Comienzo

¿Estamos seguros en dónde nos hallamos? O tal vez ese dónde sea el lugar en el que queremos estar. El hombre es la medida de las cosas que concientiza.¿ Terminamos un ciclo vital o por el contrario estamos provocando el final de algo que queremos hacer nuestro? En todo comienzo hay un primer paso no te lleva a dónde quieres ir, pero te saca de dónde estás. La vida es como una partída de fútbol, no termina mientras el árbitro haga sonar la señal. Vamos atravesando un camino que sin lugar a dudas no nos está llevando a un lugar seguro mientras muchos intenten poner barreras ajustads a sus propios intereses y arrancando de las manos esas propiedades privadas que al hombre le hacen vivir dignamente. Todos son slogans y frases superrepetidas para crear confusión y adición a temas que por su calado son terriblemente perjuciciales en la sociedad que vivimos. Nadie quiere a nadie aunque entre sonrisas soterradas y palmaditas en la espalda tratan de convencer y adquirir esa confianza que jamás la veremos brotar. Nadie busca el bienestar de nadie sin antes haberle sometido a toda clase de vejaciones morales, económicas y de tan escaso valor humano que terminan por diluirse. Nunca es tarde para comenzar de nuevo y la sociedad tiene que darse cuenta de ello y no permitir que nadie le arrebate lo que posee. Los errores son los grandes maestros que siempre nos nutren y debemos aprender de ellos. La manupulación y el narcisismo están haciendo de esta sociedad la meca de unos valores carentes de contenido y deformes de progreso. El comienzo y el final son relativos y toda realidad tiene sus ciclos. Hemos llegado a esa primera frontera que nos frena y sin embargo no hacemos nada por saltarla. Todo nos confunde bajo esas imposiciones, esos miedos y sobretodo esa infravolación de nuestros potenciales como personas. Lao-Tsé dijo: «Lo que la oruga llama final el resto del mundo lo llama mariposa». Olvidemos esos pesados equipajes del pasado que llevamos a cuestas y comencemos por hacer unos nuevos, porque sin lugar a dudas de las sabias elecciones de muchas personas nacen los puentes para un nuevo comienzo. Termino; «Y yo que soy amigo de la vida opino que las mariposas, las pompas de jabón y los hombres de naturaleza afín son los que mejor conocen la felicidad». (Nietzche)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s