Más allá del ocaso

Destacado

«Suerte es lo que uno no padece« y tardamos tiempo en darnos cuenta. Aquel que mira hacia fuera duerme, pero el que mira hacia dentro despierta. El conocimiento de nuestra propia oscuridad es el mejor método para hacer frente a las tinieblas de otras personas. Pero ¿qué nos encontramos detrás de cada ocaso?. El despertar. La grandeza en todo su concepto de ese estado de superioridad. Eso que llamamos diferente y profundo y a lo que únicamente llegamos si sabemos ver. Padecer no alberga posibilidades si nos aferramos a ello y no intentamos separar las cortinas que nos impiden salir del pozo al que hemos caído. La vida podríamos definirla como ese estado en el que el cuerpo está a pesar del constante cambio de la materia. Y es ahí donde encontramos más allá del ocaso la líneas rectas de nuestro propio despertar. La vida no es sólo para pasarla, es para alcanzar un lugar que está dentro de tí.

Antes

Destacado

Antes exisitió un aroma de mar que aún recuerdo. Pero ese mar es quizás el mismo que balanceó muchas de mis ilusiones. Ahora mis ilusiones no son las mismas de aquellas tardes en la bahía porque todo aquello cambió de pintor. La blanca y espesa espuma de ese mar todavía me sorprende cuando el mes de julio interpreta muchas de mis fantasías aunque desde muy lejano me hacía cómplice de su danza y hermana de sus juegos. Antes, cuando todo se nos revelaba de manera transparente abrazábamos al mes de julio con devoción. Explendor de sus mañanas y tardes de paseo que se avecinaban a un verano bien distinto a los de hoy. La sal que todavía siento en mis manos transporta mi mente al chapoteo de mis sandalias de goma sobre la arena de la playa. A sentir el roce cálido sobre mi cara de la brisa y a buscar ese encuentro con aquellos que más has querido. Antes había más fantasía y mucha más ilusión que nos hacia ir de prisa hacia ese mar, esa montaña o simplemente una tarde en el parque comiendo helados.Hoy la vista se expande frente a la bahía y a veces creo revivir pinceladas de aquellos momentos. Respira, siente y más que nunca sueña porque es lo verdaderamente importante y que no caduca con el tiempo.

Crisis de valores

Destacado

Nos encontramos frente a una crisis de valores sin precedentes donde la vida vale bien poco y el egoísmo se nutre de hacer víctimas a quienes menos tienen. Todo vale por el poder y la sumisión de los pueblos y de todo aquello que necesitamos destrozar para atesorarlo. Una crisis de valores no es una ausencia de los mismos sino una falta de orientación de cómo afrontar la realidad y el futuro y con qué valores hacerlo. El ser humano espera todo de la sociedad, quedando fuera el esfuerzo personal, y todo aquello que la sociedad misma genera no son valores universales y positivos sino un enorme vacío existencial. Siempre se ha aprovechado la parte positiva de las crisis porque de ellas surgen nuevas oportunidades de cambio, de progreso y sobre todo de reconocer todo aquello que uno quiere, siente o está dispuesto a arriesgar. Un saber situarse en el mundo y no a costa de él porque estaríamos como al principio, carentes de todo estímulo frente a nuevas posibilidades. Los imperativos morales podrían ser nuestro acicate a la hora de emprender nuevos proyectos ya que el imperativo es un fin en sí mismo y no un medio para logar algo determinado. Crear cordones de aislamiento hacia quienes están aislados por razones de guerra, hambre, enfermedad no tiene cabida en esta misión. El imperativo moral es aquel que una persona se impone voluntariamente para llegar a mirar al mundo como una cuestión de prioridad inmetidiata y no espera a que nadie justifique la inacción.

Sintonía y tradición

Destacado

La Villa de la Orotava está de fiesta. La tradición inunda sus calles y la sintonía de su esencia la hace ser una vez más singular. Las costumbres hacen a los pueblos y sus gentes son los encargados de preservarlas para siempre. Un pueblo sin tradición ni costumbres es un pueblo muerto ya que toda su riqueza se ha ido destruyendo paulatinamente y sus gentes distan ya a kilómetros de distancia. Se habla mucho de la España vaciada y somos nosotros los que las estamos dejando así. El dinero y la inversión se destina a los grandes, que como feroces fieras hambrientas tratan de ahogar a esos pueblos que han sido, son y seguirán siendo la cuna de las civilizaciones. Nos estamos quedando sin ellos y es ahora cuando algunas miradas se vuelven atrás. Las grandes ciudades son como laberintos dónde parece que todos caben y sin embargo no hay lugar para tantos. ¿Qué será de ellos? Cuándo el poder adquisitivo de muchos merme de tal manera que deseen reconstruir un pasado ya extinguido y en el que solamente duermen los recuerdos ya nada será igual.

Ayer celebramos la fiesta y contemplamos sus casas engalanadas para la romería y el baile de magos. Sus fachadas lucen entre el colorido de sus cintas, sus capas de maga, los cestos de la comida y la ilusión contenida hasta que las carretas serpenteen por sus calles con la sintonía de las canciones y el encuentro de los amigos. Mirar atrás es bonito cuándo se ha conservado el legado de una tradición que lucha por no borrar la huella quienes la hacen posible; el pueblo.

El bosque sentido

Destacado

Sentir el bosque no es tarea fácil ya que no todos estamos preparados para ello. Existen infinitas maneras de encontrar esos caminos que nos invitan a su decubrimiento pero algunos de ellos no serán los verdaderos. Hemos escuchado a lo largo de nuestras vidas historias maravillosas de bosques. Unos encantados otros por el contario no, pero siempre podemos hacernos la pregunta ¿qué mistero encierra cada uno de ellos? Nunca lo sabremos entramos en él sin respero y sin esacucha. Haciéndo de cada uno de nuestros pasos una victoria y creyendo que allí podemos ser los dueños y señores. Nada más erróneo y que por desgracia los humanos lo llevamos siempre a cabo. Cuántas veces encontramos basuras en ellos y se nos ponen los pelos de punta sólo de pensar de que alguién como nosotros es tan ruín. El bosque sentído siempre espera nuestra visita para convertirse en nuestro anfitrión más exquisito proporcionándonos sus mejores paisajes, sus rincones favoritos o su frescura incesante. Sentir es la más bella expresión de lo humano y hacerse cómplice con ella siempre nos va a procurar esa experiencia que no necesita de palabras porque en cada uno de sus sonidos está el conjunto de toda esa maravilla.

El callado lenguaje de las sombras

Destacado

¿Qué hay detrás de ellas? Nos sorpreden y también nos hacen ser temerosos porque no les vemos realmente la cara. Mucho más allá de todo ello encontramos su mensaje. A veces atronador y otras sin embargo cálido y conciso. ¿Pero cuál es realmente su lenguaje? Si nos paramos a contemplarlas con actitud positiva seguro que encontraremos su verdadero significado. Desde el silencio y la oscuridad podemos conciliar esa apertura hacia la verdad sin apenas darnos cuenta. Porque el silencio habla y las sombras también a pesar de presentarse en forma de misterio. La sombra de un mar casi sin luz se estremece cuando el sol se abre paso entre las nubes para hacernos notar su presencia. Abajo el profundo océano gana batallas a la luz envuelto en su sombra gris. Todo acontece en un momento porque el recorrido está a punto de finalizar y los ojos de ese cielo cerrarán sus párpados a la noche. No hay miedo sólo quietud y prudencia para no despertar ese embrujo que se ha adueñado de la tarde en el norte de la isla, bajo mi ojo avizor.

