Acerca de HANAH VALENTÍN

Escritora.

Más allá del ocaso

Destacado

«Suerte es lo que uno no padece« y tardamos tiempo en darnos cuenta. Aquel que mira hacia fuera duerme, pero el que mira hacia dentro despierta. El conocimiento de nuestra propia oscuridad es el mejor método para hacer frente a las tinieblas de otras personas. Pero ¿qué nos encontramos detrás de cada ocaso?. El despertar. La grandeza en todo su concepto de ese estado de superioridad. Eso que llamamos diferente y profundo y a lo que únicamente llegamos si sabemos ver. Padecer no alberga posibilidades si nos aferramos a ello y no intentamos separar las cortinas que nos impiden salir del pozo al que hemos caído. La vida podríamos definirla como ese estado en el que el cuerpo está a pesar del constante cambio de la materia. Y es ahí donde encontramos más allá del ocaso la líneas rectas de nuestro propio despertar. La vida no es sólo para pasarla, es para alcanzar un lugar que está dentro de tí.

Antes

Destacado

Antes exisitió un aroma de mar que aún recuerdo. Pero ese mar es quizás el mismo que balanceó muchas de mis ilusiones. Ahora mis ilusiones no son las mismas de aquellas tardes en la bahía porque todo aquello cambió de pintor. La blanca y espesa espuma de ese mar todavía me sorprende cuando el mes de julio interpreta muchas de mis fantasías aunque desde muy lejano me hacía cómplice de su danza y hermana de sus juegos. Antes, cuando todo se nos revelaba de manera transparente abrazábamos al mes de julio con devoción. Explendor de sus mañanas y tardes de paseo que se avecinaban a un verano bien distinto a los de hoy. La sal que todavía siento en mis manos transporta mi mente al chapoteo de mis sandalias de goma sobre la arena de la playa. A sentir el roce cálido sobre mi cara de la brisa y a buscar ese encuentro con aquellos que más has querido. Antes había más fantasía y mucha más ilusión que nos hacia ir de prisa hacia ese mar, esa montaña o simplemente una tarde en el parque comiendo helados.Hoy la vista se expande frente a la bahía y a veces creo revivir pinceladas de aquellos momentos. Respira, siente y más que nunca sueña porque es lo verdaderamente importante y que no caduca con el tiempo.

Crisis de valores

Destacado

Nos encontramos frente a una crisis de valores sin precedentes donde la vida vale bien poco y el egoísmo se nutre de hacer víctimas a quienes menos tienen. Todo vale por el poder y la sumisión de los pueblos y de todo aquello que necesitamos destrozar para atesorarlo. Una crisis de valores no es una ausencia de los mismos sino una falta de orientación de cómo afrontar la realidad y el futuro y con qué valores hacerlo. El ser humano espera todo de la sociedad, quedando fuera el esfuerzo personal, y todo aquello que la sociedad misma genera no son valores universales y positivos sino un enorme vacío existencial. Siempre se ha aprovechado la parte positiva de las crisis porque de ellas surgen nuevas oportunidades de cambio, de progreso y sobre todo de reconocer todo aquello que uno quiere, siente o está dispuesto a arriesgar. Un saber situarse en el mundo y no a costa de él porque estaríamos como al principio, carentes de todo estímulo frente a nuevas posibilidades. Los imperativos morales podrían ser nuestro acicate a la hora de emprender nuevos proyectos ya que el imperativo es un fin en sí mismo y no un medio para logar algo determinado. Crear cordones de aislamiento hacia quienes están aislados por razones de guerra, hambre, enfermedad no tiene cabida en esta misión. El imperativo moral es aquel que una persona se impone voluntariamente para llegar a mirar al mundo como una cuestión de prioridad inmetidiata y no espera a que nadie justifique la inacción.

