FRÁGIL

dependencia.jpg

Quebradizo e incierto entre las manos de quienes dicen llamarse políticos es nuestro futuro. La verdad está sobre la mesa y mientras unos en dos días han solucionado un cambio significativo en el país, otros seguimos “moliendo la batata” de sí tú o yo, no me toques las narices, a ver quien es el más listo.

Ñoñerías de chicos de escuela frente al resabido que siempre, sin saber como se hace con el balón  no mete un gol en su propia portería, todos a una y hacerse con el sillón. Frágiles deseos de un país que arrastra ya la friolera de siete meses y continúa el embarazo. Nadie sabe si será por cesárea o parto natural, aunque de esta manera parece más difícil. Conjeturas, tertulias radiofónicas, que siempre están arrimando el ascua a su propia sardina. Andantes ciudadanos que han hablado y que no se les hace caso. La crisis sigue creando nidos de afectados y cuando el límite de la pobreza extrema se cifró en un dólar al día, parece que hoy nadie sabe como hacerle frente. Ya se ofrecen hasta diez mil euros por emigrante acogido en un país. En fin la casa por la ventana y la UE trata de seguir jugando a las “casitas” con sus miembros. Madurez y cordura, señores diputados y eurodiputados. Sensatez  y toma de decisiones congruentes  para intentar que ese frágil contorno de un sueño no se rompa y que las manos de quienes intenten restaurar las ya posibles fisuras no equivoquen su camino  y sean lo más ecuánime posible. “Gran parte de las dificultades por las que atraviesa el mundo se deben a que los ignorantes están completamente seguros y los inteligentes llenos de dudas”. Bertrand Russell.

Anuncios

Consenso

DSC_0073Definimos consenso como acuerdo entre dos o más personas sobre un tema o situación. Una falta de consenso expresa disenso. No implica un consentimiento por parte de todos sino una aceptación en la forma de dirigir la solución. Pero fabricar un consenso es un error ya que solo los hombres de élite se erigen como los responsables y no deberían de tomar ellos solos las decisiones que incumben  a la población en general. Según Walter Lippeman, “una revolución está teniendo lugar infinitamente más importante que cualquier cambio económico. Bajo el impacto de la propaganda, no necesariamente en el siniestro significado de la palabra, las viejas constantes de nuestros pensamientos se han convertido en variables”. Durante el siglo XX la expresión consenso llegó a convertirse en un lema del sistema político español. Satisfacer las necesidades de todos. Todo método de consenso es deseable cuando es improbable forzar el cumplimiento de la decisión. Una democracia deliberativa refleja esa toda de decisión sincera de cada persona que subyace a toda buena toma de decisión por consenso. Hasta los “ents”, esos viejos y sabios árboles vivientes de la novela “El señor de los Anillos”, empleaban días discutiendo para la toma de decisiones como era enfrentar a cualquier contienda. Toda decisión a tiempo es importante. Aunque sea equivocada, ya que pude ser mejor que una tomada a la larga. Alinear urgencia e importancia. Porque la meta de un buen consenso es la unidad y no la unanimidad.

Nanas y eres

DSC00040

Auditorio Adán Martín de Tenerife, obra del arquitecto Santiago Calatrava./HANAH VALENTÍN.

Se suele comparar al silencio con la música. A veces nos encontramos tan absortos con nosotros y nuestras penurias diarias que apenas nos percatamos de que eso es cierto. La música amansa a  las fieras pero más aunque en ocasiones llega hasta enloquecerlas. Acunar es una de las virtudes más bellas de este mundo. Dar cobijo también lo es y suele ir de la mano de la anterior La recepción de esa necesidad es la que hace al ser más humano, más intrínseco  y auténtico. Presenciamos el cambio que está sufriendo la humanidad entera y más aún la Europa a la que pertenecemos. Tal vez sepamos hacia nos dirigimos pero lo que si que es cierto es que no sabemos muy bien qué llevar en ese éxodo hacia la libertad de muchos que tocan a nuestra puerta. Por otro lado, también el hombre es capaz de echar  a sus trabajadores por mil y una causa preestablecida  por él mismo, al negarle un trabajo digno y de permanencia. Se confrontan dos ideas, dos términos que a son casi parecidos, los que van por los que vienen. Una sociedad que decide organizarse sin una ética mínima, altruista y respetuosa con la naturaleza, con sus semejantes, está trazando el camino de su propia destrucción. Cuando menos lo esperamos la vida nos coloca delante de un desafío y pone a prueba nuestro coraje y nuestra voluntad  de camino. Abrazar la vida, la dignidad es lo que hace al hombre digno de lo que es.