Sensación de estar vivo

Destacado

Hoy nos podemos sorprender de muy poco y aún así siempre existe esa interrogante que nos incita a buscar mucho más allá de lo que está a nuestro alcance. Mirra, esa sustancia pegagosa de algunas plantas que tiene un olor muy agradable y se utiliza para hacer ferfumes.Cuando el aroma de algunas cosas llega a penetrar nuestos sentídos viajamos en el tiempo y nos confundimos con él. Igual que la existencia, la vida misma es esencia y es perfume. Es concentración y también legado porque en cada uno de ellos está el sello de su singularidad. Cada persona tiene un perfume innato y cada secuencia de la vida también lo lleva impuesto. Recordar y saborear es condición humana porque el hombre se enriquece de todo lo que está a nuestro alcance y sin embargo lo percibimos en la distancia. Los aromas son como las teclas de un piano inmenso que llegan hasta los sentídos más profundos y que a través de ellos reivindicamos nuestra sensación de estar vivos.

Recurrente

Destacado

Recurrente es la manera de pensar de aquellos que sin tener los pies en el suelo intentan hacer encaje de bolillos para salir de las contiendas más inesperadas. Pero esta manera de actuar reivinca que el «homo sapiens» está creándose un entorno en el cuál ya nada le afecta. Nos acostumbramos, eso sí, a las situaciones más difíciles pero no sabemos plantar cara frente a los altibajos de cada una de nuestras actuaciones. A un lado lo rual que se está poniendo muy de moda frente al caos mundial que ya viene arrollando todo a su paso. ¿Quién nos diría que a estas alturas nos iba a importar otra vez sacar a las vacas a pastar, plantar hectáreas de campos de girasoles o de colza y si vamos un poco apurados hasta dedicarnos al reciclaje sin fin de todo aquello que almacenamos en nuestras casas y ahora nos puede sacar de algún apuro económico? Nunca se sabe lo que nos vamos a encontrar en esta vida. Ya lo decía la mamá de Forest Gump: «La vida es como una caja de bombones, nunca sabemos cuál nos va a tocar». Ahora necesitamos sin duda ser recurrentes y no perder la cabeza. Lo demás ya viene por añadidura. Habrá que concienciernos y ser un poquito más decisivos a la hora de elegir porque no es oro todo lo que reluce y menos todavía a sabiendas de que los que nos engañan nunca serán capaces de lidiar con el rebaño.

Amigo

Destacado

«Las grandes almas son como las nubes, recogen para verter». Un amigo es como un amor capaz de durar toda la vida, alguién a quién el azar pone en nuestro camino y por elección mutua sigue a nuestro lado. A pesar de la distancia y del tiempo en el que no le veamos está ahí siempre. La relación que nos une se basa en un contrato sin condiciones para acompañar sin empujar. Un día escuché al amigo cuando me dijo que todo lo que recibía era para ofrecerlo a los demás y sin dudarlo me comprometí con él porque sabia que el tiempo y la distancia habían coincidido en ese momento. Su amistad sigue junto a mi igual que ese pájaro que observo cada mañana frente en mi ventana. Esas grandes almas que recogen para verter y sin embargo a pesar del tiempo y la distancia estarán indefinidamente a nuestro lado.

Andariego

Destacado

No es fácil andar el camino cuando los obstáculos se interponen, únicamente el deseo de hacerlo, de descubrir y de encontrar se convierte en el bastón que nos ayuda a ser constantes. Cuando estamos presentes el mundo está verdaderamente vivo. Darnos cuenta de que lo esencial es invisible a los ojos y si en algún momento hemos construido castillos en el aire no tienen porqué perderse. Es el momento de poner los cimientos debajo. No hemos dejar que un sólo día sea igual al anterior porque todos los días son diferentes. Igual que los caminos cuando nos echamos a andar, ninguna curva es idéntica ni tampoco las piedras que tenemos que evitar de la misma manera. Presta atención a todos los momentos porque la oportunidad «ese instante mágico» está a nuestro alcance. ¡Tengo un día, si lo sé aprovechar tengo un tesoro! El verdadero camino es aquel que el andariego conoce y hace suyo desde el primer paso porque el aunténtico viaje es aquel que culmina con la transformación de alguién en la mejor versión de sí mismo. Los árboles, el bosque y el mar son las asignaturas pendientes para una educación de futuro que apueste por la vida.

Sentido y dirección

Destacado

El sentído marca la dirección y una dirección es mucho más que un resultado. No siempre aprendemos a caminar en el sentído correcto. Bien por influencia exterior o simplemente porque es más cómo actuar así. Pronto comenzarán los problemas ya que nos iremos dando de narices con los demás. No todos pensamos igual pero no por eso nuestro énfasis en vencer nos hace concebir que hemos convencido con nuestra manera de actuar. Se han perdido y aún se van perdiendo direcciones correctas por el mero hecho de salirse con la suya. Nada más alejado de realidad se cuece a diario entre los pasillos gubernamentales, en las sedes de las grandes finanzas internacionales y por desgracia en los salones de pleno de los ayuntamientos que inician sus trayectorias sabiendo que el sentído y la dirección de cada uno de sus proyectos estará siempre encarado a su propio bienestar. Esos latifundios mediocres donde se grita más que se habla, se insulta más que se respeta y sobre todo se miente más que se hace. El sentído y la dirección de este planeta está en manos de muchos que no saben, no quieren y no sienten. El mundo en sus manos es el peligro que nos acecha y nos consume porque en definititva hacen de lo nuestro sus apetencias diarias. El resultado lo vemos y apenas nos movemos de la silla. ¿Cuándo reaccionará el mundo? Nos va la tumbona, las vacaciones y el último coche híbrido para darle por las narices al vecino. Así no llegaremos ni tan siquiera a la esquina y ya estamos a punto de doblarla.

Lengua del mar

Destacado

La lengua del mar intenta hacerse con el sabor a tierra que le rodea. Como un león hambriento quiere llegar como sea mientras la espuma blanca ruborizada pespuntea los márgenes de la costa de Los Silos. Un enclave que nos dice de historias y nos aconseja de proyectos futuros. Dejar atrás el vaivén del agua que arremete contra la roca reivindica una vez más el poder que el mar tiene sobre nosotros. Tardes tranquilas de paseos sosegados bajo la atenta mirada de un sol ya poniente que dibuja entre la brisa el susurro de la plácida presencia de una tarde que se va. Volver a encontrarnos de nuevo con él será como el recuerdo de hacer firme nuestra promesa y compromiso. Somos parte de ese rincón que aquella tarde nos animó a andar en su sendero bordeando el mar y mientras le observemos nos haremos partícipes de su misterio. Igual que la vida que nos compromete y nos conduce únicamente por una cosa; nuestra razón der ser. Lo demás todo es adorno y volatilidad que se diluye sin dejar rastro y sin cincelar experiencias. Vale la pena hacernos partícipes de dicha sensación. Y la lengua del mar de Los Silos nos acompañó una vez en este grato paseo.

Saciar la sed

Destacado

Estamos metídos en esa espiral que siempre nos remite al «cambio climático» y tratamos de encontrar la solución idónea para intentar paliar las consecuencia de nuestra conducta frente a la naturaleza. Nefasta es la palabra que la identifica y por tal motivo nos va a costar un tanto llegar a estabilizar su deterioro. Nos ofuscamos en otras cuestiones y ponemos en peligro lo que realmente es importante, la vida, las condiciones y sobre todo nuestra manera de afrontar ese futuro tan incierto que cada día nos tiene más atrapados. Saciar la sed. La del sol, la de las montañas, la de los campos. Tarea difícil que no somos lo suficientemente responsables de hacer. La fuente mira al cielo abriéndose paso entre las copas de los árboles. Igual que si intentara robarle al sol su magnífica presencia a la vez que le ofrece la frescura de sus aguas. Hemos de buscar a través de los nubarrones de la vida ese resplandor que existe, hasta en los momentos más complicados, y saciar nuestra sed no con venganzas sino con la ilusión de porder estar frente a ese sol cada mañana. Sólo así el cambio será posible.

