Mis flores, mi jardín

Destacado

Quisistes alcanzar todas esas emociones que sólo tus ojos descubrían, pero también te has llevado las cicatrices que hacen que nuestra existencia sea el lugar perfecto para «vivir». Dejaste tus huellas en cada rincón, en cada pensamiento y en cada uno de quienes disfrutamos con tenerte ¿Dónde te has ido? Tras despedirte del mar de Noja y de las flores de tu jardín has volado muy lejos dejando en nosotros tu ausencia pero llenándonos cada día con tu recuerdo. ¡Hasta siempre amigo! Foto cedida por Fabián, su incondicional amo.