Acerca de HANAH VALENTÍN

Escritora.

Saciar la sed

Destacado

Estamos metídos en esa espiral que siempre nos remite al «cambio climático» y tratamos de encontrar la solución idónea para intentar paliar las consecuencia de nuestra conducta frente frente a la naturaleza. Nefasta es la palabra que la identifica y por tal motivo nos va a costar un tanto llegar aestabilizar su deterioro. Nos ofuscamos en otras cuestiones y ponemos en peligro lo que realmente es importante, la vida, las condiciones y sobre todo nuestra manera de afrontar ese futuro tan incierto que cada día nos tiene más atrapados. Saciar la sed. La del sol, la de las montañas, la de los campos. Tarea difícil que no somos lo suficientemente responsables de hacer. La fuente mira al cielo abriéndose paso entre las copas de los árboles. Igual que si intentara robarle al sol su magnífica presencia a la vez que le ofrece la frescura de sus aguas. Hemos de buscar a través de los nubarrones de la vida ese resplandor que existe, hasta en los momentos más complicados, y saciar nuestra sed no con venganzas sino con la ilusión de porder estar frente a ese sol cada mañana. Sólo así el cambio será posible.

Aromas del Teide

Destacado

En estos día de mayo la floración es intensa en todos los rincones de la isla, pero sin lugar a dudas en las altas planicies se eleva mucho más esos aromas a tierra, dulzor y retamas. Las abejas ya se disputan los brotes más suculentos porque la naturaleza no tiene secretos para nadie y nos muestra su cara transparente cada vez que la contemplamos. Junto a los pinos canarios que se balancean dejando tras de si el sonido de su voz enmedio del silencio nos atrevemos a decir que la verdad de todo está ahí, en lo más simple a la vez que lo más elaborado. Lienzos de olor y bocanadas de fresca abundancia se despliegan a los pies del Gigante que observa y asiente. Que enamora a la vez que da miedo por su magestuosidad. Querer elaborar un cuadro con estos matices nos llevaría demasiado tiempo, justo hasta la puesta del sol. Mañana será completamente distinto aunque los pinzones azules, las retamas y las violetas no estarán esperando como siempre.

Contadores de estrellas

Destacado

Se suele decir que «un sabio» es aquel que constantemente se maravilla. Pero los contadores de estrellas contemplan a diario las maravillas que el cielo escribe para nosotros. Izaña es un enclave situado muy cerca del Teide y desde allí sus poderosos telescopios desmenuzan el universo y las constelaciones cada noche. Contar estrellas nos abre las puertas a mundos que jamás podemos imaginar que existen y sin embargo nos miran desde arriba. ¿Qué sería la vida si no tuviéramos que intentar algo? Establecer contacto con la naturaleza y el cosmos hace que la vida sea más hermosa. Los pasillos del universo están diseñados para cada uno de nosotros aunque nos sintamos perdidos frente a sus estelas de luz. Porque el mundo está en manos de aquellos que tiene el coraje de soñar y correr el riesgo de vivir sus sueños.

Sin juzgar ni evaluar

Destacado

Cuando quieras hacer algo hazlo, no esperes hasta que las circunstancias te parezcan favorables. Un hombre que decide hacer algo sin pensar en otra cosa supera todos los obstáculos. Todo tiene su porqué y la razón de ser pero eso no debe obsesionarnos porque si realmente decidimos no juzgamos ni evaluamos, solamente hacemos. Frente a la bonita plaza situada junto al mar, es su razón de ser y por tanto muestra su planta y lo que ella quiere decirnos. No juzguemos solo en su apariencia porque nos veremos absorvidos por toda una serie de condicionamientos confusos frente a la sencillez de su mensaje. Cómo no, el verde de sus pequeños árboles y el banco de piedra en el que muchas veces hemos descansado ponen un punto a la instantánea natural de dicho rincón.He dicho al comienzo que se halla junto al mar, con la espalda protegida por la montaña y la muestra permanente de un ayer que no necesita ser juzgado ni evaluado, únicamente es.Y eso que no he contado ni la mitad de lo que ví.