Aromas del Teide

Destacado

En estos día de mayo la floración es intensa en todos los rincones de la isla, pero sin lugar a dudas en las altas planicies se eleva mucho más esos aromas a tierra, dulzor y retamas. Las abejas ya se disputan los brotes más suculentos porque la naturaleza no tiene secretos para nadie y nos muestra su cara transparente cada vez que la contemplamos. Junto a los pinos canarios que se balancean dejando tras de si el sonido de su voz enmedio del silencio nos atrevemos a decir que la verdad de todo está ahí, en lo más simple a la vez que lo más elaborado. Lienzos de olor y bocanadas de fresca abundancia se despliegan a los pies del Gigante que observa y asiente. Que enamora a la vez que da miedo por su magestuosidad. Querer elaborar un cuadro con estos matices nos llevaría demasiado tiempo, justo hasta la puesta del sol. Mañana será completamente distinto aunque los pinzones azules, las retamas y las violetas no estarán esperando como siempre.

Contadores de estrellas

Destacado

Se suele decir que «un sabio» es aquel que constantemente se maravilla. Pero los contadores de estrellas contemplan a diario las maravillas que el cielo escribe para nosotros. Izaña es un enclave situado muy cerca del Teide y desde allí sus poderosos telescopios desmenuzan el universo y las constelaciones cada noche. Contar estrellas nos abre las puertas a mundos que jamás podemos imaginar que existen y sin embargo nos miran desde arriba. ¿Qué sería la vida si no tuviéramos que intentar algo? Establecer contacto con la naturaleza y el cosmos hace que la vida sea más hermosa. Los pasillos del universo están diseñados para cada uno de nosotros aunque nos sintamos perdidos frente a sus estelas de luz. Porque el mundo está en manos de aquellos que tiene el coraje de soñar y correr el riesgo de vivir sus sueños.

Sin juzgar ni evaluar

Destacado

Cuando quieras hacer algo hazlo, no esperes hasta que las circunstancias te parezcan favorables. Un hombre que decide hacer algo sin pensar en otra cosa supera todos los obstáculos. Todo tiene su porqué y la razón de ser pero eso no debe obsesionarnos porque si realmente decidimos no juzgamos ni evaluamos, solamente hacemos. Frente a la bonita plaza situada junto al mar, es su razón de ser y por tanto muestra su planta y lo que ella quiere decirnos. No juzguemos solo en su apariencia porque nos veremos absorvidos por toda una serie de condicionamientos confusos frente a la sencillez de su mensaje. Cómo no, el verde de sus pequeños árboles y el banco de piedra en el que muchas veces hemos descansado ponen un punto a la instantánea natural de dicho rincón.He dicho al comienzo que se halla junto al mar, con la espalda protegida por la montaña y la muestra permanente de un ayer que no necesita ser juzgado ni evaluado, únicamente es.Y eso que no he contado ni la mitad de lo que ví.

Ética

Destacado

«La ética no es otra cosa que la reverencia a la vida». La filosofía moral es la rama de la filosofía que estudia la conducta humana. Correcto o incorrecto, esa es la cuestión. Sus orígenes se remontan a la filosofía de la Antígua Grecia y su desarrollo a lo largo de la historia nos da a entender las conductas de la vida humana. Aquellos que alejan sus decisones a los compromisos mismos que en la concepción valorativa de la vida en términos de lo que es bueno, obligatorio y justo. La ética nos brinda toda una serie de herramientas que nos permiten reflexionar sobre los valores de la democracia, la libertad, la igualdad y la tolerancia. Pero todo ello está cayendo en pozos sin fondos desde los que no hay cabida alguna y desde donde la humanidad se está propiciando un final demasiado gris. El respeto a la Constitución y a las Leyes queda relegado solo al favoritismo y la posesión. Sin tener en cuenta que no somos nadie sin los demás aunque nos empeñemos en creernos invencibles. La idiotez humana está llegando a límites que si no somos capaces de verlo por nuestros propios ojos nos quedaremos ciegos para siempre. Los puentes fueron construidos para procurar soluciones. Hoy solamente los contemplamos como un pasado que existió. Cosa mala es creer en que la vida que vale la pena vivir implica riesgos, evadirnos de la segura cárcel de lo que siempre fué saltándose el guión que otros escribieron para nosotros no nos hace invencibles, nos hace inconscientes y frágiles.

Enriquecerse

Destacado

El deporte de la humanidad es enriquecerse como sea. Ahora bien, no todos están por esa labor ya que muchos tratan de disfrutar de su trabajo sin procurarle un daño a los demás. Pero en este mundo donde la críptomonedas, los paraísos fiscales y la exhuberante demostración de poder está supurando por todas partes. Ya no existe el decoro al poder beneficiarse del mal ajeno y en virtud de aquel descalabro que sufríó la sociedad española en los momentos más duros de la pandemia nadie se cortó un pelo en hacer negocio del árbol caído. La picaresca se ha instalado en esta sociedad con muy pocos principios y no demasiados actos de humanidad. Todo lleva la coletilla de cómo sacar provecho de todo.Hemos ido gestando unos valores basados en el poder y todo evoluciona alrededor del mismo. Las guerras ya se alimentan de lo que les estamos proporcionando con nuestros negocios de armas y con todo aquello que pueda aportar beneficios. No se tiene en cuenta el daño a las personas, a las ciudades, a la vida en general y a todo aquello que nos pertenece, nos nutre y nos da equilibrio y progreso. ¡Qué ciego se está quedando el mundo frente a tanta maldad porque es incapaz de reaccionar frente al daño y a la exclusión social que le amenaza! Enriquecerse de ese modo no quiere decir crearte un imperio económico dónde no haya cabida para nadie más que tú, porque aunque estás cubierto de oro el frío metal te hará un náufrago de tu propia fortuna.

Día de la rosa

Destacado

La rosa de té nace en el Himalaya y aún así poco la conocemos. A pocas horas de celebrar el día de la rosa (el 23 de abril) no estaría de más encontrarnos con esos ejemplares tan diversos a la vez que únicos,dónde la belleza se hermana con la fragancia de algo tan sutil. Un ramo de rosas es un detalle pero una sóla de ellas es una demostración de cariño y de respeto. ¡ Felíz día de la rosa, delicia de quienes saben apreciar su mensaje!

El sol en una botella

Destacado

Deberíamos de ser un poco más cosncientes en todo aquello que intentamos cambiar. No todas las soluciones son las apropiadas ni tampoco todos los problemas tiene una misma raíz. Hay que dejar fluir a nuestra mente para que se puedan clarificar las connotaciones y a las que tantas veces les colgamos el cartel de «problema». Quizás la solución no esté tan distante como creemos, solamente es cuestión de discernir ampliamente sin apilar conocimientos, conclusiones y toda una serie de frenos preestablecidos. Un gramo de combustible, en esta era en la que nos movemos siempre motorizados, tenemos nuestra vivienda sincronozada con toda serie de aparatajes (muchas veces excesivos) y que ya ni pensamos por nosotros mismos, es igual a la energía que generan 8 toneladas de petróleo. Esa tecnología impuesta nos está mermando la salud, el bienestar y también la economía. La innovación se talla hoy en día frente con baremos lucrativos en los que poco se respeta la evolución natural de los recursos y beneficos que la misma naturaleza nos proporciona. Esos recursos que se van agotando frente al abuso desmedido de nuestra manera de procurar que todo se regenere y que nada se interrumpa. Envasar al sol en botellas para que no falte la energía que mueve al mundo. A ese mundo que no conoce de normas ni de responsabilidas y dónde todas las miradas siguen estando puestas en ellos mismos y sus imperios. Al otro lado la energía se extrae a diario y sin pretensiones desde aquellos que se favorecen de los recursos de la tierra y sin embargo no dañan ni contaminan. Pero esa es otra cuestión y no cabe en lo que llamamos «civilizaciones y progreso» porque siempre están ocupandos en saciar su sed de poder a costa de lo que sea.

