Suerte

Destacado

La suerte es lo que uno no padece” V. Frankl. Porque el que la busca no la encuentra es solamente ella la que nos encuentra a nosotros. La vida nos está dando muestras de llo a cada instante pero no sabemos apreciarla. Nos perdemos en infinidad de tontadas y de compromisos que lo único que nos hacen es complicar cada vez más nuestra existencia. No se puede detener el vuelo de un pájaro solamente porque nos apetezca hacerlo. El diagnóstico es bien claro; “La sociedad es muy enferma”. y aún seguimos engañándonos con nuestra locuras, como personas, como amigos y también como padres. Y al final todo termina creando vacíos existenciales como una carcoma que nos consumirá poco a poco. La suerte es ese tesoro que infravaloramos creyéndonos apoderados de algo que nada tiene que ver con la razón de creernos mucho más. Que no nos compromete a nada pero sí nos hace responsables. Los humanos somos muchas veces tan malvados que comparamos esa maldad con la suerte que un día nos encontró y nos hizo felices, creyéndonos dueños de la vida de quienes están con nosotros y vilmente les imponemos nuestra voluntad.

Impersonal

Destacado

dav

Que no tiene o manifiesta que se haga referencia a una personalidad, unas ideas o sentimientos. Los humanos muchas veces perdemos esa personalidad que tenemos innata en cada uno de nosotros, por esas influencias que recibidos a diario del exterior. Modas que se adquieren aunque no nos sienten bien, pero por no llamar la atención seguimos al rebaño. Una moda se convierte hoy en día en una doctrina que si no le ponemos algo de sentido común puede llevarnos al deterioro de la salud, a la pérdida de nuestro bienestar y lo más peligroso a cambiar por completo nuestra personalidad propia. Sentimos miedo a presentarnos como somos y como pensamos por esa tendencia a cambiar nuestra personalidad por nuestra auotoestima y singularidad. Todos somos distintos y como tales aportamos al mundo esa diferencia que nos hace únicos y eso es lo verdaderamente maravilloso. Si todos actuasemos de la misma manera la vida sería un caos tremendo que nos llevaría al desastre. Lo que sí que hay que saber hacer es procurar mostrar al mundo algo distinto de nosotros o por el contrario no aferrarnos a las ideas de otros para llegar a ser importantes. Eso es una tontería. Eso es ser “impersonal”. Igual que el anzuelo para pescar que no nos manifiesta nada en concreto solamente nos proporciona su utilidad.

La paloma tenía sed

Destacado

Y a la fuente se acercaba en esa mañana calurosa de junio. En esa plaza del Príncipe de Santa Cruz de Tenerife, donde tantos quedamos para vernos y hasta donde muchos llegan para pasear bajo su enormes árboles. Vaga el agua de la fuente como el latído sin prisa de un día que se asemeja a tantos otros y sin embargo no tiene un ápice de igualdad. Pero entre el silbido errante de las hojas que se balancean la paloma le susurra a la vida que es felíz de poder saciar su sed a la vez que contemplarse en las aguas cristalinas de la fuente. Un día, una mañana, las gotas de frescor de aquel rincón de la emblemática plaza del Principe es donde muchos quedamos para vernos y donde otros gustan de pasear entre sus árboles.

Autoafirmación

Destacado

Ser un “yo” en sí mismo, todo un honor. No caben esquinas opacas dentro del hombre que sabe lo que es, que siente lo que hace y busca una razón tan verdadera que no entiende de escusas, de falsas promesas y de malos entendidos. El hombre se autoafiarma cada vez que se siente libre, igual que lo hace el sol en su decadencia de cada dia cuando intenta alcanzar ese punto que lo separa de la noche para vestir un nuevo amanecer. Hoy la esclavitud de las personas va adquiriendo grandes medidas cuando dejamos que nuestros sentimientos desagradables afloren. “Lo que el hombre es, lo es a través de lo que él hace”. No sirve de nada el disfraz mediante el cual nos presentamos al mundo. Se hace todo por conveniencia, por egoísmo y desarraigo ya que poco nos importan los demás y lo realmente importante carece muchas veces de sentido para nosotros. Nuestra realidad impera en todos los frente abiertos y ni tan siquiera somos capaces de reconocer nuestras equivocaciones. Hemos de ser capaces de autoafirmarnos en lo que de verdad vale la pena y no seguir cosechando esa impersonal forma de comportarnos para que no nos rechacen al vernos distintos. En el vértice de todas esas acciones que dicen ser las justas la frencuencia sería ir espaciando en sus páginas muchas de esas decisiones nocivas que al final llevamos todos a la espalda. Autoafirmarse es la esencia pura de lo que uno es. Foto: M. Yanes. La Orotava.

