada instante nuestra manera de pensar, de hacer o de reír en algún momento importante de nuestra vida.

Tiempo de espera

Destacado

Ya no nos gusta esperar por nada. Todo tiene que ser de inmediato como si algo estuviése detrás de nosotros azuzándonos con una vara. Pero el tiempo necesita de su tiempo para poder existir y por mucho que nos pongamos a la tarea jamás se rendirá frente a nosotros. Es tiempo de espera porque la madeja de los dos últimos años vividos está enmarañada y no es posible avanzar en su camino hacia el resultado final del trabajo. Queremos saber más de todo y nos precipitamos por los conductos más oscuros e inseguros de la vida y además nos enorgullecemos de ser así. ¿Dónde queremos llegar con esa velocidad efímera que lo único que nos hace frenar un poco son las arrugas del rostro? Y además también buscamos esa eterna juventud cuando ya se ha quedado a años luz de nuestra actual realidad. Tiempo, el enemigo del hombre para todo y en todas las eras de la humanidad que nos cuestiona una y mil veces la nula capicidad que tenemos para frenarlo. Vivimos un tiempo de espera en un mundo de agitación constante contra el mismo hombre y su entorno. Ojalá todo fuese tan sencillo como apagar una vela o intentar que la curiosidad de un niño mirase hacia otro lado para no caer en las garras de lamentables y dañínos experiencias.

No dejar a nadie atrás

Destacado

Famosa expresión que está en boca de quienes tienen en sus manos todo el poder de decisión para crear un mundo igual y no tratar de hacer fortuna con el esfuerzo de muchos. Pero parece que ha gustado y mucho la sintonía de dicha frase y cada vez se va debilitando la idea principal de tal concepto. Aquí, en ésta sociedad a la que pertenecemos nos va muy bien el fingir porque cuando queremos nada nos lo impide, ni tan siquiera nuestra conciencia. «No dejar a nadie atrás» ¿qué significado tiene en realidad? La razón y la verdad salen ahuyentadas con tanta verborrea barata porque al final siempre quedarán atrás los que menos tienen. Esos a los que un día les prometían grandes bondades y una vida acomodada a cambio de un voto. ¿Pero la gente se ha olvidado ya de esas promesas o si han de ir nuevamente a las urnas actuarán de la misma manera? No me atrevo a baticinar nada ya que la mente es muy cambiante y si ello conlleva un pequeño sacrificio mejor lo dejamos como está. Y así seguiremos viendo los paseíllos mediáticos, los rifirafes entre los partidos, los insultos en el Congreso y las entrevistas monopolizadas de las cadenas de televisión. Ahora hay mucho más que hacer y no que decir porque los problemas son tan enormes que apenas sabemos como manejarlos. El «No dejar a nadie atrás» ya suena más a otros cuentos, chinos o no, pero cuentos y como tales no habrá que creérselos.

Al cobijo

Destacado

Nuestra actitud mental es la que determina principalmente la calidad de vida. Buscamos proteción a cada paso y sin embargo muchas son la veces que nos hallamos desorientados, perdidos. La gaviotas descansan bajo el sol de la tarde sobre la roca y mirando al mar. Un sonido constante que les causa veradero sosiego tras largas horas de vuelo. La espuma bulle frente a ellas haciendo remolinos que desde las profundidades nos alertan o simplemente nos distraen. Recalan ahí para sentirse arropadas mientras el azul enmarca sus silueta. Muchos reductos y muchos caminos se extienden ahora frente a ellas que recogen la nostágica sensación de otros muchos paseos sobre el mar.

Rosa fucsia

Destacado

Mientras el mundo mira al entorno que dibuja la realidad más inmediata olvidamos ver las cosas sencillas que desde tanta confusión se inclinan a nuestro paso. Buganvilla que expandes tu color rosa fucsia sobre mi mano a modo de saludo y que tantas veces he visto crecer junto a los muros de mi casa. Es envidiable el poder con que te arrojas hasta mí para darme lo mejor que tú posees, la sencillez de tu belleza.

Ambición

Destacado

Estamos constantemente atrapar todo aquello que según nuestra sociedad es lo que verdaderamente nos hace felices. El poseer a toda costa es nuestra tabla de salvación para creernos seguros y capaces y nada más alejado de la verdad. Vemos enormes fraudes cada día de quienes intetan vivir en el lujo sin tener obligaciones. Esos que dicen llamarse «ricos y multimillonarios» haciéndo la trampa y procurando que otros no los ven como los indignos que son. El vendaval informativo nos pone al descubierto miles de historias de quienes se han ido aprovechando de de esa sagacidad deforme que hace que los límites del mundo sean cada vez más marcados y las riquezas solamente favorezcan solamente a quienes más tienen. La ambición es ese deseo ardiente de poseer fortunas, fama y poder. Pero la diferencia entre ambición y codicia es que la primera funciona como el motor por el cual movemos nuestra vida y la segunda es el vicio que puede hacernos salir de la legalidad y sin embargo muchos lo hacen sin remordimiento. «En el desprecio de la ambición se encuentra uno de los principios esenciales de la felicidad sobre la tierra» (Voltaire) Porque la ambición no es ser inteligente, es estar muy enfermo.