Equilibrio

Destacado

Estamos en la balanza del tiempo y como bien podemos observar el equilibrio se muestra sin apenas necesidad de proponérnoslo. Las marismas y los humedales que frecuentemente salpican nuestra geografía nos lo confirman. ¿Qué será de ellos? Apenas conocemos nuestro país y sin embargo nos deleitamos como confereciantes natos que viajemos por el mundo. Esos lugares que un día fueron nuestros y que hoy por desgracia desconocemos y hasta ignoramos. El reclamo que a día de hoy hace nuestra geografía, nuestra agricutura y ganadería se convierte en el tachón sin goma de borrar que tarde o temprano perderemos. La cultura de un país es mucho más que hacerse famoso. Es sentir a ese país como algo propio e imperecedero que nos comunica con el mundo y que nos proporciona todo lo necesario para que seamos. Observamos las la aves llegar cada año a Doñana y las cigüeñas hacer sus nidos en las torres de los campanarios. ¿Sómos consientes de ello?. Sin lugar a dudas muchas de estas demostraciones de vida y de progreso se encuentran muy relegadas de nuestro entorno. Justificamos todo al cambio climático y no percibimos que ese cambio climático nuestra manera de ser frente a la vida, la naturaleza y la razón.

Luces y sombras

Destacado

Bajo la espesa manta que cubre nuestra existencia existen numerosos puntos de luz que diseñan nuestros caminos. Hoy la civilización se halla en una confusión tal que arremete contra todo eso que le es dado y sin embargo siempre ambiciona más. No por eso nuestras intuiciones carecen de fuerza y mientras unos deambulan por caminos estrechos otros extienden sus brazos hasta alcanzar los dos puntos que le proporcionan la estabilidad necesaria para seguir adelante. Miramos al cielo y sólo vemos puntos de luz en la noche y sin embargo recibimos lo incuestionable de todos ellos. Debemos tanto al universo que jamás podríamos equipararnos a él por tanta bondad. Pero estamos tan distantes que apenas podemos percibirlo mientras que es el universo mismo quién está, ha estado y seguirá a nuestro lado. Avanzamos de una manera tan incontrolada mediante la tecnología que permanecemos en estado de asombro constante a la vez que impresionados por todo aquello que podemos lograr. Más esa sensación de poder no es ni un ápice de lo que el hombre, con su inteligencia e intuición podría conseguir sin apenas esfuerzo. Luces y sombras, igual que el cielo y el mar. Que el día y la noche y todo aquello que nos parece extraño pero que hemos ido creando poco a poco con nuestra vulnerabilidad frente al desafío del hombre ante su propio destino. De vez en cuando hay mirar hacia el universo y saber que estamos aquí y que le debemos tanto que no habrán días para contarlo. La sombra de su luz es infinita al unísono que su magnificencia es impredecible.

Más allá de mi mano

Destacado

Cuando el árbol no te deja ver el monte para que la vida se vuelve posible. Pero si tratamos de observar más allá de su sombra el día amanece y la esperanza se posiciona. Más allá de nuestras manos existe un mundo que nos reclama y una voz que nos instiga para intentar verbalizar esa cadena de diálogo mediante el cuál podamos crear un estado de calma que organize lo que está roto. Que abrillante lo que se ha ido estropeando con la ira del hombre y sobre todo que cualifique ese poder que el hombre tiene para no actuar simpre con violencia sino con la palabra. Más allá de nuestras manos está la sabia paciencia de no tener que coger un arma para lograr un fin a costa de vidas humanas. Mientras sigamos mirando solamente el árbol nuestra actitud seguirá frustrando esperanzas y mutilando deseos. Nadie quiere extender hoy sus manos. Quizás el interés sea mayor que la dignidad y por eso nos volvemos recelosos. Cuando deseemos hacer algo, hagámoslo, no esperemos a que las circunstancias nos sean favorables. Ese intervalo de tiempo entre la razón y el interés puede hacer que nos cambie la vida de inmediato. El problema de mirar al pasado muy a menudo es que un día volvemos la cabeza al futuro y descubrimos que ha huído definitivamente. Ningún minuto es igual.

Retratos de ayer

Destacado

La masía se mira en el estanque. Y lo viene haciendo desde hace mucho tiempo. Sus frías aguas todavía acunan momentos del pasado que siguen en ellas. Esos viejos lugares de la infancia dónde todo parecía más luminoso y también más onírico como en los cuentos que tantos días de verano se contaban entre sus árboles. Hoy el tiempo de la masía se viste de nostalgia y de recuerdo porque allí nada pasa desapercibido y dónde los senderos entre sus naranjos ya perfuman de azahar las tardes de esta primavera. Volver y reinventarse es querer atrapar el tiempo en esa esquina del jardín aunque de distinta manera. La hierba ha crecido y muchos de sus caminos han quedado bajo ella. Se hacen notar porque entre sus florecillas silvestres trenzan nuestras pisadas y nos sorprenden con alguna flor o tal vez con ese drago que viajó desde Canarias para quedarse allí. Retratos de ese ayer que hoy todavía están presentes rubricados por el único geranio rojo que ya ha nacido en esta primavera.

El puente del río Seco

Destacado

Despedimos un mes de marzo lleno de sinsabores, dónde la irracionalidad supera ya todos los límites y todavía sin vislumbrar un ápice de luz y sosiego. La vanidad de los polñiticos se ha instanlado en sus corazones de por vida y se arriman al ascua que más calienta con tal de engordar su ego a costa de la vida, la prosperidad y el entusiamo que a diario muchos ponen en lo que poco a poco se les está escurrriendo de entre las manos. ¿Volverán aquellos tiempos de bonanza?, no lo sabemos. Mientras la vida nos muestre su verdadera esencia y los ríos secos se llenen de agua ante nuestros ojos podremos decir que existe un ápice de luz frente al camino. Lo demás se queda corto por mucho que lo intentemos porque no somos capaces de renunciar a muchas cosas que se se solapan frente al apático proceder del hombre. Busquemos esa verdad y dejémonos de tonterías que solamente harán que cada vez estemos más hundidos en el fango. Foto: puente romano sobre el río Seco, Onda, Castellón.