Sintonía y tradición

Destacado

La Villa de la Orotava está de fiesta. La tradición inunda sus calles y la sintonía de su esencia la hace ser una vez más singular. Las costumbres hacen a los pueblos y sus gentes son los encargados de preservarlas para siempre. Un pueblo sin tradición ni costumbres es un pueblo muerto ya que toda su riqueza se ha ido destruyendo paulatinamente y sus gentes distan ya a kilómetros de distancia. Se habla mucho de la España vaciada y somos nosotros los que las estamos dejando así. El dinero y la inversión se destina a los grandes, que como feroces fieras hambrientas tratan de ahogar a esos pueblos que han sido, son y seguirán siendo la cuna de las civilizaciones. Nos estamos quedando sin ellos y es ahora cuando algunas miradas se vuelven atrás. Las grandes ciudades son como laberintos dónde parece que todos caben y sin embargo no hay lugar para tantos. ¿Qué será de ellos? Cuándo el poder adquisitivo de muchos merme de tal manera que deseen reconstruir un pasado ya extinguido y en el que solamente duermen los recuerdos ya nada será igual.

Ayer celebramos la fiesta y contemplamos sus casas engalanadas para la romería y el baile de magos. Sus fachadas lucen entre el colorido de sus cintas, sus capas de maga, los cestos de la comida y la ilusión contenida hasta que las carretas serpenteen por sus calles con la sintonía de las canciones y el encuentro de los amigos. Mirar atrás es bonito cuándo se ha conservado el legado de una tradición que lucha por no borrar la huella quienes la hacen posible; el pueblo.

El bosque sentido

Destacado

Sentir el bosque no es tarea fácil ya que no todos estamos preparados para ello. Existen infinitas maneras de encontrar esos caminos que nos invitan a su decubrimiento pero algunos de ellos no serán los verdaderos. Hemos escuchado a lo largo de nuestras vidas historias maravillosas de bosques. Unos encantados otros por el contario no, pero siempre podemos hacernos la pregunta ¿qué mistero encierra cada uno de ellos? Nunca lo sabremos entramos en él sin respero y sin esacucha. Haciéndo de cada uno de nuestros pasos una victoria y creyendo que allí podemos ser los dueños y señores. Nada más erróneo y que por desgracia los humanos lo llevamos siempre a cabo. Cuántas veces encontramos basuras en ellos y se nos ponen los pelos de punta sólo de pensar de que alguién como nosotros es tan ruín. El bosque sentído siempre espera nuestra visita para convertirse en nuestro anfitrión más exquisito proporcionándonos sus mejores paisajes, sus rincones favoritos o su frescura incesante. Sentir es la más bella expresión de lo humano y hacerse cómplice con ella siempre nos va a procurar esa experiencia que no necesita de palabras porque en cada uno de sus sonidos está el conjunto de toda esa maravilla.

El callado lenguaje de las sombras

Destacado

¿Qué hay detrás de ellas? Nos sorpreden y también nos hacen ser temerosos porque no les vemos realmente la cara. Mucho más allá de todo ello encontramos su mensaje. A veces atronador y otras sin embargo cálido y conciso. ¿Pero cuál es realmente su lenguaje? Si nos paramos a contemplarlas con actitud positiva seguro que encontraremos su verdadero significado. Desde el silencio y la oscuridad podemos conciliar esa apertura hacia la verdad sin apenas darnos cuenta. Porque el silencio habla y las sombras también a pesar de presentarse en forma de misterio. La sombra de un mar casi sin luz se estremece cuando el sol se abre paso entre las nubes para hacernos notar su presencia. Abajo el profundo océano gana batallas a la luz envuelto en su sombra gris. Todo acontece en un momento porque el recorrido está a punto de finalizar y los ojos de ese cielo cerrarán sus párpados a la noche. No hay miedo sólo quietud y prudencia para no despertar ese embrujo que se ha adueñado de la tarde en el norte de la isla, bajo mi ojo avizor.