Mantener abierto el corazón

Destacado

Cómo comprender el verdadero sentido de la existencia. La muerte forma parte natural de la vida. Después de explorar en profundidad la manera en que cuidamos a las personas en su etapa final se ha demostrado que morir puede ser una experiencia serena e incluso transformadora cuando a quien vive ese momento se le ofrece un amor más incondicional y una actitud más iluminada. Esas nubes de otoño que son tan efímeras como nuestra existencia han de ser observadas como el movimiento de un baile. Porque la vida entera es como un relámpago en el cielo y se precipita hacia su fin como un torrente por una montaña empinada. Ignoramos esa impermanencia que es la vida. Esa es la única cosa a la que tenemos que aferrarnos. Igual que el cielo y la tierra. No importa que todo cambie o se venga abajo alrededor de nosotros, ellos seguirán ahí. A veces la tierra tiembla bajo nuestros pies para recordarnos que no podemos dar nada por sentado.¿Qué es nuestra vida si no una danza de formas efímeras?. Todo es un movimiento constante. El viento mueve las hojas del árbol y las hace caer al suelo. Volverán a nacer de nuevo. Todo cambia, incluso ésta carta no tardará en ser tan solo un recuerdo. Piensa siempre que hay que mantener el corazón abierto porque es ahí donde sentimos aquellos que han pasado a un estado de efímera belleza y que siempre reconoceremos cuando se muevan frente a nosotros. El sol, el pájaro, la lluvia o el viento. La ventana de ese infinito no tiene puertas para nuestros recuerdo ya que formamos todos parte de él.

Al caer la tarde el arco iris apareció junto al Teide

Junio en la memoria

Destacado

Carro de Heno. El Bosco

Junio en la memoria como tantas otras pinceladas que se quedaron grabadas en nuestra risa, nuestras inquietudes y también en nuestro desarrollo. ¡Cómo nos alegrábamos cuando veíamos llegar este mes de junio porque se trataba de algo muy especial! Nuestro paso a un nivel superior en las clases. Conocer nuevas a mistadas y con ellas a interesarnos también por otros mundos que descubríamos. Otros lugares a los que ibamos personalmente o por el contrario entre la páginas de aquellos libros maravillosos que nos hacían viajar. Pero el mes de junio es mucho más que todo eso y un día lo descubrí al ver la magnífica obra del Bosco El carro de Heno. Llegué incluso a percibir el olor del verano entre sus esquinas. Subí con él a contemplar que el cielo de junio es más azul, que los bencejos vuelan sobre nuestra cabeza anunciando que pronto llegará el estío junto, al olor de la fruta y el sabor de la sal del mar. Un mes dedicado a la diosa Juno que hace de punto de división para partir en dos el año y su sucesiva relación del antes y el después. Igual que esa página dibujada en el horizonte con trazos de luz del sol y sombras de plata de la luna.

Utopía

Destacado

Todos soñamos alguna vez en la vida con esa condición o lugar inexistente que en algùn momento nos ha parecido tan cercano y real que hasta lo habríamos podido coger con nuestra mano. Pero la utopía es un paraíso perfecto en el que muchos han creído desde una imaginación desbordante que albergó una idea de futuro mejor y más adelantado. Grandes escritores se lanzaron a esa aventura de dar a conocer esas inquietudes y desde las cuales plasmaron esas ideas que hoy ya están entre nosotros. Julio Verne creyó en su utópico sueño de que el hombre llegaría a la Luna y también a las profundidades del mar. Entonces ¿existe o no ese mundo, ese país imaginario donde ya muchos anclaron sus barcos para hacerse a la aventura de soñar con los pies en la tierra?. Sin lugar a dudas “locos” sería lo más suave que escucharían desde su convicción de creer en algo , porque no hay nada como imaginar para crear futuro. Es mejor perseguir un sueño que rendirse a no tenerlo y hoy el mundo necesesita muchos sueños para poder crear un futuro acorde con su evolutiva imaginación desde la tecnología hasta las más sencillas ideas que sirvan al hombre a creer en él mismo, ya que desde él surge todo lo demás.

Horizontes azules

Destacado

Cercano a nuestro entorno con la magnifica presencia de un todo incontenible a la vez que adaptable a cada uno de nosotros. Desde nuestra altura comprendemos que todo lo que existe es lo que nosotros sabemos percibir y abrazar. Ese largo vuelo de la mirada que no pone condiciones..
Dos puntos en laTierra tan distantes y sin embargo con un simbolismo casi perfecto. Despertar a todo aquello que ignoramos y que en un instante de nuestras vidas se nos abre como ventanas a la verdad.
Ahí nuestra mirada se aferra a esa plenitud perfecta e intocable que solo podemos sentir a través de la luz de su mensaje

Almas invisibles

Destacado

Inconscientemente muchas veces no creemos a esas personas que están a nuestro lado. Las hacemos invisibles y las situamos fuera de nuestras vidas sin consideración, humanidad ni tampoco respeto. Estamos tan ciegos que no nos percatamos de esa presencia incondicional que nos abraza. Y luego llegamos a tener la osadía de cebarnos con ellas. La prontitud con la que una de esas almas actúa nos hace sentirnos confusos, dado que muchos ni tan siquiera lo intentamos al mostrar ese envolvente gesto. Prendemos cortinas de humo para que no interfieran en nuestros impulsos y decisiones y así desvincularnos por completo de ellas. ¡Qué estúpida es la mente humana cuando se cree el ombligo del mundo y ni siquiera conocen el espacio que ocupan sus pies! El alma es como una alianza entre nuestra esencia como persona y lo que de ella acercamos a los demás. “No hay nada más importante para el verdadero crecimiento que darnos cuenta de que yo no soy la voz de mi mente, soy yo la voz que la escucha. Dejemos que las almas invisibles lleguen a formar parte de nuestra vida y solamente veamos en ellas la razón de hacernos más humanos.