Renacer

Destacado

Tayde;palabra bereber que significa pino. Árbol más abundante del archipiélago canario que nos sorprende cuando paseamos bajo él sintiéndo como se balancea a la brisa. Su conocimiento más antiguo se remonta al siglo I a.d.c. y se debe al naturalista romano Plinio el Viejo. En su relato sobre la expedición enviada por Juba II a las legendarias «Islas Afortunadas», Plinio mencionaba la abundancia de piñones de pino en la isla que él llamaba «Canaria». Con la caída del Imperio Romano las Islas Afortunadas cayeron en el olvido y apenas se supo de ellas hasta que las redescubrieron un siglo más tarde. El pino siempre ha estado presente en la vida de los canarios, cubriendo gran parte de la superficie de las islas y protagonizando una visión que caracteriza su naturaleza única. Muchas han sido las ocasiones en las que hemos visto arder el monte por actitudes malévolas del hombre frente al paisaje, dejando tras de sí un espectáculo aterrador. Otras veces ha sido la propia naturaleza la que se ha ensañado con la flora y la fauna de las islas. El pino canario es el único tipo de conífera que resiste al fuego. Son capaces de brotar de las cenizas, ya que se adaptan a todo tipo de orografías y climas. Canarias ha vivído meses de incertidumbre por la erupción del volcán de la Palma en la que se han visto arrasadas hectáreas de pinos, plataneras y un sinfin de especies autóctonas que tardarán años en volver a deleitarnos con su paisaje. Pero la vida es caprichosa y frente al hombre muy poco tiene que decirnos. Tenemos que bajar la cabeza siempre porque de una manera o de otra hemos de ganarnos su respeto. Renacer, volver a la vida tras ese paréntesis que la misma vida ha redactado para nosotros y todo aquello que siempre hemos de valorar. La lección está una vez más dada y habrá que ser conscientes de ello porque la vida en sí es una cadena de circunstancias a las que hemos de ir dando forma sin dañar. La isla de la Palma nos lo muestra ahora con orgullo. Los nuevos brotes verdes de los pinos que vieron correr la lava sobre sus raíces abren sus hojas a la vida nuevamente. Las plataneras encadenan el renacer de sus plantas frente al sol de la primavera y el mar diseña nuevos arrecifes submarinos únicos y excepcionales. Hoy la vida es la protagonista una vez más de aquello que el hombre no es capaz muchas veces de dar el valor que tiene. Mientras una parte de Europa sufre ante la crueldad de una guerra, enmedio del Atlantico se ve el resplandor de un nuevo horizonte. Cuando caminemos bajo la sombra del pino canario y escuchemos el silbar de sus ramas mecidas por la brisa en la soledad del monte, será como un diálogo entre nuestro yo y la vida misma. Una experiencia que recomiendo siempre.

Cuestión de gusto

Destacado

«El espíritu de mi tiempo avanzó y dejó caer enfrente de mí enormes volúmenes que contenían todo mi conocimiento. Sus páginas estaban hechas de mineral» (Carl Jung) Los movimientos del universo dan origen a hechos definidos en la vida de una persona y aunque parezca una paradoja suele ser muy cierto. Estamos influídos por la astrología y cada vez queremos ahondar más y más en ella. Nuestra curiosa necesidad de urgar en su misterio no hace descubrir muchos de los enlaces que tiene con nuestra existencia. Muchos niegan esa similitud pero a la vez se halla atrapados en su misterio. Hoy contemplé este liezo realizado solamente para mí y me sorprendí con él. Todo reunía la simétrica proporción de algo tan natural, atrayente y misterioso como puede ser un volcán, el Teide, silencioso, vestido de blanco sobre el cielo azul. Solamente un detalle se escapó de la creación, su enmarcado. No obstante las piteras, los dragos y las palmeras se sintieron obligadas a rubricar el encuadre perfecto. Cuestión de gusto ¿no es cierto?.

Abrir las alas

Destacado

La vida está hecha para usarla. Tras un paréntesis forzoso muchas almas libres ansían abrir las alas y trascender más allá de las nubes. Aprovechar cada instante que la vida nos regala es en realidad la oportunidad de hacerlo nuestro o pasar de él. Sin embargo vivimos tiempos revueltos y no por eso hemos de perder oportunidades y establecer prioridades. Pensar en ese siguiente paso es cosa nuestra y la decisión que tomemos también. Pero siempre procurando aprovechar los maravillsos momentos que una vez pasan ya no vuelven. (MFS2020)

Savia

Destacado

La savia, el néctar de la vida, dónde cada persona almacena la herencia racial a la que llamamos conocimiento se va deteriorando a medida que la humanidad trata de enfrentarse a la razón y disipiar la conciencia. Buscamos a menudo cosas que ni tan siquiera nos hacen falta con el único propósito de almacenar bienes, al mismo tiempo que nos desnudamos de valores intrínsecos en cada uno de nosotros. ¿Pero vale realmente la pena esprimir este potencial único y personal para hacer ver al mundo que somos invencibles? La savía nueva que emerge de la tierra es la que trata de crear nuevos pilares para el crecimiento del mundo, del hombre y configurar un futuro aceptable y justo para todos. El árbol expande sus raíces y no sabe con seguridad que puede que no lleguen muy lejos porque alguién frustre su desarrollo. Las catástrofes naturales son la únicas exentas en cambiar las cosas de sitito. De remover la tierra y el mar intentando buscar su orígen cuando se ha visto amenazada. Pero el hombre no tiene el visado para truncar la vida de nadie. Sea cual fuera su condición jamás podrá estar por encima del hombre para hacer su voluntad y ocasionarle sufrimiento. La savia de la vida es la pócima natural de ésta y con ella el mundo evoluciona y crea. Sabiduría que el futuro necesita para que la raíces de la humanidad se mantengan a pesar de la locura de unos y el descuido de otros.

Aurora

Destacado

Aurora, el brillo del sol naciente. Una vez más distinto porque en él estaban contenidas infinidad de estrellas que no querían perderse el rostro pálido de la Luna. No sin ella es el mensaje porque sin tí la aurora de hoy no existiría y tu ausencia sería más cruel durante estos dieciocho años. El alba de hoy es omnipresente ante este futuro incierto que nos rodea, tal vez mañana no sea así. Entonces pensaré que este paréntesis de ausencia podrá ser un puente para el hombre y su maldad desaparezca. Dos fechas y también dos auroras diferentes pero con contenído de hiel y esencia de nostalgia. Cuando salga el sol mañana quizás la humanidad vea el reflejo en sus obras y el sinsentido a sus despropositos. No sin ella. Nunca sin ella, porque a pesar del tiempo sigue formando parte de mí.

Dos caras y una misma realidad

Destacado

«No se nace mujer, se llega a serlo», fueron palabras que en su día pronunciaba Simone de Beauvoir, una de las primeras mujeres que rompía una lanza en favor de la mujer. Hoy en día todos se lanzan al ruedo para salir en la foto. Cuando no hay nada hay buscar algo para que seamos ese centro de atención que talvez lo que menos nos importa es el fin hacia el cuál estamos manifestándonos. Las dos caras de una misma realidad es la expresión que ha tenido la humanidad desde siempre. No es lo mismo ser un emigrante subsahariano que un éxido que huye de la guerra y que nos conmueve a todos. Las baras de medir nunca han tendio la misma longitud y por muy empecinado que esté el mundo será bien difícil conseguir el equilibrio. Sólo se barre para la casa propia y cada vez nos estamos aislando del mundo. Celebramos el Día de la Mujer y solamente se salle a la calle a gritar y pasar un ratito. Después ya nadie se acuerda de ese compromiso. Mujer se es todo el año y aunque se quiera ser progresista de todas se carece de lo más importante «llegar a serlo». El gran vacío existencial nos muestra su cara más cruel en los momentos de angustia y de miedo. Estamos ante el éxodo de una guerra sin piedad y dónde las mujeres son las que deben salir con los hijos a cuestas. ¿Dóde está la igualdad?. Muchas habrán que serían capaces de cambiar ese rol establecido (negociar, dirigir, etc.) y sin embargo nadie les ha preguntado. Por otro lado aquellas que desean cooperar en trabajos humanitarios procuran que su silencio y su buen hacer logre lo que muchos ni tan siquiera lo habrían intentado. Dejémonos de panfletos baratos. La mujer no necesita nada, únicamente serlo. Quizás muchos de los empoderados se llevarían las manos a la cabeza, aunque les costaría reconocer su fracaso.

