Trenes de la abundancia

Nos sumergimos a diario en las encuestas y los gráficos que nos muestran la frágil realidad en la que se halla el mundo frente a las grandes potencias y a las luchas de poder que ocasionan más pobreza, menos capacidad de resurgir de la sociedad. Los trenes de la abundancia navegan felices por todo el mundo sin apearse en ninguna de esas estaciones sin nombre donde la pobreza, la guerra y el hambre han hecho de ellos sus latifundios empresariales. ¿De qué sirve entonces concienciar al resto del mundo de que hay que buscar soluciones? Los mismos que destruyen y penalizan a los países pobres son los que claman a los cuatro vientos un cambio. ¿En qué se ha convertido todo este monopolío de haberes si hemos rechazado la vida de muchas personas escuchando que la población mundial está desbordada? No somos jueces para este castigo tan enorme y que hoy por hoy necesitaríamos el doble de leyes, el triple de penas y el rechazo unánime a aquellos que a hurtadillas tratan de alistarse bajo sus mandos para salir bien favorecidos. ¿Está la humanidad preparada o concienciada para entener todo esto, o por el contrario ya nos estamos haciendo accionistas de esa red en la que el más fuerte siempre creerá que no hay enemigo chico? Habrá que mirarlo con detenimiento porque en esta multinacional el que limpia la escalera puede ser el que tenga la llave y la solución.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s