Ética

Destacado

«La ética no es otra cosa que la reverencia a la vida». La filosofía moral es la rama de la filosofía que estudia la conducta humana. Correcto o incorrecto, esa es la cuestión. Sus orígenes se remontan a la filosofía de la Antígua Grecia y su desarrollo a lo largo de la historia nos da a entender las conductas de la vida humana. Aquellos que alejan sus decisones a los compromisos mismos que en la concepción valorativa de la vida en términos de lo que es bueno, obligatorio y justo. La ética nos brinda toda una serie de herramientas que nos permiten reflexionar sobre los valores de la democracia, la libertad, la igualdad y la tolerancia. Pero todo ello está cayendo en pozos sin fondos desde los que no hay cabida alguna y desde donde la humanidad se está propiciando un final demasiado gris. El respeto a la Constitución y a las Leyes queda relegado solo al favoritismo y la posesión. Sin tener en cuenta que no somos nadie sin los demás aunque nos empeñemos en creernos invencibles. La idiotez humana está llegando a límites que si no somos capaces de verlo por nuestros propios ojos nos quedaremos ciegos para siempre. Los puentes fueron construidos para procurar soluciones. Hoy solamente los contemplamos como un pasado que existió. Cosa mala es creer en que la vida que vale la pena vivir implica riesgos, evadirnos de la segura cárcel de lo que siempre fué saltándose el guión que otros escribieron para nosotros no nos hace invencibles, nos hace inconscientes y frágiles.

Enriquecerse

Destacado

El deporte de la humanidad es enriquecerse como sea. Ahora bien, no todos están por esa labor ya que muchos tratan de disfrutar de su trabajo sin procurarle un daño a los demás. Pero en este mundo donde la críptomonedas, los paraísos fiscales y la exhuberante demostración de poder está supurando por todas partes. Ya no existe el decoro al poder beneficiarse del mal ajeno y en virtud de aquel descalabro que sufríó la sociedad española en los momentos más duros de la pandemia nadie se cortó un pelo en hacer negocio del árbol caído. La picaresca se ha instalado en esta sociedad con muy pocos principios y no demasiados actos de humanidad. Todo lleva la coletilla de cómo sacar provecho de todo.Hemos ido gestando unos valores basados en el poder y todo evoluciona alrededor del mismo. Las guerras ya se alimentan de lo que les estamos proporcionando con nuestros negocios de armas y con todo aquello que pueda aportar beneficios. No se tiene en cuenta el daño a las personas, a las ciudades, a la vida en general y a todo aquello que nos pertenece, nos nutre y nos da equilibrio y progreso. ¡Qué ciego se está quedando el mundo frente a tanta maldad porque es incapaz de reaccionar frente al daño y a la exclusión social que le amenaza! Enriquecerse de ese modo no quiere decir crearte un imperio económico dónde no haya cabida para nadie más que tú, porque aunque estás cubierto de oro el frío metal te hará un náufrago de tu propia fortuna.

Día de la rosa

Destacado

La rosa de té nace en el Himalaya y aún así poco la conocemos. A pocas horas de celebrar el día de la rosa (el 23 de abril) no estaría de más encontrarnos con esos ejemplares tan diversos a la vez que únicos,dónde la belleza se hermana con la fragancia de algo tan sutil. Un ramo de rosas es un detalle pero una sóla de ellas es una demostración de cariño y de respeto. ¡ Felíz día de la rosa, delicia de quienes saben apreciar su mensaje!