Bengalas rojas

Destacado

«Escribir leyes es fácil, pero gobernar es difícil». No somos dueños de las naciones ni tampoco de quienes habitan en ellas. Querer dominar a las naciones es el punto cero de aquel que ya lo ha perdido todo, y aún insiste. Hoy mundo mira al cielo y sin embargo se contiene porque es más valiosa la vida que todo aquello que un día nos prometieron. La vida es una bengala roja de sueños que vuela de oriente a occidente y trata de crear una tela de araña para hermanar y proteger a los pueblos. Pero existen las arañas venenosas que se introducen en ella y van minando el poder y la decisión. No obstante la tela es fuerte y resiste porque en su convicción lleva la energía de todos aquellos que están tensando su eficacia para así llegar a proteger a muchos más. Hoy la conciencia del mundo está más abierta que nunca frente al miedo y la guerra. Ante el naufragio de civilizaciones, de culturas y de generaciones enteras a las que muchos han tapado la boca y han atado sus manos. ¿Quizás estemos hoy frente a una de esas arañas venenosas, pero tal vez con los días contados? Después podremos decir que allí por donde el miedo pasó ya no queda nada, solamente nosotros. Las crisis se producen cuando lo viejo no acaba de morir y cuando lo nuevo no acaba de nacer. La no violencia conduce a la ética más alta que es la meta de la evolución. Hasta que no dejemos de hacer daño a los demás seguiremos siendo salvajes. Ciencia y humanismo han de ser un sólo brazo y no un muro que separe corazón y sentimiento. Existen las derrotas pero nadie está a salvo de ellas. Por eso es mejor perder algunos combates en la lucha por nuestros sueños que ser derrotados sin ni siquiera saber porqué estamos luchando.

Razonamiento nocivo

Destacado

¿Cuántas veces nos hemos preguntado porqué el hombre recurre a esos razonamientos nocivos para saciar su hambre de poder y su eterna existencia? Las democracias se romperán si mantenemos las riendas tensas. Solamente pude existir apoyada en la confianza y la cooperación. ¿Y qué soledad es más solitaria que la desconfianza? Muchos si no casi todos los grandes mandatarios del mundo están tremendamente sólos y tratan de llenar su vacío existencial destruyendo y amenazando. Haciéndose creer que lo tienen todo y sin embargo no es así. Las posesiones son la armadura para engañar la nefasta calidad de sus vidas y a medida que van consiguiendo avanzar como lenguas de fuego hacia sus objetivos, más cegados están. Los razonamientos nocivos que lastran a la Humanidad en su progreso y libertad se evidencian en sus acciones y en las decisiones tomadas siempre con el ego en la mano y la autoridad vestida de amenaza. La historia de la Humanidad es el segundo que transcurre entre los pasos de un caminante dónde el instante decisivo de la evolución humana es perpétuo. El hombre no atrae aquello que quiere sino aquello que es y por muy armando que se encuentre jamás podrá doblegar a quienes están sufriendo las consecuencias de esos razonamientos destructores. Querer llenar el vacío con posesiones y metas marcadas pueden conducir a perder el rumbo definitivamente. ¿Está Europa preparada para ésta odisea? Tal vez hemos perdido el tiempo en banalidades y otros fueros. Quizás nos creíamos protegidos formando parte de esta unión que muy poco unida ha estado siempre pero resultaba llamativo ese título que ahora se nos está quedando corto. No hay defensa, no hay organización horizontal entre los paises integrantes y lo más penoso de todo es que apenas entendemos su misión y sus reponsabilidades. ¿Qué hemos construído? Una burbuja en la que los mejores sitios siempre los manipulan los mismos, dándonos a entender lo contrario. Paseo va y paseo viene es todo lo que se nos despeja y el cielo europeo se encuentra cada vez más lleno de nubarrones. Sabemos que la vida es una sucesión de incertidumbres y la inseguridad es inherente a todas ellas, por tanto la labor no es la adecuada y los fines no son los vendidos. La utopía es el principio de todo progreso y el diseño de un futuro mejor.

Convicción

Destacado

Estar seguros es algo que no todos experimentamos de igual manera. Nos sentimos bien de estar donde tenemos que estar y adoptar las decisiones que hemos de adptar pero ¿llegamos en muchas ocasiones a estar convencido de ello?. Una vez atravesamos el límite ente lo que nos han dicho y repetido haciendo de ello algo verdaderamente cierto pero que sin lugar a dudas no estamos convencidos. Estar convencido de algo es estar seguro de ese algo. Sin adornos ni metáforas, sin dilaciones y sin interrogantes. Se está no no, lo demás es pura fantasía en la que los primero engañados somos nosotros. Largos son los conductos que muchas veces nos han custodiado para hacernos llegar donde no tenemos la intención de llegar porque sabemos a ciencia cierta de que aquello no es más que un espejismo involuntario de nuestra manera de sentir lo que verdaderamente nos da la razón en nuestro convencimiento. Las personas cambian su manera de pensar constantemente y aún así siguen el propósito de creer que están en total convicción con ellos mismos. Nada más alejado de la realidad porque si estamos plenamente convencidos siempre estaremos seguros internamente del valor innato que cada uno es capaz de albergar. Por encima de todo sobresale la verdad y con ella la sombra se disipa.

Los duendes del mar

Destacado

La bravura del mar enamora pero es su duende el que pone las directrices de su sabia presencia. A veces nos obligamos a pensar y a sentir lo que supuestamente deberíamos pensar y sentir obturando de esta manera nuestras verdaderas emociones. No cabe duda de que pararse frente a esa colcha de encaje blanco, con su vaivén y su susurro nos llena de satisfacción aunque sabemos que entraña su verdadero mensaje. La vida que vale la pena vivir implica correr riesgos, unos por necesidad y otros por el deseo de aventura, ante la imperiosa decisión de buscar emociones fuertes o encontrar un futuro diferente. Salir de la segura cárcel de lo que siempre fué así y saltarse el guión que otros escribieron para nosotros. Nacemos para cambiar. Los seres humanos somos proyectos inacabados que se reescriben constantemente. Lo mismo que aquellos que buscan la realización de su proyecto escalando las más altas montañas del mundo. La vida es un intento constante de regulación. Sólo quienes se arriesgan a ir más lejos podrán saber lo lejos que pueden llegar. Existir es un hecho, vivir es un arte y cada uno lo crea según sus ambiciones y también su valor a ir más allá de lo que ven sus ojos.

Singulares

Destacado

La vida nos presente a diario numerosas muestras de singular belleza que, aunque nos parezcan un tanto normal, no lo son desde el mismo instante en el cual tenemos la posibilidad de hacernos con la singularidad de sus obras. Pero eso no ocurre únicamente con el arte, la naturaleza o sencillamente con algún pasaje de nuestra vida. En ello términos diré que muchos de los pasajes de nuestra vida nos han dado la oportunidad de conocer a esas personas singulares que nos han regalado mucho de sus experiencias y de sus alegrías. Y todo ésto sucede en un mundo que a veces no somos ni capaces de entender pero sí de disgregar ese regalo encontrar en ellas lo auténtico, lo transparente y sobre todo lo humano. Pasar desapercibido frente a muchos es un don, ya que no necesitamos hacer alarde de lo que somos ni de lo que tenemos. La verdadera singularidad se expone sin palabras, solo con hechos y también con la infinita sabiduría de dar sin esperar nada a cambio. Todos hemos tenido por suerte seres especiales y únicos que se cruzaron en nuestra vida sin buscarlos pero que nos dieron tanto como lo que ahora sentimos al perderlos. No son ídolos ni tampoco campeones, lo único que compartimos fué amistad verdadera. Y hoy encontré entre mis últimas conversaciones con ella la espectacular puesta de sol que le regalaba hace unos días. Reconocer nuestras limitaciones y valorar todo aquello que los demás tienen para ofrecernos es el punto de partida del camino del crecimiento personal, pues sin humildad no es posible el verdadero aprendizaje.