Verde infinito

Destacado

Curiosamente me he tropezado una vez más con el verde infinito del Jardín Botánico del Puerto de la Cruz. Sin más, se ha presentado ante mí como la revelación de esa mieada ausente que todo lo ve y ese destello del verde infinito de su presencia. El helecho gigante que a primera vista me cautivo es el comienzo de toda una serie de rincones llenos de pacífica naturaleza. Tras ese verdor no se escucha al hombre sino a los pájaros que habitan en sus ramas y entre los paseos algunas flores se ruborizan con nuestra presencia.

Sumergida en el túnel del tiempo encontré el eco de sus nombres y la fragancia de sus pétalos. Aún así el verde resultó mucho más atrayente a mis ojos, como si fuese la primera vez.

Al final del paseo quedó tras de mi la sintonía de aquel verde infinito que causa tanta admiración.

Luna Nueva en Libra

Destacado

Sobre nuestras cabezas la luna salta cada noche envolviendo nuestro sueño y canalizando nuestro futuro. Estar bajo su influencia es sin lugar a dudas una enorme bendición. Siendo la Luna Nueva la que anoche se asomaba a nuestra ventana trayendo de su fría mano la balanza del equilibrio y el poder de responsabilidad del signo de Libra y que nos condicionaba aún más a ser prudentes, intuitivos a la vez que profundos y soñadores. Pero esa luna que se mece sobre nuestras cabezas es también la responsable de todo el misterio que su luz emana y su mirada rebela. Recuerdo entonces al mirarla que un día leí con entusiasmo el libro «Lo que vió la luna» y créanme me sorprendió. Desde ese momento intuyo cada noche que mis pensamientos fluyen entre las páginas de aquellas historias haciéndome protagonista en primera plana de ese embrujo inenarrable que en su silencio me habla.

1970

Destacado

Octubre de 1970 marca un antes y un después para quienes a diario se colocan en el camino que se abre frente a ellos. Y así se conforman nuevas ilusiones y los verdaderos proyectos que hasta ese día permanecían en silencio. El camino es largo pero no incierto ya que siempre tenemos ese referente que a modo de brújula sigue marcándonos la dirección. 1970 un año más para muchos y un paso más para los que estábamos frente a la línea de partida en esa nueva etapa. El sendero se expande junto a las extensiones de plataneras en esta isla del Teide que hoy por hoy se nos antoja ya bien distante pero sin lugar a dudas no es distinto. El arrullo del mar se escucha en la lejanía de la costa de Martiánez pero su brisa caprichosa me devuelve los ecos de aquellas pisadas. Dicen que el tiempo todo lo cura pero a su vez no se olvida de los trotamundos, de los artistas ni tampoco de los poetas. Ahora el tiempo es de ellos a pesar de la distancia en horas, meses y años que nos separan. En aquel octubre de 1970 descubrí el sendero de mi viaje en solitario.

Orden

Imagen

El orden es la propiedad que emerge y en el que varios sistemas abiertos y de origen aislado llegan a interactuar por coincidencia en el espacio y en el tiempo. Hay un orden natural para todo aquello que nos rodea y sin embargo son muchas las veces que el hombre intenta alterarlo a su conveniencia. Todo pasa factura y contra ello no hay juicios ni tampoco venganzas, únicamente existe la convicción de que no todo lo podemos controlar. La naturaleza parace enfuerecerse y nos pone a prueba. Es cruel y dañina y hasta no la llegamos a entender, pero siempre la hemos de respetar. La armonía de todo lo vivo está ahí en ese anfiteatro desde el cual observamos a distancia comprendiendo que formamos parte de ella pero no somos sus dueños. Sobre el agua cristalina de este estanque la vida transcurre felíz para esos patos. Nada les perturba ya que tiene todo lo que necesitan. En otro lugar las fauces del volcán escupe toda su rabia y nos amedrenta. El equilibrio es lo que hace que el mundo, la naturaleza, se nos muestre como es y jamás que el hombre haga de ella la razón de sus victorias.

Octubre

Destacado

Redondeando el contorno de la luna nueva de Octubre el paisaje parece estremecerse con las brumas de la mañana y sus prontos ocasos. El silbar del viento ya va dejando paso al crugir de la hojarasca mientras los ciervos y las demas criaturas buscan cobijo frente al ya próximo invierno. Pero Octubre es especial. Desde su silla de verdes hojas que ya pinta dorados destellos y en la que muchos se refugian para poner en hora los relojes de este tiempo nuevo que se avecina. Mes de cruzar el umbral de la puerta y situarse ahí, frente a un proyecto de vida más ambicioso y consciente. La mente se vacía en ese silencio que lo dice todo porque todo lo creíble es una imagen de la verdad. «El pájaro, un niño. La araña, una tela. El hombre, la amistad«. (W. Blake)