La espera

Destacado

Ese sentimiento que nos identifica porque a todos nos gusta que al llegar alguién esté esperándonos. De manera presencial o bien de manera que sintamos que por muy lejanos que estemos sabemos lo importante que somos para alguien. Y cuando nuestros animales de compañía saben que al cerrar la puerta tras nosotros no significa que no nos verán sino que por un espacio de tiempo determinado deberán esperar nuestra llegada. A veces somos tan inconscientes al pensar que dichos seres vivos no tienen memoria y nos dan una lección que es imposible de cuestionar. Seamos frágiles ante el sentimiento que cada día encontramos en ellos y valoremos muchos de esos momentos que nos hacen desesperar porque quizás en ellos se encuentre nuestra felicidad. Ahora es tiempo de salir a disfrutar pero no por eso hay hacer de ellos ese problema frente a nuestra libertad. Siempre esperarán nuestra llegada. Seamos conscientes y no actuemos con irresponsabilidad.

¿Dónde está el límite?

Destacado

El límite se halla donde los demás pierden su libertad. Nos estamos acostumbrando a porner límites a todo aquello que nos molesta y nos hace sentirnos vulnerables. Pero ¿quién decide dónde se halla ese punto que nos separa y nos condiciona? No por tener más poder se puede decidir hasta dónde llega nuestro espacio y desde dónde los otros han de plantarse. La vida de la humanidad siempre ha estado cincecalada por límites tan adversos como incomprensibles e inhumanos. Las fronteras de la tierra son tan inmensas como el cielo cubierto de estrellas dónde ninguna de sus galaxias hacen imposible la libertad de brillar a las otras desde la vóbeda celeste marcando límites. ¿Porqué entonces en la Tierra todo es tan complejo y absurdo? Cuando la vida está amenazada por políticas desestruturadas, por las hambrunas o por la falta de ética y principios de quienes se han entronado en reinos de barro son la promesa que muchos pueblos se hacen a sí mismos de cruzar esos límites en busca de libertad. La filosofía del más fuerte no conoce de razones y menos aún de humanidad pero desde que el mundo es mundo, el hombre ha buscado un camino para realizarse y nadie debería de tener el oscuro poder de trazar límites en un planeta que es de todos.

Quizás nos hablen

Destacado

Y seguimos sin entender. Tal vez escuchen tantas cosas de las que al pasar junto a ellos ni siquiera nos percatamos de lo que nos cuestinamos. Junto a esos caminos por los que discurre el viento entre sus troncos cansados se renueva a cada instante un nuevo latir de la vida en su más maravillosa expresión. ¿Nos perdonarán algún día por nuestros comportamientos hacia ellos? No hay lugar en el planeta donde la rúbrica de esa existencia impersonal nos demuestre lo contraio. Somos los pasajeros del tiempo y en esas carreteras del mundo se verifican muchos de nuestros sinsentídos y a veces pocas de nuestras virtudes. De cada uno depende que se les repete al igual que ellos lo hacen en cada sendero y en cada camino. El hombre es bruto y sus acciones son y serán las epístolas que día a día confrontan nuestra realidad. No nos oyen, pero ¿y si lo están haciendo?. De nosotros depende que la esencia de los montes contnúe abrazándonos a todos.

De persona a persona

Destacado

No existe nada en la Tierra que no esté relacionado. Todo tiene su enlace y sin ello no cabría la posibilidad de avanzar, descubrir o relacionarnos con los demás. Pero la sociedad actual se está volviendo muy impersonal y muy individualista. Todos queremos beneficiarnos de los otros pero con la menor deuda posible. De nuestra relación con los demás depede principalmente la educación. ¿Porqué se nos educa? Se nos educa para entender las cosas de la vida y no sólo conseguir recomprensas. También para enseñar según nuestras apreciaciones y nuestra inteligencia. Muchos creen no necesitar de nada ni tampoco de nadia para establecer ese vínculo sin el cual nada fluye ni evoluciona. El egoísmo está tallando nuestra sociedad de una manera alarmante y parece que no tengamos nada que ver con ello. Sin lugar a dudas nuestra equivocada mente nos está tendiendo una trampa que tarde o temprano tendremos que esquivar ante la falta del abastecimiento personal de cada uno. Somos individuales pero a la vez dependemos de otros para continuar y seguir siendo sociedad, pais, mundo, generación. Y mientras continuemos creyéndonos absueltos de todo vínculo con los demás solamente conseguiremos apartarnos de todo y de todos. Nuestra existencia se tornaría triste y gris. ¿Cuál es nuestra relación con el mundo? ¿Es el mundo diferente de nosotros? Habría que pensar un poco en ello dado que cada vez intetamos imponernos a aquellos que no pueden llevar nuestra marcha. Si una sola piedra puede cambiar el curso de un río, un pequeño grupo puede cambiar el curso de una cultura. Y deberíamos ponernos ya a ello.