Camisa rasgada

DSC00225

Sobrevolando Europa./HANAH VALENTÍN

El viejo continente se ciñe los tirantes para no venirse abajo. En un mosaico repleto de rendijas que se abren bulle una realidad a punto de salir a la superficie. Europa necesita ventilar sus cortes y escuchar a sus cortesanos. Lejos han quedado ya pasajes que hoy recordamos como nefastos pero que en la memoria del tiempos nos lo recuerdan. Hábitos que se están quedando obsoletos y costumbres que necesitan de una puesta a punto para afrontar los tiempos difíciles que se le avecinan. Estancarse en el tiempo es sinónimo de vaciedad. Cuando las ideas están caducas y las potencias políticas intentan continuar con su engrandecimiento no hay cabida para el orden y la sensatez. Un continente lo construyen los hombres que en él habitan y no aquellos que están siempre por encima vanagloriándose de sus hazañas. En este siglo 21 donde todo está por hacer  y donde casi nada de lo que hubo puede ni debe rascarse de las paredes de este viejo continente porque solamente aportarían un desastre mucho mayor. Las cosas suceden porque tiene que suceder así y cuando lo hacen debe Aires fresco para encontrar la mejor oportunidad . Con esta camisa rasgada el viejo continente  se está convirtiendo en una ciudad dormitorio por la que todos pasan camino de lugares mejores. Si no llegamos a ser conscientes de ello por un momento los escombros harán que se venga a bajo.

Cuando las horas pasan

No hay nada en el mundo que capacite tanto a una persona que sobreponerse a las dificultades externas y a las limitaciones internas como la conciencia de tener una tarea  en la vida. “La hora pasa, la pena se olvida más la obra queda”.
HANAH VALENTÑIN.

HANAH VALENTÍN.

Lo verdaderamente indigno del sufrimiento no es el sufrimiento en sí sino el sinsentido del sufrimiento. En estos tiempos de descuento “el todo vale” por obtener lo que se desea se está apoderando de las personas y ante los acontecimientos de índole humanitario que nos acechan solo se muestran sensibles aquellos que lo dan todo. El boomerang de la historia se va haciendo patente y nos alerta de cuan insignificantes somos ante la inmensidad de los acontecimientos. Cada momento tiene su tiempo y cada revés de la vida nos recuerda que mañana podemos ser nosotros. Las horas cuentan y el reloj  camina a pasos agigantados.

En el frío silencio de las cumbres de naciones, de los gabinetes de crisis y de todo un arsenal de medidas lo único que está en juego es la vida, la supervivencia de esos pueblos desgarrados de sus raíces que hoy tocan a nuestras puertas y pocos son los que las están abriendo. ¿Dónde encontrar la solución? La hay siempre y cuando nos olvidemos de lo que poseemos. Mientras el hombre actúe solo por encima de sus hombros será difícil porque el sentido común se escapa como la arena del desierto entre las dunas de la indiferencia. “En un camino sin límites hacia el techo de nuestras  posibilidades el agua fluye como la vida , lo mismo que la vida de la muerte” .