Sensación de estar vivo

Destacado

Hoy nos podemos sorprender de muy poco y aún así siempre existe esa interrogante que nos incita a buscar mucho más allá de lo que está a nuestro alcance. Mirra, esa sustancia pegagosa de algunas plantas que tiene un olor muy agradable y se utiliza para hacer ferfumes.Cuando el aroma de algunas cosas llega a penetrar nuestos sentídos viajamos en el tiempo y nos confundimos con él. Igual que la existencia, la vida misma es esencia y es perfume. Es concentración y también legado porque en cada uno de ellos está el sello de su singularidad. Cada persona tiene un perfume innato y cada secuencia de la vida también lo lleva impuesto. Recordar y saborear es condición humana porque el hombre se enriquece de todo lo que está a nuestro alcance y sin embargo lo percibimos en la distancia. Los aromas son como las teclas de un piano inmenso que llegan hasta los sentídos más profundos y que a través de ellos reivindicamos nuestra sensación de estar vivos.

Recurrente

Destacado

Recurrente es la manera de pensar de aquellos que sin tener los pies en el suelo intentan hacer encaje de bolillos para salir de las contiendas más inesperadas. Pero esta manera de actuar reivinca que el «homo sapiens» está creándose un entorno en el cuál ya nada le afecta. Nos acostumbramos, eso sí, a las situaciones más difíciles pero no sabemos plantar cara frente a los altibajos de cada una de nuestras actuaciones. A un lado lo rual que se está poniendo muy de moda frente al caos mundial que ya viene arrollando todo a su paso. ¿Quién nos diría que a estas alturas nos iba a importar otra vez sacar a las vacas a pastar, plantar hectáreas de campos de girasoles o de colza y si vamos un poco apurados hasta dedicarnos al reciclaje sin fin de todo aquello que almacenamos en nuestras casas y ahora nos puede sacar de algún apuro económico? Nunca se sabe lo que nos vamos a encontrar en esta vida. Ya lo decía la mamá de Forest Gump: «La vida es como una caja de bombones, nunca sabemos cuál nos va a tocar». Ahora necesitamos sin duda ser recurrentes y no perder la cabeza. Lo demás ya viene por añadidura. Habrá que concienciernos y ser un poquito más decisivos a la hora de elegir porque no es oro todo lo que reluce y menos todavía a sabiendas de que los que nos engañan nunca serán capaces de lidiar con el rebaño.

Amigo

Destacado

«Las grandes almas son como las nubes, recogen para verter». Un amigo es como un amor capaz de durar toda la vida, alguién a quién el azar pone en nuestro camino y por elección mutua sigue a nuestro lado. A pesar de la distancia y del tiempo en el que no le veamos está ahí siempre. La relación que nos une se basa en un contrato sin condiciones para acompañar sin empujar. Un día escuché al amigo cuando me dijo que todo lo que recibía era para ofrecerlo a los demás y sin dudarlo me comprometí con él porque sabia que el tiempo y la distancia habían coincidido en ese momento. Su amistad sigue junto a mi igual que ese pájaro que observo cada mañana frente en mi ventana. Esas grandes almas que recogen para verter y sin embargo a pesar del tiempo y la distancia estarán indefinidamente a nuestro lado.

Andariego

Destacado

No es fácil andar el camino cuando los obstáculos se interponen, únicamente el deseo de hacerlo, de descubrir y de encontrar se convierte en el bastón que nos ayuda a ser constantes. Cuando estamos presentes el mundo está verdaderamente vivo. Darnos cuenta de que lo esencial es invisible a los ojos y si en algún momento hemos construido castillos en el aire no tienen porqué perderse. Es el momento de poner los cimientos debajo. No hemos dejar que un sólo día sea igual al anterior porque todos los días son diferentes. Igual que los caminos cuando nos echamos a andar, ninguna curva es idéntica ni tampoco las piedras que tenemos que evitar de la misma manera. Presta atención a todos los momentos porque la oportunidad «ese instante mágico» está a nuestro alcance. ¡Tengo un día, si lo sé aprovechar tengo un tesoro! El verdadero camino es aquel que el andariego conoce y hace suyo desde el primer paso porque el aunténtico viaje es aquel que culmina con la transformación de alguién en la mejor versión de sí mismo. Los árboles, el bosque y el mar son las asignaturas pendientes para una educación de futuro que apueste por la vida.