Soles de hojalata

Destacado

El hombre se va creando espejismos frente a la tristeza que ahora se implanta en muchas de las circunstancias que nos son impuestas en este momento de nuestra vida. Hay que vislumbrar esos espacios de luz que a veces nos parecen tan inaccesibles y que nos hacen titubear y renunciar a ello. Pero ese factor de renuncia no es más que desorientación hacia esa claridad que está ahí, solo que hay que encontrarla. No es fácil perderse en un momento tan lleno de niebla donde todo parece no tener solución. Lo importante es ver aquello que somos y sobre todo responsabilizarnos de ese deseo de superar y trascender los muros de lo imposible. Dentro de la psicología de las emociones nos tropezamos con la más común de todas ellas “la tristeza”. Pero las emociones son necesarias para nuestro equilibrio ya que son las luces que dirigen nuestra conducta en todas las situaciones ya que son el motor de arranque para empezar una nueva realidad. Ahora nos encontramos frente a esos soles de hojalata que reflejan en cada instante nuestros propósitos de superación. Aunque sean solo de hojalata son los que hoy por hoy nos podrán ir dando luz en el camino hacia la superación. No existe el miedo cuando de verdad tenemos algo donde mirarnos para seguir. Y en estos momentos dicha representación o realidad es nuestro punto de partida.-

Una casa, un árbol, una cueva

Destacado

Parajes extraños que nos sorprenden entre la admiración y la curiosidad. Por sus canales soñaba el agua que llegada desde las cumbres y era ahí donde las mujeres venían a lavar su ropa. Quizás en aquellos tiempos, sin lavadoras ni secadoras esto era todo un acontecimiento y también un lugar para reunirse y contar sus problemas y sus sueños. La memoria del agua duerme hoy junto a las ñameras fieles testigos del tiempo y se acercan a ella para refrescarse y continuar con su camino. Este rincón del norte de Tenerife es llamado “Los Lavaderos” (El Sauzal) y por su diosincrasia diría que han sido muchos los que hasta allí han llegado para revivir el ambiente fresco y nostálgico de una época en la historia de las islas.

Hoy la India somos todos

Destacado

Y no sólo la India, sino también muchísimos países que están dejando sus fuerzas en esta batalla contra el Covid19. Si nos paramos a mirar imágenes como estas nos comprometemos a aunar deseos positivos en esta lucha. Ningún lugar de este planeta está exento de una mirada y más aún de un reconocimiento hacia todos los que están dando la vida en ello. Muchos son los que poseen más mediosy pueden reconducir las sorpresas que cada día. Ante la belleza de la vida no existen sombras que la aminoren. Estos dos pavos reales de la India luchan por sobrevivir. Su singular presencia nos demuestra, una vez más, que frente a la desesperanza los colores de esta obra incuestionable nos ha de hacer conscientes que nuestro compromiso debe ser horizontal para todos.Hoy la India somos todos.

Mundos extraños

Destacado

Vivimos en la sociedad y sin embargo no somos capaces de distinguir lo diferente como algo que también nos incluye en ello como personas. Tratamos de almacenar cientos de tratamientos y distinciones para solapar toda esa intransigencia que cada vez más nos señala con el dedo. ¿Quién está exento de no ser responsable en un mundo al que todos debemos mucho y sin embargo muy pocos reconocen su deuda? Las incongruencias de la vida saltan al borde de nuestros pasos y de nuestras opiniones y ni aún así les damos la atención necesaria. Hoy descubrimos mundos extraños en toda esa manera de convivir y de vivir también a la hora de confesarnos frente al mundo para radicalizar nuestros pensamientos sin la más estricta disciplina de cordura y de responsabilidad. Y en toda esa global existencia de la todos dependemos y no en las mismas condiciones sabemos aferrarnos a lo que nos interesa egoistamente. Quizás en esa incongruencia de la vida esté la solucion a tanto desarraigo, solo que nos solemos mirar en el espejo demasiadas veces al día mientras que los otros ni tan siquiera pueden llegar a mirarse en ellos. Cuando arrancamos una cuerda en la guitarra la melodía queda inacabada. Lo mismo que en una sociendad donde el verdadero valor de las decisiones a veces actúa fragmentando lo que no es diferente de nosotros.

Luz de abril

Destacado

Bien distinta se nos antoja esa luz del mes de abril. A pesar de esas nubes caprichosas que intentan por todos los medios fastidiarnos la fiesta. La preciosa locura del tiempo que cada año menea su loca cabeza dejando a su paso el pólen de las flores y el vals de las abejas. No somos demasiado conscientes de la riqueza que alberga esta ópera escrita mucho más allá de las nubes y más lejana que el horizonte. Tantas son las cosas que olvidamos pero más aún las cosas que de alguna manera ignoramos entre los pasillos de nuestra agitada vida. Aunque ahora ya hemos aprendido a valorar algo más de ese pentagrama que cada año desciende sobre la nítida presencia del aire o la plateada estela de las constelaciones.