Leyendas urbanas

Destacado

Ponemos fecha a todo aquello que nos resulta novedoso, atractivo y también a los acontecimientos que hacen tambalear nuestra convivencia. ¿Pero sabemos realmente que es lo què en realidad pretendemos? Dejarnos enganchados de por vida a muchos de los símbolos que han ido abriéndose paso entre nuestras costumbres. Hoy en día ya vienen impresos en los almanaques y que sin duda alguna ya nos harán un guiño para que se convierta en una celebración más. San Valentín, Halloween, Papá Nöel y muchísimas más que protagonizan la cultura de los lugares haciendo un reclamo hacia el consumo. Estas leyendas urbanas crean costumbres a la vez que contribuyen a fomentar las relaciones familiares y de amistad en todos los ámbitos. Son sin lugar a dudas esas pinceladas que sin proponérselo dibujan otra manera de comunicar y de intercambiar. Hoy es un día especial si no tuviéramos que recordar a tantas mujeres que ya no lo celebrarán porque ésta leyenda urbana de «el día de los enamorados» se les truncó en el camino. Pero ¿qué sería nuestra vida si no tuviéramos el valor de intentar algo? Se convertiría en un absurdo porque el hastío se iría comiendo todas nuestras ilusiones.

Por el camino verde

Destacado

La liviana semblanza que ofrece el camino al caminante en cada uno de sus pasos. Con esa estrecha amistad que las piedras nos deleitan en cada uno de sus surcos haciéndonos partícipes de la belleza innta del camino. Todos los caminos tienen su mensaje y desde todos los caminos podemos adentrarnos en la aventura del aprendizaje. Ya nadie echa en falta esos caminos verdes que pespuntan las esquinas de esos pueblos o de esas aldeas. Ahora ya se discurren más por el hombre que busca esa paz natural, ese ejercicio calmado y sutil que ofrece el paseo a solas o en compañía. Descubrir, el verdadero sentido de la vida y de sus andanzas dónde cada esquina nos revela lo maravilloso de cada lugar. Por el camino verde que hoy despliega su bondad bajo nuestros pies ya se escuchan sonidos de otro tiempo en el que estuve ahí pero que no me lleve conmigo todo lo grandioso de su compañía y su mensaje.

Quizás mañana

Destacado

Quizás mañana el color del arco iris se instale definitivamente en nuestra vida y no solamente cuando recordamos que el cambio climático es el causante del deterioro de la Tierra. Tal vez aún no sintamos esa predisposición por creer y no hacer siempre lo que otros quieren que hagamos. Seamos los jueces de nuestras decisiones y no los esclavos de quienes solamente nos manipulan en beneficio propio. Hoy ya a penas conocemos al ser humano como ese ser pensante y dispuesto a todo por luchar frente a las injusticias haciendo de la humanidad un mundo apto para vivir. Quizás aún no sepamos qué es exactamente lo que la propia naturaleza nos demanda a diario y seguimos actuando como zombis sin rumbo por no ser capaces de dar volantazo y hacernos oír. La sinfonía de la naturaleza grita frente al hombre y éste mira para otro lado. Con las manos atadas y extasiados por los sermones de aquellos que dicen que todo va bien y que lo que hacen es por nuestro beneficio me pregunto; ¿no será el de ellos?. Me abruma el silencio complaciente de tantos que parece que no habitan en nuestra misma ciudad y no tienen nuestros mismos problemas. La palabra es el arma más eficaz que posee el hombre y el diálogo su mayor potencial pero apenas se utiliza. Escuchamos tantas cosas que a diario enturbian esa calidad de vida en la que estamos inmersos y apenas le prestamos la mayor importancia. Todo eso queda lejos de nuestro castillo personal y que otros se hagan cargo de los problemas. Quizás mañana el sol de nuestras vidas aparezca por el lado contrario al que estamos acostumbrados y nos preguntaremos ¿dónde está? y percibiremos con nostalgia el devenir de un tiempo de oportunidades que no supimos aprovechar.

A la altura

Destacado

¿Estamos muchas veces a la altura? Se dice que no es demasiado fácil porque siempre solemos considerarnos mucho más de lo que en realidad somos. ¿Cuántos de los que dicen llamarse sabios nos intentan vender ese adjetivo y que tan alejados de la realidad se encuentran? Estar la altura no es creerse sino estar convencidode ello y de un término a otro va un trecho considerable. Como los árboles que por muy pequeños que sean siempre tendrán esa altura que nos conforte y que nos guíe. El hombre por naturaleza desea siempre sobresalir de esa esfera en la cual vive y muchas veces se pierde en el intento por lograrlo. Es dificil llegar pero no es imposible porque las reglas las ponenos nosotros y los propósitos también. Entonces ¿qué es lo que falla? Cuestionarse hasta dónde quizás nos envuelva en una espiral de la que no sepamos salir, aunque tal vez la solución sea encontrar nuestra verdadera razón de saber hasta donde estamos dispuestos a llegar sin hacer trampas. Estar seguro y más que todo eso tener confianza en nosotros mismos puede ser el apoyo que fundamenta nuestra verdadera posición de saber estar a la altura de las circunstancias.

Talasofilia y el sentído de la inmensidad

Destacado

A veces nos parece tener opción a acaparar aquello que no tiene límites y sin embargo no somos capaces de recrearnos en su abundancia y en su diálogo. La talasofilia y la tasalomanía son conceptos que nos invaden de manera positiva y que tienen como protagonista el mar. Pero en ese apartado personal en el cual cada uno de nosotros podemos recrearnos y favorecernos en la contemplación del mismo hay que distingir que son tres los sonidos de la naturaleza. El sonido de la lluvia, el sonido del viento en primavera y el sonido del mar abierto en una playa, según escribiría Henry Baston. La inmensidad aparece en todos esos sonidos que nos convierten aunque no nos demos cuenta de ello en sus más fieles observadores. Escuchamos al viento pero también lo sentimos en nuestro rostro. Al ver a la lluvia deslizarse por los cristales o cubrir el asfalto bajo nuestros pies nos deja apreciar su húmeda presencia y al mirar al mar chocando contra las piedras nuestros pulmones se inundan de su aroma a la vez que nos hace partícipe de su magico sonido. Escuchar y sentir dos maneras de disfrutar de esa inmensidad a la que todos estamos invitados con respeto y admiración.

Transparencia

Destacado

La transparecia es la cualidad que poseen algunos objetos y las personas a través de las cuales se deja ver el interior de las mismas. La transparencia es una palabra que se está escuchando demasiado últimamente ya que son muchos los conceptos y decisiones que se intentan encubrir. La transparecia personal se compone de tres aspectos fundamentales como son ; la imagen, la presencia y la estética. Esa manera de mostrar a los demás lo que hay intrínseco en cada uno de nosotros muchas veces proporciona malas conclusioness, fraudes e incluso rotura de las relaciones. Estamos abiertos a todas la redes sociales y sin embargo escondemos lo más importante, nuestra verdadera manera de ser. Queremos seducir a los que nos siguen mediante todo aquello que ellos mismos desean o anhelan obtener de nosotros y nos vamos convirtiendo en marioneta sin esencia donde lo único que impera es nuestra ganancia. Ya sean éstas, monetarias, de fama o simplemente de crear estereotipos para fomentar la competitividad y tal vez para lograr ese máximo de hacerse imperecederos. Pero la transparecia es sin lugar a dudas la manera en que nos mostramos a los demás procurando en todo momento no perjudicar con nuestras pácticas a quienes se sienten atraídos por nuestra manera de hacer y de ver el mundo. Dentro de los valores éticos que son los más importantes que tenemos las personas para que se nos entiendan nuestras intenciones y también nuestros objetivos.

