Actitudes presentes

Destacado

Lo que somos ahora no es lo mismo que éramos hace un rato. Quizás nos parezca que el tiempo corre demasiado deprisa y sin embargo nos aletargamos dejando pasar miles de cosas que tal vez nos harían la vida más fácil y alegre. Pero seguimos ensimismado en ese tiempo que nos atrapa y nos daña de manera increíble menguando nuestra capacidad de asombro frente a cuadros como ese o aventuras creadas y diseñadas para nosotros. Qué alejados vamos de esas actitudes presentes que se encadenan entre nuestros días y no podemos ni alcanzarlas. El hoy es mágico pero el mañana tal vez lo será más si aprovechamos el mensaje del tiempo, la sensibilidad, la curiosidad y todo aquello que lo conforma y que muy pocas veces sabemos traducir a los hechos. Todo depende de que el ahora sea bien aprovechado y el mañana constituya el marco idóneo donde guardar nuestro mágico recuerdo.

Demarcar

Destacado

Igual que el océano va demarcando la costa muchas de nuestras maneras de ser se van delineando con todo aquello que buscamos o hacemos. La vida está diseñada por la demarcación de nuestras actitudes, tanto con las personas como con la naturaleza. Estamos hechos de esa fuerza que nos conforma y nos condiciona en numeroso episodios de nuestra existencia y sin embargo jamás perdemos la esencia misma de nuestra manera de ser individual. Sin principio ni fin el mar rehúye a ser condicionado en su expansión y ubicuidad, lo mismo que la naturaleza humana que siempre trata de ser libre en su existencia haciendo de ésta la razón misma de mostrase al mundo. Por muchos diques que pongamos al mar éste seguirá su curso sin remisión porque su camino es infranqueable y su condiciíon es insustituible frente al hombre y las barreras. Querer demarcar todo aquello que es imposible sería como intentar fragmentar al universo o el crecimiento de un ser vivo. Todo fluye en la sincronía natural de las cosas y por mucho que el hombre quiera ejercer su voluntad de dominio nunca podrá conseguirlo.