En las calles de esos jardines que ahora lucen con sus mejores galas podemos llegar a escuchar el repicar de ese tiempo acompasado que en cada primavera nos advierte de la cercana luz de abril .

El valor de las cosas

Destacado

Encontrar ese talismán es en ocasiones una tarea dificil. Siempre habrá algo que nos supere y nos reclame mayor atención. El hombre es en cierta medida un aprendiz de deseos y un infelíz por sus fracasos. Le damos demasiado valor a esas cosas que no son necesarias y que nosotros mismos las creemos imprescindibles. La envidia es un deporte muy arraigado entre las civilizaciones y desde ahí la naturaleza humana se va deteriorando poco a poco hasta hacernos totalmente infelices. Pero las pequeñas cosas siempre han estado ahí, y pasamos de largo por ellas mientras no sufrimos algún descalabro que nos hace confesarnos con nosotros mismos. Pero no todos dan valor por igual a esas pequeñas cosas porque no siempre la sensibilización hacia aquello que nos rodea carece de ese punto de cocción. Las personas altamente sensibles llegan a sufrir demasiado cuando ven la indiferencia, el desagradecimiento y el orgullo de quienes tienen el valor de creerse más. Lo pequeño existe siempre y cuando le demos la verdadera importancia que tenga. Bien sea en beneficio propio o en la sociedad. Desde ahí las pequeñas cosas son las que crean grandes maravillas.

Ahora sí toca

Destacado

Ser conscientes y dejarse de mentir. De tirar ese antifaz que nos delata al hacernos con esas frases hechas y sofisticadas que no entienden de crisis, de pandemia y sobre todo de personas. Sorprendernos sin capacidad de dar algo nuevo e innovador para así creerse más importantes. Las personas ya no tenemos ese grado de incultura que muchos piensan que aún vivimos ausentes de la realidad. Por suerte hoy se buscan respuestas aunque no siempre se encuentran donde debería de haberlas sino. tras un largo trecho de investigaciones. Los mensajeros siguen existiendo a la par de las prohibiciones pues así el mundo ha sabido lo que es y lo que se hace. Ahora sí toca ser prudentes para no caer otra vez sobre el disparate y la confusión. Se ha perdido demasiado tiempo en mirar al otro y no ser capaces de usar nuestro propio entendimiento para afrontar los avatares. En este thriller donde las cifras no son las que aparecen ni tampoco dicen lo que realmente es. Donde aún no sabemos cuando alcanzaremos esa inmunidad de rebaño mientras que el pastor no haya sido contratado todavía para dirigir a sus ovejas. Ahora es el momento de consensuar si todavía queremos que todo vaya a mejor o si por el contrario nos basta el quedarnos en silencio balbuceando la tan manida frase “yo no quiero saber nada de lo que pasa” y al rato nos desahogamos poniendo en crítica las actuaciones de aquellos que se arremangan para hacer bien poco. Hay que moverse en la medida en cada uno de nosotros seamos capaces de levantar la cabeza y mirar al frente y sin miedo si deseamos llegar a la tan ansiada “normalidad” que muchos ya ven distorisionada. Nada va a ser igual y tenemos que entenderlo. Ir salvando temporada tras temporada hará que nuestras fuerza se vayan mermando en una carrera de crónica desesperanza. Es el momento de hacer y no estar pronosticando futuros inciertos donde el emisario más peligro es el poder y la aptitud más delicada nuestra falta de conciencia firme ante todo eso que nos quieren vender. Aceptar el cambio, asumir conscientemente lo inevitable (el pasdo) sin que nuestro ánimo se turbe.

En los márgenes del mundo

Destacado

Encontrar el equilibrio es la forma más exacta de la conciencia humana

Ellos; existe un rasgo clave que podría cambiar la visión de nuestras vidas. Está claro que todos somos especiales pero ¿qué nos define?. Personas con capacidades diferentes. El denominado gen rico o gen pobre, que ya nos define a la vez que nos distancia, haciendo del mundo un lugar parcelado y al que no todos tienen acceso. Se va acrecentando el miedo, la violencia, la inseguridad y la marginación. Creamos nuestros latifundios privados en los que nos erigimos como reyes y lo que sucede tras la fortaleza parece no importarnos demasiado. ¿Dónde se encuentra el límite del mundo entonces? Vivimos en una planeta que es de toda la humanidad y sin embargo se aisla a todos aquellos que por circunstancias naturales no son aptos para la cercanía. Estoy hablando de esos lugares donde nunca ocurre nada especial y solo los ubicamos cuando sucede alguna catástrofe. Nadie se acuerda de ellos y menos ahora que el mundo se halla inmerso en una pandemia donde si sobra algo se procurará repartir con aquellos que no podrán jamás acceder a una vacuna. Existe una crisis humanitaria sin precedentes y no somos aún concientes de ello. La esperanza de vida en barrios de una misma ciudad es de 11 años. Inmersos en esta inmovilidad social que impide que los más pobres tengan posibilidades de salir de su situación nos denominamos paises desarrollados. Las colas del hambre serpentean ahora por las calles de mi ciudad y todavía los gobiernos ignorantes tratan de disfrazar una realidad que ya les estalla en la cara. La igualdad es uno de los valores más sagrados de la sociedad moderna y sin embargo es la más desigual de la historia. ¿Qué hacemos entonces? Dejar que siga fluyendo la ignorancia y la incomprensión. Que las personas no tengan el acceso a una vivienda digna, una educación equiparable y para todos por igual, una sanidad limpia y sin escollos donde se dé importancia a la vida y no al negocio. Los márgenes del mundo los tenemos aqui mismo y seguimos con nuestra arrogancia. Qué dificil es ser y que poco cuesta vanagloriarnos de nosotros mismos sin un ápice de conciencia. Y ahora me pregunto :¿qué nos define a los humanos si no somos capaces de sacudirnos ante tanta apatía y comodidad? No estamos preparados los del primer mundo para asimilar ésta batalla y encontrar puentes de unidad. Es tan dificil verse a uno mismo como mirar atrás sin volverse.