El sol en una botella

Destacado

Deberíamos de ser un poco más cosncientes en todo aquello que intentamos cambiar. No todas las soluciones son las apropiadas ni tampoco todos los problemas tiene una misma raíz. Hay que dejar fluir a nuestra mente para que se puedan clarificar las connotaciones y a las que tantas veces les colgamos el cartel de «problema». Quizás la solución no esté tan distante como creemos, solamente es cuestión de discernir ampliamente sin apilar conocimientos, conclusiones y toda una serie de frenos preestablecidos. Un gramo de combustible, en esta era en la que nos movemos siempre motorizados, tenemos nuestra vivienda sincronozada con toda serie de aparatajes (muchas veces excesivos) y que ya ni pensamos por nosotros mismos, es igual a la energía que generan 8 toneladas de petróleo. Esa tecnología impuesta nos está mermando la salud, el bienestar y también la economía. La innovación se talla hoy en día frente con baremos lucrativos en los que poco se respeta la evolución natural de los recursos y beneficos que la misma naturaleza nos proporciona. Esos recursos que se van agotando frente al abuso desmedido de nuestra manera de procurar que todo se regenere y que nada se interrumpa. Envasar al sol en botellas para que no falte la energía que mueve al mundo. A ese mundo que no conoce de normas ni de responsabilidas y dónde todas las miradas siguen estando puestas en ellos mismos y sus imperios. Al otro lado la energía se extrae a diario y sin pretensiones desde aquellos que se favorecen de los recursos de la tierra y sin embargo no dañan ni contaminan. Pero esa es otra cuestión y no cabe en lo que llamamos «civilizaciones y progreso» porque siempre están ocupandos en saciar su sed de poder a costa de lo que sea.

Equilibrio

Destacado

Estamos en la balanza del tiempo y como bien podemos observar el equilibrio se muestra sin apenas necesidad de proponérnoslo. Las marismas y los humedales que frecuentemente salpican nuestra geografía nos lo confirman. ¿Qué será de ellos? Apenas conocemos nuestro país y sin embargo nos deleitamos como confereciantes natos que viajemos por el mundo. Esos lugares que un día fueron nuestros y que hoy por desgracia desconocemos y hasta ignoramos. El reclamo que a día de hoy hace nuestra geografía, nuestra agricutura y ganadería se convierte en el tachón sin goma de borrar que tarde o temprano perderemos. La cultura de un país es mucho más que hacerse famoso. Es sentir a ese país como algo propio e imperecedero que nos comunica con el mundo y que nos proporciona todo lo necesario para que seamos. Observamos las la aves llegar cada año a Doñana y las cigüeñas hacer sus nidos en las torres de los campanarios. ¿Sómos consientes de ello?. Sin lugar a dudas muchas de estas demostraciones de vida y de progreso se encuentran muy relegadas de nuestro entorno. Justificamos todo al cambio climático y no percibimos que ese cambio climático nuestra manera de ser frente a la vida, la naturaleza y la razón.

Luces y sombras

Destacado

Bajo la espesa manta que cubre nuestra existencia existen numerosos puntos de luz que diseñan nuestros caminos. Hoy la civilización se halla en una confusión tal que arremete contra todo eso que le es dado y sin embargo siempre ambiciona más. No por eso nuestras intuiciones carecen de fuerza y mientras unos deambulan por caminos estrechos otros extienden sus brazos hasta alcanzar los dos puntos que le proporcionan la estabilidad necesaria para seguir adelante. Miramos al cielo y sólo vemos puntos de luz en la noche y sin embargo recibimos lo incuestionable de todos ellos. Debemos tanto al universo que jamás podríamos equipararnos a él por tanta bondad. Pero estamos tan distantes que apenas podemos percibirlo mientras que es el universo mismo quién está, ha estado y seguirá a nuestro lado. Avanzamos de una manera tan incontrolada mediante la tecnología que permanecemos en estado de asombro constante a la vez que impresionados por todo aquello que podemos lograr. Más esa sensación de poder no es ni un ápice de lo que el hombre, con su inteligencia e intuición podría conseguir sin apenas esfuerzo. Luces y sombras, igual que el cielo y el mar. Que el día y la noche y todo aquello que nos parece extraño pero que hemos ido creando poco a poco con nuestra vulnerabilidad frente al desafío del hombre ante su propio destino. De vez en cuando hay mirar hacia el universo y saber que estamos aquí y que le debemos tanto que no habrán días para contarlo. La sombra de su luz es infinita al unísono que su magnificencia es impredecible.