Sentido y dirección

Destacado

El sentído marca la dirección y una dirección es mucho más que un resultado. No siempre aprendemos a caminar en el sentído correcto. Bien por influencia exterior o simplemente porque es más cómo actuar así. Pronto comenzarán los problemas ya que nos iremos dando de narices con los demás. No todos pensamos igual pero no por eso nuestro énfasis en vencer nos hace concebir que hemos convencido con nuestra manera de actuar. Se han perdido y aún se van perdiendo direcciones correctas por el mero hecho de salirse con la suya. Nada más alejado de realidad se cuece a diario entre los pasillos gubernamentales, en las sedes de las grandes finanzas internacionales y por desgracia en los salones de pleno de los ayuntamientos que inician sus trayectorias sabiendo que el sentído y la dirección de cada uno de sus proyectos estará siempre encarado a su propio bienestar. Esos latifundios mediocres donde se grita más que se habla, se insulta más que se respeta y sobre todo se miente más que se hace. El sentído y la dirección de este planeta está en manos de muchos que no saben, no quieren y no sienten. El mundo en sus manos es el peligro que nos acecha y nos consume porque en definititva hacen de lo nuestro sus apetencias diarias. El resultado lo vemos y apenas nos movemos de la silla. ¿Cuándo reaccionará el mundo? Nos va la tumbona, las vacaciones y el último coche híbrido para darle por las narices al vecino. Así no llegaremos ni tan siquiera a la esquina y ya estamos a punto de doblarla.

Lengua del mar

Destacado

La lengua del mar intenta hacerse con el sabor a tierra que le rodea. Como un león hambriento quiere llegar como sea mientras la espuma blanca ruborizada pespuntea los márgenes de la costa de Los Silos. Un enclave que nos dice de historias y nos aconseja de proyectos futuros. Dejar atrás el vaivén del agua que arremete contra la roca reivindica una vez más el poder que el mar tiene sobre nosotros. Tardes tranquilas de paseos sosegados bajo la atenta mirada de un sol ya poniente que dibuja entre la brisa el susurro de la plácida presencia de una tarde que se va. Volver a encontrarnos de nuevo con él será como el recuerdo de hacer firme nuestra promesa y compromiso. Somos parte de ese rincón que aquella tarde nos animó a andar en su sendero bordeando el mar y mientras le observemos nos haremos partícipes de su misterio. Igual que la vida que nos compromete y nos conduce únicamente por una cosa; nuestra razón der ser. Lo demás todo es adorno y volatilidad que se diluye sin dejar rastro y sin cincelar experiencias. Vale la pena hacernos partícipes de dicha sensación. Y la lengua del mar de Los Silos nos acompañó una vez en este grato paseo.

Saciar la sed

Destacado

Estamos metídos en esa espiral que siempre nos remite al «cambio climático» y tratamos de encontrar la solución idónea para intentar paliar las consecuencia de nuestra conducta frente a la naturaleza. Nefasta es la palabra que la identifica y por tal motivo nos va a costar un tanto llegar a estabilizar su deterioro. Nos ofuscamos en otras cuestiones y ponemos en peligro lo que realmente es importante, la vida, las condiciones y sobre todo nuestra manera de afrontar ese futuro tan incierto que cada día nos tiene más atrapados. Saciar la sed. La del sol, la de las montañas, la de los campos. Tarea difícil que no somos lo suficientemente responsables de hacer. La fuente mira al cielo abriéndose paso entre las copas de los árboles. Igual que si intentara robarle al sol su magnífica presencia a la vez que le ofrece la frescura de sus aguas. Hemos de buscar a través de los nubarrones de la vida ese resplandor que existe, hasta en los momentos más complicados, y saciar nuestra sed no con venganzas sino con la ilusión de porder estar frente a ese sol cada mañana. Sólo así el cambio será posible.