Ecuanimidad

Destacado

La relación de ayuda o apoyo que se establece entre los seres vivos y que llevan a cabo una labor en común. Poco se parece a esa realidad impuesta por quienes dicen llamarse “licenciados” y que no son incapaces de versificar ese momento de relación en el que uno siempre depende del otro. Nadie es imprescindible y por tanto todos tenemos que ser ecuánimes con nuestra particular manera de creación y de avance. La ecuanimidad es sobre todo armonía y muy poco de ella se verifica en esta sociedad opaca y a veces hasta sin sentido en la cual se marcan los lindes que a muchos hacen bien y sin embargo otros se ven anulados. Pero hay que recalcar que la ecuanimidad no es indiferencia. Es aceptar el cambio, asumir conscientemente lo inevitable sin que el ánimo se turbe. Vivir en el presente y no cruzarnos de brazos ante la tesitura de que no podemos hacer nada. Siempre se puede hacer algo cuando de verdad se desea mejorar. La inaptutud es como un veneno que corroe haciéndonos cada vez más vulnerables por lo que la supervivencia de la Humanidad depende de nuestra habilidad para no precipitarnos. La vida felíz es posible ahora y en el futuro.

Ese estado de estabilidad que no se ve perturbado por la experiencia o exposición de emociones o ansias de poder. Nos permite ver lo que es realmente importante y donde la consciencia y el conocimiento son las bases sobre las que que apoya.

Ecología mental

Destacado

Hemos hecho nuestro el slogan “ecología” para casi todo. Los ecologistas se encuentran siempre en la cabeza del escuadrón de batalla para frenar los actos contra la naturaleza por doquier. Muchos son los que hoy todavía carecen de la información necesaria para entender esa actitud frente al mundo y que en muchas ocasiones no es tan veraz como creen demostrar. Pero sin dudarlo ya es un porcentage el que asume dicho compromiso con el medio ambiente. Pero ¿existe otro tipo de ecología que nos involucre de mayor manera y que quizás sea la raíz de muchísimas catástrofes naturales que amenazan al planeta” Si. La ecología mental”. Quizás nos suene o no porque no nos hemos cuestionado esta deficiencia. La ecología mental parte sin lugar a dudas desde nuestro comportamiento y en ella se rebozan todas aquellas actitudes que emitimos al mundo. Las semillas de violencia que nos manipulan desde nuestros instintos más profundos. A decir verdad pasan inadvertidas pero que sin lugar a dudas están ahí entre nuestros enseres personales, nuestro ocio, nuestros gustos y sobre todo nuestras relaciones con los que nos rodean. Vemos la televisión, jugamos con los viedeojuegos, creamos fantasias desde los ideales compartidos de grupos y de sectas. Nada más simple para manipularnos y sin embargo cuánto daño podemos ocasionar si no sabemos usarlos. El fundamento de toda atadura está en la carencia de una comprensión clara de unos hechos. Dicha carencia de comprensión es la raíz primera de toda formación interna.Detener esta invasión nociva que nos puede llegar a cuestionar muchos de nuestros impulsos no solo consiste en detener todo lo negativo sino también en favorecer la curación positiva. Transformar la manera de ver y de aprender de la tecnología y de la información correcta implica cambiar nuestras mentes y al transformar nuestras mentes llegaremos a cambiar nuestra situación. Toda mente es situación y toda situación es mente. Por eso es muy importante “despertar”.