Más allá de mi mano

Destacado

Cuando el árbol no te deja ver el monte para que la vida se vuelve posible. Pero si tratamos de observar más allá de su sombra el día amanece y la esperanza se posiciona. Más allá de nuestras manos existe un mundo que nos reclama y una voz que nos instiga para intentar verbalizar esa cadena de diálogo mediante el cuál podamos crear un estado de calma que organize lo que está roto. Que abrillante lo que se ha ido estropeando con la ira del hombre y sobre todo que cualifique ese poder que el hombre tiene para no actuar simpre con violencia sino con la palabra. Más allá de nuestras manos está la sabia paciencia de no tener que coger un arma para lograr un fin a costa de vidas humanas. Mientras sigamos mirando solamente el árbol nuestra actitud seguirá frustrando esperanzas y mutilando deseos. Nadie quiere extender hoy sus manos. Quizás el interés sea mayor que la dignidad y por eso nos volvemos recelosos. Cuando deseemos hacer algo, hagámoslo, no esperemos a que las circunstancias nos sean favorables. Ese intervalo de tiempo entre la razón y el interés puede hacer que nos cambie la vida de inmediato. El problema de mirar al pasado muy a menudo es que un día volvemos la cabeza al futuro y descubrimos que ha huído definitivamente. Ningún minuto es igual.

Retratos de ayer

Destacado

La masía se mira en el estanque. Y lo viene haciendo desde hace mucho tiempo. Sus frías aguas todavía acunan momentos del pasado que siguen en ellas. Esos viejos lugares de la infancia dónde todo parecía más luminoso y también más onírico como en los cuentos que tantos días de verano se contaban entre sus árboles. Hoy el tiempo de la masía se viste de nostalgia y de recuerdo porque allí nada pasa desapercibido y dónde los senderos entre sus naranjos ya perfuman de azahar las tardes de esta primavera. Volver y reinventarse es querer atrapar el tiempo en esa esquina del jardín aunque de distinta manera. La hierba ha crecido y muchos de sus caminos han quedado bajo ella. Se hacen notar porque entre sus florecillas silvestres trenzan nuestras pisadas y nos sorprenden con alguna flor o tal vez con ese drago que viajó desde Canarias para quedarse allí. Retratos de ese ayer que hoy todavía están presentes rubricados por el único geranio rojo que ya ha nacido en esta primavera.

El puente del río Seco

Destacado

Despedimos un mes de marzo lleno de sinsabores, dónde la irracionalidad supera ya todos los límites y todavía sin vislumbrar un ápice de luz y sosiego. La vanidad de los polñiticos se ha instanlado en sus corazones de por vida y se arriman al ascua que más calienta con tal de engordar su ego a costa de la vida, la prosperidad y el entusiamo que a diario muchos ponen en lo que poco a poco se les está escurrriendo de entre las manos. ¿Volverán aquellos tiempos de bonanza?, no lo sabemos. Mientras la vida nos muestre su verdadera esencia y los ríos secos se llenen de agua ante nuestros ojos podremos decir que existe un ápice de luz frente al camino. Lo demás se queda corto por mucho que lo intentemos porque no somos capaces de renunciar a muchas cosas que se se solapan frente al apático proceder del hombre. Busquemos esa verdad y dejémonos de tonterías que solamente harán que cada vez estemos más hundidos en el fango. Foto: puente romano sobre el río Seco, Onda, Castellón.