Bajo el sol que más calienta

La historia de la humanidad está repleta de pasajes migratorios. Pero la emigración no es exclusiva del hombre ya que los animales son asiduos a cambiar de hemisferio por razones de supervivencia también. La emigración es un camino sin señalar donde la intuición y el arrojo se unen para conquistar esa libertad, esa tierra donde establecerse. Mares sin fondo donde cientos de miles de esperanzas vieron hundir sus esperanzas y sus anhelos bajo las aguas  turbulentas del océano. Piedras sin salientes a las que aferrarse y no caer en el abismo de la sinrazón.

playa1

En la playa, bajo el paraguas./BARRETO

Desiertos sin oasis donde las manos se extienden y las gargantas se secan en un grito encarcelado suplicando auxilio. Deambulando por los caminos del mundo encontramos lugares donde el emigrante puede descansar y fortalecerse. Un lugar donde la cálida acogida de los voluntarios hacen las horas de espera más llevaderas. Como es el caso de Jorge Andrés Gordillo López que intenta arrancar de esas personas sin patria lo mejor de ellas mismas. No define así su visión: “El emigrante se manifiesta en su poesía con la emoción del que descubre el decir de distintas formas, no siempre con el uso correcto de la gramática u ortografía, pero sí con el alma de quien anda y recorre, de quien vive la incertidumbre y la complejidad del hombre mismo” En la “Casa del emigrante de Coahuilia en el estado de Zaragoza, México y otras  que, si no existen deben de tener su lugar. Europa tiembla antae la avalancha de personas que se dejan la vida en el camino y todavía hacemos oídos sordos a esta tragedia. Desde Calais hasta Grecia y desde España hasta Finlandia seres asustados  se juegan a una carta sus vidas  huyendo de la guerra y la barbarie. Somos  cómplices en parte de todo este éxodo. Bajo la sombrilla de una playa brilla el sol. No lejos de ahí una embarcación a la deriva sucumbe a las fauces del mar. El sonido de la misma solamente llega a algunos que, bajo ese sol que más calienta, comparte su agua y su toalla. En las mochilas inundadas se cuentan las horas vividas bajo el cielo. Hoy renace un nuevo día pero la esperanza de muchos estará condicionada por un destino incierto y tambaleante.

La niña de Rajoy

La niña de Rajoy se ha quedado sin comedor porque lo han cerrado y también sus padres siguen sin tener trabajo. A su hermano mayor le han negado una beca y este año no podrá estudiar porque las tasas universitarias son elevadas. Han pasado cuatro años y todo sigue evolucionando muy despacio que el gobierno ha programado”.

La niña de Rajoy que fue presentado por aquellos comicios como el hada madrina de todos los problemas que tenía España se ha quedado sola. Sola con un futuro incierto y gris. Sus abuelos tienen que pagar un pastón por sus medicinas y como han de ayudar a sus padres de su nietos prefieren no mantener sus tratamientos. La casa en la que habitan pronto será propiedad del banco. Casualmente fueron unos bancos los que arrebataron todos los ahorros que durante años iban guardando pasa su vejez. Y esa niña inocente que se balanceaba en el columpio de la ilusión por aquellos años hoy siente pena de quienes la crearon y la presentaron en sociedad como algo “muy bueno” pero irreal. Ahora ya no se escuchan palabras hacia ella, solamente intentan mantenernos un poco la autoestima con los cuentos de Antonio Machado, pero creando en su mente fantasías encarceladas en sugerentes pompas de jabón. Derrotar al adversario y no llegar a un pacto con él. Todo depende de pensar por un instante en el bienestar. Nadie es más que nadie y pobre de aquel que se crea infalible. Al final de todo los niños saben dónde está el engaño y por muchos años que pasen el movimiento se demostrará andando. Por muchos debates que tengan, los cuentos y las fábulas seguirán siendo eso “cuentos y fábulas” De todo esto quedará la historia de una niña que un día apareció entre un programa electoral del que todavía no sabemos si existió realmente o se desvaneció en el aire como las pompas de jabón de Antonio Machado. El resultado no existe porque carecemos de argumento. Quizás algún día no lejano sabremos toda la verdad y no tengamos que acudir a las hemerotecas porque el silencio a un pueblo es un error muy lamentable y el engaño borra toda probabilidad de futuro.

A un panal de rica miel…

Honey_comb (1)Cuando el 1 de noviembre de 1993 entró en vigor el Tratado de la Unión Europea surgió un mosaico de color que se presentaba a los ojos del mundo como el inicio de un proyecto en común de todos los países que la conformaban, aunque hay que tener en cuenta que  la Unión Europea nace mediante el Tratado de Roma de 1957, lo que en principio fue la Comunidad Económica del Carbón y del Acero (CECA). Desde 1993 se fueron incorporando otros tantos países, especialmente, de la Europa del Este..