Comprar el futuro

Destacado

¿Es posible pensar que podemos comprar algo que en realidad no existe? El futuro no existe, solamente lo vislumbramos según nosotros deseamos llegar a él. Hacernos los dueños y sin embargo todavía no hemos despegado del ahora. El mañana no existe todavia y nos empeñamos de comprarlo. Sabemos que el tiempo nos adiestra para llegar a ese fin que llamamos “el día de mañana” pero no lo conocemos ni nada ni nadie nos puede confirmar de su existencia. Pero todos queremos comprar el futuro y los que no tienen posibles llegan a dar la vida por él. En medio del mar o al otro lado de los desiertos. Sin importarles lo que dejan atrás porque viven en la creencia de que ese destino es el que les va a proporcionar su libertad. Muchos sin embargo tratan de comprar el futuro de quienes más necesitan de él amasando fortunas por algo incierto. Las esquinas de las oportunidaddes están ahora llenas de ilusiones, mientras que las causas de nuestros conflictos como personas en esa interminable dualidad del deseo, del corredor infinito de los opuestos que generan la envidia, la avaricia, la ambición y sobre todo el miedo. Esa sombra casi indestructible que nos acecha y nos provoca a esa búsqueda desesperada de libertad, calma y sobre todo futuro. La vida se escribe a cada segundo, sin dimensión ni forma ya que cada unos de esos segundos es bien distinto del siguiente. Solamente con la perspectiva de ser capaces de hundir nuestros pies en ella con cada paso que demos. ¿Podemos elegir?, ese es el aspecto de nuestra inteligencia.

Abril

Destacado

Preciosa locura del tiempo que se despereza sobre los campos florecidos de amapolas. No hay que buscar demasiado lejos para encontrar esa manifestación maravillosa de las estaciones.

La belleza es saber mirar. Los campos abiertos de la localidad de Teno Alto en Tenerife, nos dan razón de ello cuando abril está tocando a nuestra puerta. ¡Disfrutadlo!

Como el peso de una pluma

Destacado

Quizá lo que nos parezca más grande sea a su vez lo más delicado. La voluntad es sin lugar a dudas una de las cosas que más cuesta mantener. Inmensa en su liviana sabiduría que nos adiestra y nos hace ver que con tesón todo llega a coseguirse. Einstein dijo una vez: ” Hay una fuerza motriz más poderosa que el valor, la electricidad y la energía atómica; la voluntad”. Y que poco cuesta mantenerla. Muchas veces nos rendimos ante ella y dejamos que los problemas nos agobien y la pereza se haga la duela y señora de nuestros actos. No somos demasiado conscientes de su enorme valor para hacernos seguir adelante. Y con su presencia y su impulso todo parece que responde y fluye como si viésemos volar esa pluma a merced de viento. Qué lejana nos parece la luna en una noche despejada y también y qué pesado su semblante enmedio del cielo de la noche. Aún así su presencia es leve y poderosa como la voluntad de querer y el tesón de avanzar.

Primavera

Destacado

Codiciada estación donde la naturaleza lava su rostro tras el largo invierno y hace de su luz todo un escenario para nuestros sentidos. Caía la tarde sobre el sendero y las puntadas de ese renacer variopinto y animado en el cual las abejas, las mariposas y cualquier ser vivo se podría sentir identificado.

Sobre el mar se balanceó un sol muy cansado que poco a poco nos dejaba ver impresiones de ese casi último momento y donde nada faltó ante su inconmensurable obra. Una mimosa tuvo el capricho de asomarse al camino para hacerse notar. Fué el punto y final de aquella penúltima tarde de invierno.

 

El sentir de cada paso

Destacado

“Un rincón para perderse”. Foto de Maria.

Hemos escuchado muchas veces “no hay camino, se hace camino al andar” y por eso el solo hecho de sentir la tierra bajo nuestros pies es el boceto de ese camino que más tarde recorreremos con el recuerdo. Son muchos lugares y también muchos los recuerdos que serpentean nuestra existencia haciéndonos más seguros a la vez que mucho más sensibles. Hay personas que tratan de encontrar ese resquicio en la ventana para poder festonear muchas de sus expreriencias que un día fueron frenadas y que ahora el peso de sus pasos quedan bordadas en el sendero de sus experiencias. Ser capaces de atrapar ese color y confrontar la sensibilidad con lo que no es adquirir un estadio mucho más elevado en el que se funden esencia y sentimiento.

Firmeza

Destacado

En nuestra vida hay momentos en los que por encima de todo tenemos que mantener nuestra firmeza en las decisiones. Es la sabiduría que lleva nuestro cuerpo intelectual. Porque la inteligencia está en todas partes y al igual que sucede con el aire que respiramos nos hallamos bañados de ella. En ese sistema operativo de la percepción consciente es el timón por el cual dirigimos nuestra voluntad firme de nuestras maneras de actuar. ¿Podemos elegir nuestras decisiones y ser consecuentes con esa firmeza que nos implusa a actuar? La consciencia es mucho más grande que la suma de todas sus partes y por ello el equilibrio es la constante hacia el resultado de las mismas. La hormiga utiliza toda su energía porque realmente sabe que puede lograr lo que se propone. No duda de ello y aguanta el tiempo necesario hasta conseguirlo.

¿Què comemos hoy?

Destacado

Maestro @benisri

Hoy comemos tortilla a la española con Picasso. Sin lugar a dudas esta pagina web está basada en ideas para pensar y si nos ponemos a ello ésta es una buena idea. Se dice de España que es el país de la tortilla de patatas por excelencia y así nos hemos consagrado. Todo el mundo la conoce y más de uno anhela que el amigo de turno le prepare este plato para perderse en su sabor. ¿De dónde procede tal exquisito plato? Ya en las crónicas Indias hacían referencia documentada allá por el año 1519 en al cual se conocía la tortilla de huevo tanto en Europa por los conquistadores como en América por los aztecas. El primer documento que hace referencia fué de origen navarro y se trata de un anónimo que fué dirigido a las Cortes de Navarra explicando las condiciones en las que vivían sus agricultores. También se decía que el general Zumalacárregi fué el inventor de tal plato como aporte nuticional, rápido y sencillo para que comiesen las tropas. En resumidas cuentas muchas son las ideas que confluyen en este comentario y cada cual que aporte su variante a las mismas. Seguro que nuestro genio Picasso estará muy de acuerdo en todo ello ya que nos invita a comerla junto a él. Buen provecho a todos.