Renacer

Destacado

Tayde;palabra bereber que significa pino. Árbol más abundante del archipiélago canario que nos sorprende cuando paseamos bajo él sintiéndo como se balancea a la brisa. Su conocimiento más antiguo se remonta al siglo I a.d.c. y se debe al naturalista romano Plinio el Viejo. En su relato sobre la expedición enviada por Juba II a las legendarias «Islas Afortunadas», Plinio mencionaba la abundancia de piñones de pino en la isla que él llamaba «Canaria». Con la caída del Imperio Romano las Islas Afortunadas cayeron en el olvido y apenas se supo de ellas hasta que las redescubrieron un siglo más tarde. El pino siempre ha estado presente en la vida de los canarios, cubriendo gran parte de la superficie de las islas y protagonizando una visión que caracteriza su naturaleza única. Muchas han sido las ocasiones en las que hemos visto arder el monte por actitudes malévolas del hombre frente al paisaje, dejando tras de sí un espectáculo aterrador. Otras veces ha sido la propia naturaleza la que se ha ensañado con la flora y la fauna de las islas. El pino canario es el único tipo de conífera que resiste al fuego. Son capaces de brotar de las cenizas, ya que se adaptan a todo tipo de orografías y climas. Canarias ha vivído meses de incertidumbre por la erupción del volcán de la Palma en la que se han visto arrasadas hectáreas de pinos, plataneras y un sinfin de especies autóctonas que tardarán años en volver a deleitarnos con su paisaje. Pero la vida es caprichosa y frente al hombre muy poco tiene que decirnos. Tenemos que bajar la cabeza siempre porque de una manera o de otra hemos de ganarnos su respeto. Renacer, volver a la vida tras ese paréntesis que la misma vida ha redactado para nosotros y todo aquello que siempre hemos de valorar. La lección está una vez más dada y habrá que ser conscientes de ello porque la vida en sí es una cadena de circunstancias a las que hemos de ir dando forma sin dañar. La isla de la Palma nos lo muestra ahora con orgullo. Los nuevos brotes verdes de los pinos que vieron correr la lava sobre sus raíces abren sus hojas a la vida nuevamente. Las plataneras encadenan el renacer de sus plantas frente al sol de la primavera y el mar diseña nuevos arrecifes submarinos únicos y excepcionales. Hoy la vida es la protagonista una vez más de aquello que el hombre no es capaz muchas veces de dar el valor que tiene. Mientras una parte de Europa sufre ante la crueldad de una guerra, enmedio del Atlantico se ve el resplandor de un nuevo horizonte. Cuando caminemos bajo la sombra del pino canario y escuchemos el silbar de sus ramas mecidas por la brisa en la soledad del monte, será como un diálogo entre nuestro yo y la vida misma. Una experiencia que recomiendo siempre.

Cuestión de gusto

Destacado

«El espíritu de mi tiempo avanzó y dejó caer enfrente de mí enormes volúmenes que contenían todo mi conocimiento. Sus páginas estaban hechas de mineral» (Carl Jung) Los movimientos del universo dan origen a hechos definidos en la vida de una persona y aunque parezca una paradoja suele ser muy cierto. Estamos influídos por la astrología y cada vez queremos ahondar más y más en ella. Nuestra curiosa necesidad de urgar en su misterio no hace descubrir muchos de los enlaces que tiene con nuestra existencia. Muchos niegan esa similitud pero a la vez se halla atrapados en su misterio. Hoy contemplé este liezo realizado solamente para mí y me sorprendí con él. Todo reunía la simétrica proporción de algo tan natural, atrayente y misterioso como puede ser un volcán, el Teide, silencioso, vestido de blanco sobre el cielo azul. Solamente un detalle se escapó de la creación, su enmarcado. No obstante las piteras, los dragos y las palmeras se sintieron obligadas a rubricar el encuadre perfecto. Cuestión de gusto ¿no es cierto?.

Abrir las alas

Destacado

La vida está hecha para usarla. Tras un paréntesis forzoso muchas almas libres ansían abrir las alas y trascender más allá de las nubes. Aprovechar cada instante que la vida nos regala es en realidad la oportunidad de hacerlo nuestro o pasar de él. Sin embargo vivimos tiempos revueltos y no por eso hemos de perder oportunidades y establecer prioridades. Pensar en ese siguiente paso es cosa nuestra y la decisión que tomemos también. Pero siempre procurando aprovechar los maravillsos momentos que una vez pasan ya no vuelven. (MFS2020)

