Luces y sombras

Bajo la espesa manta que cubre nuestra existencia existen numerosos puntos de luz que diseñan nuestros caminos. Hoy la civilización se halla en una confusión tal que arremete contra todo eso que le es dado y sin embargo siempre ambiciona más. No por eso nuestras intuiciones carecen de fuerza y mientras unos deambulan por caminos estrechos otros extienden sus brazos hasta alcanzar los dos puntos que le proporcionan la estabilidad necesaria para seguir adelante. Miramos al cielo y sólo vemos puntos de luz en la noche y sin embargo recibimos lo incuestionable de todos ellos. Debemos tanto al universo que jamás podríamos equipararnos a él por tanta bondad. Pero estamos tan distantes que apenas podemos percibirlo mientras que es el universo mismo quién está, ha estado y seguirá a nuestro lado. Avanzamos de una manera tan incontrolada mediante la tecnología que permanecemos en estado de asombro constante a la vez que impresionados por todo aquello que podemos lograr. Más esa sensación de poder no es ni un ápice de lo que el hombre, con su inteligencia e intuición podría conseguir sin apenas esfuerzo. Luces y sombras, igual que el cielo y el mar. Que el día y la noche y todo aquello que nos parece extraño pero que hemos ido creando poco a poco con nuestra vulnerabilidad frente al desafío del hombre ante su propio destino. De vez en cuando hay mirar hacia el universo y saber que estamos aquí y que le debemos tanto que no habrán días para contarlo. La sombra de su luz es infinita al unísono que su magnificencia es impredecible.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s