Como ocurre en todas las empresas, al comienzo todo va bien pero después no todos cumplen estrictamente con sus obligaciones en ese proyecto en común. Del asombro a la incertidumbre. De las buenas intenciones al trabajar y beneficiarse para uno mismo. Todo un arsenal de medidas opuestas, de interrogantes diversos y de cerrar fronteras frente a problemas, como la  emigración y la distribución de recursos de forma equilibrada. Cierto es que no en todas las cruzadas siempre ha habido débiles y fuertes. Ese es uno de los riesgos a correr pero también hay que dar ese toque de atención, no al final cuando todo esté perdido sino a medida que esos deslices se produzcan.
Nos evitaríamos muchos sobresaltos y no todos pagarían por los fallos de los demás.

La colmena se rige siempre por una reina y ésta marca las directrices, sea cual sea su origen. Pero la verdad es que siempre habrán vencidos cuando los intereses viajen por encima de los ideales. Las luchas debilitan a todos y a cada uno de los que forman parte de ella. Las mieles del éxito nos gustan a todos y el fracaso lo arrimamos a un lado sin pararnos a pensar por un momento que somos cómplices de él. Madurar no es hacerse mayor sino ser conscientes de lo que somos y de lo que hemos creado:” Son tres las formas de cultura: la mundana o el simple acopio de datos. La religiosa, que sigue determinadas reglas; y la superior, basada en el desarrollo”  (Hujwiri). A un panal de rica miel dos mil moscas acudieron y por golosas murieron presas de patas en él. 

El libro azul

El libro azul“El libro azul del presidente”.  Ahí está lo escrito y nada se sabe de sus intenciones más inmediatas. A veces nos gusta crear incertidumbre. Esa morbosa forma de actuar cuando muy pocas veces se está completamente seguro de acertar. Y recuerdo aquel mundo de fantasía  que cada tarde nos absorbía con las aventuras de Pipi Calzaslargas. Para aquella niña todo era posible, levantar con una mano a su caballo, guardar en una caja de madera las monedas de oro que su padre le había dejado sin que el Ministro de Hacienda se enterase de ello. Nada se escondía detrás de aquellas estampas. Pero los baño de multitudes que hoy presenciamos distan bastante  y sobre todo se trata de solapar el deterioro de una clase política carcomida por la avaricia y la ambición. En las fronteras de la desigualdad que ahora contemplamos en nuestras vidas están salpicadas de narcóticas medidas y bañadas de sentimentalismo barato. Aquellos años fueron el prólogo de un tiempo en el que el dinero se guarda en Suiza, los aforados no tienen castigo y donde en las memorias de internet subyacen las memorias de y las chapuzas de los que más tienen. Donde las corriente no se cuelan por las ventanas sino por los ayuntamientos y los fracasos políticos carecen de importancia. La mejor forma de ganar es no necesitar hacerlo. Y en los libros azules del presidente las medias tintas decoloran la realidad y el futuro de una nación.

Por la boca muere el pez

Por la boca muere el pez. Y el hombre por sus palabras. Amarga le está saliendo la victoria a muchos que, con muy buenos propósitos se han visto a la cabeza de una demanda social que pedía a gritos un cambio. Lo escrito siempre queda escrito a pesar de los años que pasen. Las intenciones a veces nos juegan muy malas pasadas ya que son estas las que nos empujan al vacío en la más inverosímil de las situaciones. Mentes pensante vacías de sentido común. La miseria humapecesna todavía se encuentra en pañales y por ahora no se le ven brotes verdes de recuperación. Seguimos siendo los mismo de siempre aunque hayamos cambiado porque que donde  no entra nada fresco siempre deseamos hacer nuestro lo que otros hicieron para hacernos más progres, pijos, listos e intelectuales de pacotilla. ¿No hay una pizca de raciocinio en la mente humana? Todavía nos quedan muchos trechos que cruzar y muchas glorias por conquistar porque no hemos avanzado en nada. La suspicacia es una arma y la sabemos usar muy poco, tanto que ni tan siquiera nos dimimos cuenta de remendar lo publicado antes de presentarnos a un cargo público. Vanagloriarse del mal ajeno  solo denota una mente pequeñita y hueca porque en los juegos y las parrafadas se fecundan muchas de nuestras conductas posteriores. ¡Cuidado que en los cestos de esas buenas intenciones siempre se puede esconder algo que nos amargue la existencia para siempre. No todos son huevos de corral, algunos van disfrazados. Confío en que “la justicia” sea justa y los caminos se mantengan tan transparentes como todo lo que se ha venido pidiendo.