Savia

Destacado

La savia, el néctar de la vida, dónde cada persona almacena la herencia racial a la que llamamos conocimiento se va deteriorando a medida que la humanidad trata de enfrentarse a la razón y disipiar la conciencia. Buscamos a menudo cosas que ni tan siquiera nos hacen falta con el único propósito de almacenar bienes, al mismo tiempo que nos desnudamos de valores intrínsecos en cada uno de nosotros. ¿Pero vale realmente la pena esprimir este potencial único y personal para hacer ver al mundo que somos invencibles? La savía nueva que emerge de la tierra es la que trata de crear nuevos pilares para el crecimiento del mundo, del hombre y configurar un futuro aceptable y justo para todos. El árbol expande sus raíces y no sabe con seguridad que puede que no lleguen muy lejos porque alguién frustre su desarrollo. Las catástrofes naturales son la únicas exentas en cambiar las cosas de sitito. De remover la tierra y el mar intentando buscar su orígen cuando se ha visto amenazada. Pero el hombre no tiene el visado para truncar la vida de nadie. Sea cual fuera su condición jamás podrá estar por encima del hombre para hacer su voluntad y ocasionarle sufrimiento. La savia de la vida es la pócima natural de ésta y con ella el mundo evoluciona y crea. Sabiduría que el futuro necesita para que la raíces de la humanidad se mantengan a pesar de la locura de unos y el descuido de otros.

Aurora

Destacado

Aurora, el brillo del sol naciente. Una vez más distinto porque en él estaban contenidas infinidad de estrellas que no querían perderse el rostro pálido de la Luna. No sin ella es el mensaje porque sin tí la aurora de hoy no existiría y tu ausencia sería más cruel durante estos dieciocho años. El alba de hoy es omnipresente ante este futuro incierto que nos rodea, tal vez mañana no sea así. Entonces pensaré que este paréntesis de ausencia podrá ser un puente para el hombre y su maldad desaparezca. Dos fechas y también dos auroras diferentes pero con contenído de hiel y esencia de nostalgia. Cuando salga el sol mañana quizás la humanidad vea el reflejo en sus obras y el sinsentido a sus despropositos. No sin ella. Nunca sin ella, porque a pesar del tiempo sigue formando parte de mí.

Dos caras y una misma realidad

Destacado

«No se nace mujer, se llega a serlo», fueron palabras que en su día pronunciaba Simone de Beauvoir, una de las primeras mujeres que rompía una lanza en favor de la mujer. Hoy en día todos se lanzan al ruedo para salir en la foto. Cuando no hay nada hay buscar algo para que seamos ese centro de atención que talvez lo que menos nos importa es el fin hacia el cuál estamos manifestándonos. Las dos caras de una misma realidad es la expresión que ha tenido la humanidad desde siempre. No es lo mismo ser un emigrante subsahariano que un éxido que huye de la guerra y que nos conmueve a todos. Las baras de medir nunca han tendio la misma longitud y por muy empecinado que esté el mundo será bien difícil conseguir el equilibrio. Sólo se barre para la casa propia y cada vez nos estamos aislando del mundo. Celebramos el Día de la Mujer y solamente se salle a la calle a gritar y pasar un ratito. Después ya nadie se acuerda de ese compromiso. Mujer se es todo el año y aunque se quiera ser progresista de todas se carece de lo más importante «llegar a serlo». El gran vacío existencial nos muestra su cara más cruel en los momentos de angustia y de miedo. Estamos ante el éxodo de una guerra sin piedad y dónde las mujeres son las que deben salir con los hijos a cuestas. ¿Dóde está la igualdad?. Muchas habrán que serían capaces de cambiar ese rol establecido (negociar, dirigir, etc.) y sin embargo nadie les ha preguntado. Por otro lado aquellas que desean cooperar en trabajos humanitarios procuran que su silencio y su buen hacer logre lo que muchos ni tan siquiera lo habrían intentado. Dejémonos de panfletos baratos. La mujer no necesita nada, únicamente serlo. Quizás muchos de los empoderados se llevarían las manos a la cabeza, aunque les costaría reconocer su fracaso.