La pasión de comprender

¿Estamos capacitados para comprender las cosas que a menudo se nos cruzan en el camino? Comprender no es fácil pero a la ver es muy sencillo. Solo tenemos que intentar no buscar el porqué de las cosas. En algunos casos existe ese porqué y aún así nos cuesta convencernos de su respuesta porque estamos demasiado concienciados, encajonados en nuestra manera de querer ver y no de ver lo que es.¿Cuántas cosas nos perdemos por esa manera de observar sin ver? La vida está formada de instantes minúsculos que pasan desapercibidos y cuando hayan cruzado el umbral de nuestra mirada tienden a desaparecer. Una fachada que al mirarla nos traslada a algún lugar en concreto. Son tantas las cosas que rubrican esa pared blanca con sus balcones en verde y sus ventanas cerradas. Hay vida en ella y tras las cortinas hasta podríamos crear un ambiente familiar. Sus macetas colgadas nos dan la opción de creer que se ama la naturaleza y bajo de ellas las ramas redondeadas de algún arbol de la calle que acompaña el diario ir y venir de las gentes que gustan de vivir la pasión de comprender.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s