Operetas

Se denomina opereta a un tipo de ópera musical animada y anormal cuya característica fundamental consiste en contar una trama inverosímil y disparatada. Pasamos de la “casta al cortejo de los bancos a los vecinos para hacerse con proyectos multimillonarios en Madrid. La yugular del ministro de Economía se halla en peligro como candidato al Eurogrupo. Las autoridades de papeletas que hoy siembran nuestros ministerios, ayuntamientos, parlamentos y demás entes de la burocracia manipulada, estéril y confusa de este país se dan cita en esa “babel” que conforma la distribución y formación de los mismos tras las Elecciones Municipales y Autonómicas. Ese lugar de gran confusión al que todos llamamos país, nación, capital y todo lo demás emergen de las disputas, arrebatos, pataletas y expresiones soeces que nos muestran la verdadera clase social y política que pretende gobernar. Nada concuerda con la cordura y todo se escapa de la respetabilidad de esos señores o señoras que, por un momento, se han creído lo que no son. Basta ya de mediocres palabras y de turbias soluciones. Es hora de   comprometerse con las personas, tal y como estas son y con las necesidades que demandan. Es la hora de remangarse los pantalones y hacer frente a las miserias que las conductas avariciosas de muchos han destrozado a una nación y ponerse a trabajar. Nada complace ya al individuo que no tiene de donde sacar para llegar a fin de mes. Volver a poner  a las mismas mentes pensantes que entronizan a los corruptos consagrados es como hacerse el “harakiri”.
La podredumbre llega a todo el cesto pero siempre hay alguna pieza inmune, y eso le honra.

Boomerang

El aprendizaje es el proceso por el cual se adquieren o modifican habilidades, destrezas, conocimientos, conductas o valores, como resultado del estudio, la experiencia, la instrucción y la observación. Aprendemos pensando y la calidad del resultado está determinada por la calidad de nuestros pensamientos. Hacer leña del árbol caído no es una virtud, es una indecencia y hoy sucede muy a menudo. Intentar hundir al adversario con dolientes recuerdos es la suma de una gran cantidad de inseguridades avaladas por los celos y la soberbia. Los días son iguales para todos y las oportunidades están para quienes las encuentran. Nadie es dueño de nadie y en todos esta la señal de avanzar, solo que muchos no la aprecian. Pero la vida no te da nada sin recibir a cambio. Todo sucede porque debe suceder y por mucho que tratemos de evitarlo pasa. No hay chicos ni grandes. Listos ni tontos siempre tendremos algo que aprender del adversario a pesar de que eso no reconcoma. Esas personas fronterizas, cortas que nada ni nadie pueden demostrar algo distinto a ellos son a los que primero el “boomerang ” de la vida les dará de lleno. Ya de  nada sirve bajar la cabeza a la hora de rendir cuentas. El daño está hecho, tanto hacia quienes han sido víctimas de sus tropelías como hacia ellos mismos, porque su dignidad nos dejará ya mucho que desear. Las palabras se las llevará el viento pero los hechos quedan  grabados a fuego en la cuna del tiempo y de la historia.

Moralidad oficial

El pescador de Las Canteras.