La llamada

Destacado

Vivimos inmersos en tantas cosas que apenas nos damos cuenta de la fugacidad de la vida. Esa delicia eterna denominada energía ha ido moldeando su estancia sobre la rama del árbol hasta su fin. Esa llamada a la continuación de volver a crear desde ahí una nueva vida que nos proporciona la más sabia lección de la vida misma «volver a ser». En otro formato y seguro que en otro color pero siempre con la esencia de haber sido el cauce de un proceso, el despertar de un sueño, la razón de que la naturaleza está siempre en movimiento. Se nos llena la boca de proyectos, de reivindicaciones y sin embargo no llegamos a entender lo que realmente es importante. Nuestra manera de ser es crucial y mientras estemos demostrando que todo se basa en grandes cumbres climáticas, donde todos viajan en coche o en aviones privados, no se entiende una forma de proceder más caótica. El dinero mueve montañas y el hombre está asido a él por naturaleza. No nos engañemos e intemos mirar al río y sumergir nuestra mano en sus aguas. Cojamos un puñado de tierra fresca y dejemos que nos ensucie con su color marrón. Procuremos utilizar menos los contaminantes y hagámonos un largo trecho al día contemplando todas esas cosas que existen y sin embargo no hemos quedado ciegos frente a ellas. La llamada de esa hoja seca sobre la piedra bien podría ser el punto y seguido de una larga transformación.

Acariciando enero

Destacado

Por mucho que el hombre intente superar a la propia naturaleza no demasiadas veces podrá conseguirlo. Cuando se está seguro y nuestra convicción de ello así nos lo muestre podremos convertirnos como los almendros en flor que cada año abren sus mejores lienzos para nosotros. A pesar del crudo invierno en el que pocas veces la naturaleza se nos muestra tan incondicional, deberíamos doblegarnos a ella porque en realidad en poco podemos superarla. Hoy los almendros están deslumbrantes frente a nuestros ojos y los tallos de cada uno de ellos se nos muestran fuertes por la seguridad que irradían y la sutileza con la que se nos hacen únicos cada año. Y así es como debemos observar la vida, con fuerza y con arraigo. Con seguridad y con porte a pesar de las circunstancias. Todo lo demás es como un barniz y que con el tiempo dejará ver nuestras propias raíces. Acariciando sentí la esencia pura de lo que subyace y que muy pocas veces nos percatamos de ello. Envueltos en la bruma de la tarde los almendros de Santiago del Teide en Tenerife cumplieron con la tradición de hacerse ver cuando el hombra más necesita que le escuchen.

Su arma secreta, el silencio.

Destacado

No dices nada y apenas te mueves. Únicamente algún soplo de brisa hace que me fije en tí. El silencio como entidad. El silencio es el nombre que damos, no a algo que aparece sino a algo que no aparece. Silencio, metáfora de lo inefable o inexpresable. También está el silencio como amenaza y el silencio como paz. Los silencios como hechos. El silencio como acto de poder. Hacemos un abanico con todas esas posibilidades que nos brinda el significado del silencio y el silencio del significado. Aprendemos desde él cuando sabemos escucharle y entonces se convierte en esa arma secreta que todo lo puede sin hacer ruido y sin apenas hacernos mirar hacia él. Sobre las piedras del camino te he visto hoy junto a mis pies. Un soplo de brisa movió tu cara y entonces me percaté de tu presencia en esa estampa maravillosa de la vida en toda su perfección.

El árbol de la vida

Destacado

El árbol de la vida representa el ciclo vital. La vida del cosmos, su densidad, crecimiento, proliferación, generación y regeneración. Sus raíces profundas significan el nacimiento, el inicio de la existencia de todos los seres vivos. Su tronco el símbolo de la vida que crece hacia el cielo. Sus ramas que se bifurcan en todas las direcciones y caminos que tomamos a lo largo de nuestra existencia. Pero ¿qué significa espiritualmente?. La raíz sin lugar a dudas el nacimiento pero su alargado tronco refleja la vida que hemos llevado a cabo. Se dice que el árbol de la vida está representado por el boabab. Desde hace bastantes años esta especie va perdiéndose poco a poco de la faz de la tierra, pero sin lugar a dudas su extraña belleza nos muestra muchos de estos aspectos, singularidad y respeto. Dos condiciones que marcan el arte de crecer frente al mundo, a las adversidades. Autoestima y autorespeto, complementos fundamentes sin los que jamás seremos capaces de llegar donde nos lo proponemos. Hay que sincerarse y ser determinantes con lo queremos lograr en la vida. Igual que esos árboles que fundamentan en su esencia el trascurrir de la existencia proporcionándonos la felicidad de ser uno mismo.

En busca del Gran Azul

Destacado

Apenas los almendros comenzaban a florecer en los senderos del Teide Lolo preparaba su último viaje en busca del Gran Azul para encontrarse con ese lugar maravilloso que había estado observando desde el patio de su casa. Sabía que tenía que marchar y esperó a que su querido amigo Pedro le tomara entre sus manos una vez más y le dejara ir más allá de la distancia pero no más lejos de su corazón. Iba a estar siempre con él igual que lo había hecho todos estos años cuando más lo necesitaba, dándole su compañía y ese piar fuerte que a todos llamaba la atención. Arropado por su inmenso cariño se entregó a su nuevo despertar ofreciédole el mayor de sus regalos, su último aliento. Y viajó con sus alas de colores sobre las montañas de Tenerife en busca del mar y encontró al cielo sobre sobre su cabeza que le envolvió con ternura. Cuando observemos el paisaje siempre veremos a Lolo en nuestro recuerdo. Estará ahí, en cada flor de almendro y también en cada gota de lluvia porque el despertar a esa nueva vida ya es suyo para siempre. ¡Felíz viaje compañero!

Victoria

Destacado

Y llegamos al un nuevo año. Entre tropiezo y angustia. Con incertidumbre e ilusión. Poniendo gran parte de nosotros en este proyecto que llamamos vida y por el muchos son capaces de darlo todo y otros por el contrario levantar barricadas de intolerancia, envidia y negatividad.El mar, el cielo y todo aquello que nos sorprende a diario cuando somos capaces de asimilar la verdadera razón de estar bien contigo mismo es lo que nos va a hacer más felices y aventureros. Si, aventureros porque la aventura es el elixir de la vida para mantener esa ilusión de saciarnos y descubrir. Victoria, es la palabra que deberíamos tener bien presente en cada despertar ya que las derrotas no son gratificantes pero el bastón que nos ayudará a levantarnos para continuar descubriendo, descubriéndonos y dibujando ese proyecto de vida que jamás nos puede fallar.

Plegar

Destacado

El sol de septiembre retorna al mar en otro día que se acaba. Frente al océano azul y peinado por las palmera rubrica un día más ese acontecimiento que nos devuelve al descanso y nos baña de paz para un nuevo amanecer. Como el sobre que se pliega guardando muchos de las vivencias y también muchos de nuestros sueños.