Universos

Destacado

Para vivir con un ser vivo el espíritu también tiene que estar vivo. ¿Has intentado vivir alguna vez contigo mismo? Nos vamos alejando considerablemente de nosotros mismos porque ya casi ni nos conocemos. Somos el producto de un entorno que hemos hecho nuestro pero que renegamos a su vez de en lo que se está convirtiendo. El orden es la esencia misma del universo, el orden del nacimiento y también el de la muerte y sin embargo nos sentimos atrapados en nuestro propio orden sin sentido y que cada vez nos confunde más. Buscamos las respuestas, aún sabiéndolas, porque no nos gusta lo que vemos en ellas. No nos sentimos complacidos porque siempre esperamos más. El universo es como un oceáno en equilibrio perfecto y todo transcurre en sus tiempos y no cuando nosotros queremos que ocurra. Para vivir con nosotros mismos deberemos comenzar por entender lo que el ahora nos comunica. Si llegamos a él ya estaremos en el infinito.