Herencia

Acuarela de Juan Mezquita (El pájaro de la ilusión) a su nieta.

Acuarela de Juan Mezquita (El pájaro de la ilusión) a su nieta./HANAH VALENTÍN

Los padres transmiten las virtudes que encarnan con sus vidas, no las que detallan con explicaciones”.  Cuando recibimos algo de otra persona, ya sea por vía familiar o cultural, es en cierto modo un compromiso que adquirimos con esa persona o ente. A lo largo de la historia hemos recibidos legados grandiosos y también otros que nos han traído más de un quebradero de cabeza. Lo cierto es que a pesar de todo es nuestra actitud la que debe prevalecer a la hora de actuar frente a ello. Hay situaciones en la vida en las que la verdad y la sencillez forman la mejor de las parejas y por tanto deberíamos aferrarnos a ellas como talismán. Descubrir que la armonía es mucho más valiosa que el equilibrio y recuperar esa niñez dormida conseguiremos descifrar el mensaje metafórico de los hechos con conforman el legado que ahora tenemos. Aceptar y disfrutar lo diferente en lugar de sentirlo como amenaza y adaptarnos a los cambios par alejarnos del automatismo y la rutina. Cuando recibimos algo de otros es el momento de sumergirse en su mensaje, en su sentimiento y sobre todo en su deseo. Hacer que la luz brille y darlo a conocer, hacer girar al mundo sin conquistarlo pero dejándonos conformar no dejando más huella que la del último paso.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s