Aromas del Teide

Destacado

En estos día de mayo la floración es intensa en todos los rincones de la isla, pero sin lugar a dudas en las altas planicies se eleva mucho más esos aromas a tierra, dulzor y retamas. Las abejas ya se disputan los brotes más suculentos porque la naturaleza no tiene secretos para nadie y nos muestra su cara transparente cada vez que la contemplamos. Junto a los pinos canarios que se balancean dejando tras de si el sonido de su voz enmedio del silencio nos atrevemos a decir que la verdad de todo está ahí, en lo más simple a la vez que lo más elaborado. Lienzos de olor y bocanadas de fresca abundancia se despliegan a los pies del Gigante que observa y asiente. Que enamora a la vez que da miedo por su magestuosidad. Querer elaborar un cuadro con estos matices nos llevaría demasiado tiempo, justo hasta la puesta del sol. Mañana será completamente distinto aunque los pinzones azules, las retamas y las violetas no estarán esperando como siempre.

Contadores de estrellas

Destacado

Se suele decir que «un sabio» es aquel que constantemente se maravilla. Pero los contadores de estrellas contemplan a diario las maravillas que el cielo escribe para nosotros. Izaña es un enclave situado muy cerca del Teide y desde allí sus poderosos telescopios desmenuzan el universo y las constelaciones cada noche. Contar estrellas nos abre las puertas a mundos que jamás podemos imaginar que existen y sin embargo nos miran desde arriba. ¿Qué sería la vida si no tuviéramos que intentar algo? Establecer contacto con la naturaleza y el cosmos hace que la vida sea más hermosa. Los pasillos del universo están diseñados para cada uno de nosotros aunque nos sintamos perdidos frente a sus estelas de luz. Porque el mundo está en manos de aquellos que tiene el coraje de soñar y correr el riesgo de vivir sus sueños.

Sin juzgar ni evaluar

Destacado

Cuando quieras hacer algo hazlo, no esperes hasta que las circunstancias te parezcan favorables. Un hombre que decide hacer algo sin pensar en otra cosa supera todos los obstáculos. Todo tiene su porqué y la razón de ser pero eso no debe obsesionarnos porque si realmente decidimos no juzgamos ni evaluamos, solamente hacemos. Frente a la bonita plaza situada junto al mar, es su razón de ser y por tanto muestra su planta y lo que ella quiere decirnos. No juzguemos solo en su apariencia porque nos veremos absorvidos por toda una serie de condicionamientos confusos frente a la sencillez de su mensaje. Cómo no, el verde de sus pequeños árboles y el banco de piedra en el que muchas veces hemos descansado ponen un punto a la instantánea natural de dicho rincón.He dicho al comienzo que se halla junto al mar, con la espalda protegida por la montaña y la muestra permanente de un ayer que no necesita ser juzgado ni evaluado, únicamente es.Y eso que no he contado ni la mitad de lo que ví.

Ética

Destacado

«La ética no es otra cosa que la reverencia a la vida». La filosofía moral es la rama de la filosofía que estudia la conducta humana. Correcto o incorrecto, esa es la cuestión. Sus orígenes se remontan a la filosofía de la Antígua Grecia y su desarrollo a lo largo de la historia nos da a entender las conductas de la vida humana. Aquellos que alejan sus decisones a los compromisos mismos que en la concepción valorativa de la vida en términos de lo que es bueno, obligatorio y justo. La ética nos brinda toda una serie de herramientas que nos permiten reflexionar sobre los valores de la democracia, la libertad, la igualdad y la tolerancia. Pero todo ello está cayendo en pozos sin fondos desde los que no hay cabida alguna y desde donde la humanidad se está propiciando un final demasiado gris. El respeto a la Constitución y a las Leyes queda relegado solo al favoritismo y la posesión. Sin tener en cuenta que no somos nadie sin los demás aunque nos empeñemos en creernos invencibles. La idiotez humana está llegando a límites que si no somos capaces de verlo por nuestros propios ojos nos quedaremos ciegos para siempre. Los puentes fueron construidos para procurar soluciones. Hoy solamente los contemplamos como un pasado que existió. Cosa mala es creer en que la vida que vale la pena vivir implica riesgos, evadirnos de la segura cárcel de lo que siempre fué saltándose el guión que otros escribieron para nosotros no nos hace invencibles, nos hace inconscientes y frágiles.