El pescador de Las Canteras. Las Palmas de Gran Canaria./HANAH VALENTÍN

Podría decirse que es la codificación de los poderosos. Trazamos una línea entre los que tienen derecho  a que todo les caiga encima y los que están exentos de esas venturas basados en  no se que aforamientos y artilugios que ellos mismos fabrican para salir airosos. Se confeccionan leyes siempre a favor de quienes las propugnan y a las que no todos tienen derecho. Existe un desnivel que raya con esa “moralidad oficial” en la que se han colocado todos como si con ellos no fuera la cosa. El verdadero sentido del límite es uno de los valores que esta sociedad ya ha perdido. Hay principios que pueden ser trasgredidos y si lo hacemos perdemos nuestra dignidad como personas. Parece que a base de leña los sentimientos de nuestros gobernantes están sufriendo una pequeñísima transformación, pero todavía se revelan contra las circunstancias que les están haciendo reflexionar un poquito. Degradar  a nuestros semejantes a la condición de mercancías es el resultado de no saber romper esa cáscara que recubre la inteligencia y que muchos llevan puesta, manteniéndose alejados de la realidad, y aún así, intentarán convencernos de lo contrario. “No es digno eludir las batallas necesarias; hay que empeñarse en ellas, vayan a ganarse o no”.

144 años

Han tenido que pasar 144 años para que se presente una mujer como candidata a la presidencia de los Estados Unidos. Era el siglo XIX y en el año 1872, Victoria Wood Hull se presentaba como candidata a ser la primera presidenta de los Estos Unidos de América. Desafiando las convenciones de su tiempo rompió estructuras y se lanzó con un sueño al que cualquier mujer pudiera acceder. La historia de un país es la vida contada de sus gentes. Negar la historia es rechazar unos orígenes que han sido los cimientos de cualquier cultura. La ciencia que estudia el pasado de la humanidad y a la que le debemos tanto nos vuelve a desafiar con un momento en el cual se ven implicadas muchísimas cuestiones a nivel mundial. Por otro lado, la ONU prepara listas de posible candidatas a dirigirla. Desde hace 70 años que fue fundada, se piensa en la mujer. Todavía existen prejuicios y normas desvirtuadas ya por el paso de los años, que deberían revisarse. Suenan aires de renovación en lo referente a modificar y compartir un patrimonio exclusivo de los hombres y donde la mujer a dejado constancia de su capacidad para dirigir un país. En la actualidad hay 20 mujeres jefas de Estado y gobierno pero hace falta mucho más.  Se está rompiendo ese techo de cristal bajo el cual muchas de ellas han mirado hacia arriba sin poder acceder a dicho nivel. Las viejas glorias que habitan  en  los palacios, residencias y demás están llenas de  sombras de un  pasado atrapado por intereses. Los cansinos de la historia yacen en los pasillos de segunda clase.
Es hora de no crear más el futuro con  estructuras caducas,  de  convicciones vacuas porque la historia se escribe siempre desde el hoy y es lo que realmente debe tener peso para la humanidad.

Gentes sin techo y techos sin gente

Se nos hace incomprensible observar el deterioro del sentido común de unos gobernantes que solo se prestan para la foto. El engaño es un mal que a todos los tiene muy cogidos. Se miente como un bellaco en la clase política actual donde nadie quiere tomar decisiones pero todos quieren tomar partido. Vergonzantes son las imágenes que a diario vemos, asaltando domicilios a la fuerza igual que si se tratase de una redada contra la mafia. ¿Incomprensible  a estas alturas del culebrón mediático, inmoral y vergonzoso, nos pueda hacer cambiar de idea a la hora de votar siempre a los mismos? El abanico inmobiliario que actualmente tiene el país de viviendas vacías es inmenso, pero aún así se trata de hacer caja a la hora de comprar votos. “LA VIVIENDA ES UN DERECHO SEÑORES”. Se sortean los derechos como si fuesen viajes y se humillan a las personas ofreciéndoles una merienda o una excursión que ellos mismos están pagado. ¿pero en qué lugar del  mundo estamos viviendo? No lo sé y en muchos momentos del día la congoja de pertenecer a un lugar me aflora de una manera impotente y triste a la vez. ¿Dónde está Santa Cruz de Tenerife? Ha desaparecido frente a nosotros y ahora muchos se lamentan de ello, pero si todavía queda algún resquicio de ilusión para los tinerfeños, no echen las campanas al vuelo porque esto no se a ha terminado. Bullicio de pasillos y dignidades rotas. A final, todo se tratará de olvidar como si nada. Pero yo pregunto: ¿es un fracaso o tal vez una desgracia? El tiempo nos dará la respuesta y esperemos que no sea demasiado tarde.