Enriquecerse

Destacado

El deporte de la humanidad es enriquecerse como sea. Ahora bien, no todos están por esa labor ya que muchos tratan de disfrutar de su trabajo sin procurarle un daño a los demás. Pero en este mundo donde la críptomonedas, los paraísos fiscales y la exhuberante demostración de poder está supurando por todas partes. Ya no existe el decoro al poder beneficiarse del mal ajeno y en virtud de aquel descalabro que sufríó la sociedad española en los momentos más duros de la pandemia nadie se cortó un pelo en hacer negocio del árbol caído. La picaresca se ha instalado en esta sociedad con muy pocos principios y no demasiados actos de humanidad. Todo lleva la coletilla de cómo sacar provecho de todo.Hemos ido gestando unos valores basados en el poder y todo evoluciona alrededor del mismo. Las guerras ya se alimentan de lo que les estamos proporcionando con nuestros negocios de armas y con todo aquello que pueda aportar beneficios. No se tiene en cuenta el daño a las personas, a las ciudades, a la vida en general y a todo aquello que nos pertenece, nos nutre y nos da equilibrio y progreso. ¡Qué ciego se está quedando el mundo frente a tanta maldad porque es incapaz de reaccionar frente al daño y a la exclusión social que le amenaza! Enriquecerse de ese modo no quiere decir crearte un imperio económico dónde no haya cabida para nadie más que tú, porque aunque estás cubierto de oro el frío metal te hará un náufrago de tu propia fortuna.

Día de la rosa

Destacado

La rosa de té nace en el Himalaya y aún así poco la conocemos. A pocas horas de celebrar el día de la rosa (el 23 de abril) no estaría de más encontrarnos con esos ejemplares tan diversos a la vez que únicos,dónde la belleza se hermana con la fragancia de algo tan sutil. Un ramo de rosas es un detalle pero una sóla de ellas es una demostración de cariño y de respeto. ¡ Felíz día de la rosa, delicia de quienes saben apreciar su mensaje!

El sol en una botella

Destacado

Deberíamos de ser un poco más cosncientes en todo aquello que intentamos cambiar. No todas las soluciones son las apropiadas ni tampoco todos los problemas tiene una misma raíz. Hay que dejar fluir a nuestra mente para que se puedan clarificar las connotaciones y a las que tantas veces les colgamos el cartel de «problema». Quizás la solución no esté tan distante como creemos, solamente es cuestión de discernir ampliamente sin apilar conocimientos, conclusiones y toda una serie de frenos preestablecidos. Un gramo de combustible, en esta era en la que nos movemos siempre motorizados, tenemos nuestra vivienda sincronozada con toda serie de aparatajes (muchas veces excesivos) y que ya ni pensamos por nosotros mismos, es igual a la energía que generan 8 toneladas de petróleo. Esa tecnología impuesta nos está mermando la salud, el bienestar y también la economía. La innovación se talla hoy en día frente con baremos lucrativos en los que poco se respeta la evolución natural de los recursos y beneficos que la misma naturaleza nos proporciona. Esos recursos que se van agotando frente al abuso desmedido de nuestra manera de procurar que todo se regenere y que nada se interrumpa. Envasar al sol en botellas para que no falte la energía que mueve al mundo. A ese mundo que no conoce de normas ni de responsabilidas y dónde todas las miradas siguen estando puestas en ellos mismos y sus imperios. Al otro lado la energía se extrae a diario y sin pretensiones desde aquellos que se favorecen de los recursos de la tierra y sin embargo no dañan ni contaminan. Pero esa es otra cuestión y no cabe en lo que llamamos «civilizaciones y progreso» porque siempre están ocupandos en saciar su sed de poder a costa de lo que sea.