Desdén

La realidad no existe sin imaginación para verla” Todos somos dueños del miedo y cuando vemos que algo se interpone sacamos la artillería y arremetemos contra aquello que nos impide a ser o estar donde queremos. Y eso no es bueno porque, a la larga, intentamos vender algo de lo que ya no tenemos. El desdén es un desprecio hacia la propia dignidad humana y creerse en posesión de la razón y la verdad nos ata cada vez más al descalabro de la nuestra. Ser indiferente a lo que otros poseen y ofrecen es  errarse en un mundo propio donde apenas dejamos pasar la luz y el aire, y las cosas, las ideas y las personas se deterioran. Hay que hacer frente a los avatares del tiempo, de las situaciones. No tratar de negar realidades y circunstancias que se nos han caído de las manos. No por ser joven se sabe menos de la vida. La experiencia es un grado y hay que saberle poner el límite de la compasión, la escucha y compartir ideas juntos para que se surjan proyectos a la hora de enfrentarse a esos retos y al futuro. El desdén no debe caber en la metodología política, sin saber hasta que punto nosotros somos capaces de juzgar aquellos valores que otros ofertan cuando nadie sabe como salir del enredo. Dejar espacio a otros conceptos y a otras medidas. Reconocer el fracaso es cosa de sabios, pero mantenerse subidos al “borrico” es absurdo.

¿Galgos o podencos?

No corren buenos tiempos para dedicarse a rascar las soterradas andanzas de quienes nos gobiernan o nos han gobernado. De nada sirve estar continuamente sacando las chapuzas del vecino mientras las nuestras se airean en la ventanas de los medios de comunicación como si nada. Lo que si que es cierto es que el vientecillo de cantares, sonidos y engaños deambula por los pasillos de  la información. Ahora los bolsillos crujen y las tarjetas B salen a la calle. Los jueces se ven desbordados y atónitos ante tanta malicia, caradura y los delitos de fraude y corrupción que flotan en la atmósfera impregnándolo todo. La pasión compulsiva por gastar lo que no es tuyo ha saciado las avarientas ideas de aquellos que, aún teniendo de todo, quieren mucho más. Esos podencos hambrientos de la política, las finanzas o de cualquiera que tenga acceso a los bienes de los demás nos hacen reflexionar en la fábula de don Tomás de Iriarte que escribía  sobre  dos conejos, sin saber que hoy en el siglo 21 existen miles de fábulas como esa y que por desgracia no son conejos sino personas las que se ven acorraladas por la codicia de unos cuantos. Hoy en día existen muchos galgos y también muchos podencos. La rapidez de esos ejemplares es la que los caracteriza a la hora de hacerse con el botín y salir presurosos para que no les cojan. Aquel que más tiempo pierde cuestionándose lo que hacer será el más proclive a ser descubierto. ¡Toma el dinero y corre ! No son buenos tiempos para escudriñar ni debatir buscando a los culpables. Esos ya están lejos y con el botín a buen recaudo. Hay que buscar la pócima para salir de la de esta crisis y no vendernos un futuro incapaz de conquistar.

indigencia intelectual

La verborrea es una afición que se extiende sin mediar un ápice de cordura en ella, y sin al menos dignarse a una pequeña revisión de los términos a los que se hace referencia. Cuantas soeces escuchamos a lo largo del día en todos los medios y como si de un manuscrito se tratara se llegan a tomar al pie de la letra. Palabras redundantes que hacen del mensaje algo lleno de sentido, cuando en la gran mayoría de las declaraciones se trata de una reiteración, un insulto y tal vez una especie de monólogo que a nadie le interesa. Estamos cansados de tanta charlatanería barata. ¿Dónde están los eruditos que saben darle a cada frase su tono y a cada tono su correcto significado? Sí, señores hoy todo el mundo escribe un libro y para más inri se hace de oro, pero ¿realmente lo escriben ellos o no? Salen como rosquillas de las grandes editoriales y apenas se hace la presentación ya se prepara una segunda edición.  ¡Nos hemos vuelto locos o tal vez el inmenso vacío que sentimos por nuestra condición humana cada vez más aislada no encontremos otro entretenimiento que ventilar nuestras miserias!  La indigencia intelectual que brota de nuestras palabras cae en el efímero contexto de una sociedad sin sentido y huérfana de afecto, relación, ilusión y otros quebrantos que solo agudizan el freno hacia lo que debería ser nuestro proyecto futuro en la hoja de ruta de este nuevo milenio.

El latido de un país

Naturaleza, pavo real

Pavo real./HANAH VALENTÍN

“Si soy lo que tengo y si lo que tengo pierdo, entonces ¿quién soy?” El pulso de un país se toma por el bienestar de sus habitantes Es un mecanismo igual al del  cuerpo humano que si lo aceleras le produces reacciones contraproducentes para la salud y si lo dejas morir por inanición lo pierdes. Una toma de decisión debe ser importante siempre, sabiendo los pros y los contras que eso conlleva. No se puede ser bueno cuando ves que las personas ya no se fijan en ti. Nuestra frenética vida nos impide disfrutar y echar raíces en el mundo de lo pequeño, lo hermoso, lo vivo. La encrucijada política que vemos a diario se ha convertido en el culebrón de todos los gobiernos. La dignidad de las personas se desvirtúa con hechos vandálicos  y los tribunales dan carpetazo o se pronuncian en tiempos ilimitados. Nos miramos en el corazón de África y tratamos de reorganizar un país que necesita ayuda, pero el nuestro también. Ayudamos al vecino y mientras en nuestras calles se respira desolación y mal rollo. Son demasiadas meteduras de pata de unos para no hacernos ver lo que tenemos que ver. Las personas cambian cuando se dan cuenta del potencial que tienen para modificar las cosas. Hay que conectar con nuestra verdad y sentir como nos proporciona la fuerza necesaria para salir adelante. Dejémonos influir por el lenguaje de la maravilla. Ese lenguaje que los niños con su ilusión, no solo sienten nuestra dolor sino que intentan hacer algo por evitarlo. No rechaces tus sueños. Sin ilusión ¿el mundo que sería? Hagamos que nuestros gobernantes entren en sus juegos por un día, nada más. La mayoría de ellos cree que están pensando cuando en realidad lo que hacen es recordar sus prejuicios y así no se llega a ninguna parte.

El hombre que sabía demasiado

DSC00114El hombre se hace viejo muy pronto y sabio demasiado tarde” . Toda nuestra vida nos la pasamos aprendiendo y no nos damos cuenta de ello. El enunciado de este artículo podría transportarnos a 1934 cuando se estrenaba la famosa película de Albert Hitchcock. En el siglo que nos ha tocado vivir nos encontramos con muchos hombres que saben demasiado o por lo menos nos lo hacen creer.  ¿No será que el hombre, en su condición de animal racional se cree muy superior a los de su especie? Cuántos habrá que saben más que nosotros y sin embargo no nos lo dicen ni alardean de sus sabiduría.  La realidad supera más de mil veces la ficción y sea el siglo que sea siempre nos tropezamos con los cásicos “enteraos” que nos intentan confundir. Quizás jamás encontremos las causas para encauzar esa sapiencia que todos poseemos y que muy pocos desarrollamos. Saber hablar, ,escuchar, saber reprender existe porque también existen muchas formas de saber, pero por encima de todo, una persona es sabia cuando es humilde.  Debates, riñas, trifulcas que no conducen a nada sino a darnos cuenta de lo poco que sabemos. ¿Quién sabe mejor que nosotros lo que cada uno de nosotros sabe? Ahí está el enigma y la cuestión, porque saber no es gritar más. No existe el hombre que sepa demasiado ya que la vida es puro aprendizaje. Creérselo es un problema porque a la larga  el que va detrás de ti podría tener la solución. ¡Humildad señores! Esa es la respuesta  con la que nos hemos topado.