Capacidad de sorprender

Destacado

Junto al mar, en esa tarea que muchos adoramos y sin embargo a veces nos falta tiempo para dedicarle más de un suspiro se escriben los mensajes a lo largo del camino. Ayer aún no éramos cosncientes de nuestro potencial y sin embargo ya existia pegado a nuestra piel. Como si la barca del tiempo hubiera querido ensalzar toda la belleza que se inspira en un rincón de ese mismo tiempo y levantando sus remos al cielo exclamaba ¡belleza! El sendero sigue su camino y a veces nos cuesta un poco alcanzarle porque siempre va en una dirección ¡adelante!, como debe ser nuestra vida. Haciendo espacios y procurando rescatar los pequeños misterios que la adornan. Pero es la vida sin dudarlo, solo que nuestra condición de humanos, (incrédulos a veces), no nos deja avanzar. Senderos perdidos que ya todos conocen pero que cada uno lo versificamos como lo sentimos y mientras los remos se nos muestran como lanzas de guerrero frente al mar la sonrisa de la tarda suaviza el impacto. Nada es como se nos muestra. Somos capaces de desentrañar cada ápice de locura que la natural belleza de las cosas lleva incrustada en su propia esencia.

La posibilidad de haberte conocido

Destacado

Entre las muchas remembranzas donde guardamos imágenes, hechos o situaciones pasadas te encuentras siempre tú. Bordeo tu imágen en mi memoria a la vez que reproduzco a diario muchas de esas pinceladas de luz que compartimos. El valor de tu recuerdo es ahora mi refugio para protegerme y donde la mágia de cada momento la poníamos nosotras. Vivimos en una ciudad de membranzas a la que denominamos memoria y donde cada día descubrimos el verdadero valor de un tiempo convertido hoy en tu legado. Transitamos entre el no nacimiento y la no muerte porque no existe ese principio ni tampoco ese fin. Todo es una continuidad en el hilo de nuestra existencia y ahora habiéndo tenido la posibilidad de conocerte transcribo estas palabras; “Somos la prolongación del pasado, el resultado de un recuerdo” y como tales no será solamente en este día cuando me acuerde de tí.

Trébol de cuatro hojas

Destacado

Muchas veces hemos intentado encontrarnos con el trébol de cuatro hojas para así poder recrearnos en la idea de que la suerte nos va a sonreir en breve. Hoy podemos decir que un trébol de cuatro hojas podría ser algo singular cuando interconectamos dos cosas. Algo único y especial que muchas veces no sabemos valorar como merece. Celebramos el 8M como cada año, montando el numerito y tratando de pasar un buen rato con los distintos eventos que para este día se han planificado. No se trata de estar, sino de ser. Y mientras seamos los voceros de una celebración mediática como ésta sin que tengamos presente que no solo es el 8M el Día de la Mujer sino que son los 365 días del año los que “la mujer” ES. En todo este tiempo “ser mujer” ha sido el referente de muchas culturas y de bastantes agravios, pero no por eso debemos recordarla unicamente en fechas señalas o acontecimientos extremos. Hay que permitir dar voz a la mujer y no solamente en actos multitudinarios donde se mezclan todo tipo de pensamientos e inquietudes. Igual que el trébol de cuatro hojas necesitamos procurar que no pase de largo a nuestro lado ni tampoco se motive porque el “así debe ser” nuestro espacio y nuestra inteligencia. Estamos sobreactuando en un escenario creado solamente para hacer ruido un día al año y en ese ruido se desvirtúan demasiadas metas y estadios que con el paso de las horas desaparecerán. Vuelta a empezar y más de lo mismo hasta el próximo 8M. La mujer no puede caminar a un paso detrás sino derribar esos muros que le permitan SER y no únicamente estar y en ese espacio pocas son las posibilidades. ¿Cuándo veremos a una presidenta de partido político importante? Es muy ambicioso pensar que en nuestro país se llegue a proponer a un futuro presidente siendo mujer. Por ahora solamente se han quedado en lugares intermedios y siempre a un paso detrás. El reto es grande pero no imposible. Hoy cuando todas esas manifestaciones terminen se prodía pensar en ello porque haberlas las hay, solo que como los tréboles de cuatro hojas tendrán su momento para cruzarse en nuestro camino.

 

Ética

Destacado

La ética, el alma de paisaje que se alimenta de los valores que demandan nuestro compromiso más incondicional. Pero muchas veces no somos capaces de permanecer fieles a ella tratando de de asumir egoístamente nuestra imposición frente a ello. No somos nadie para cuestionar el cambio de la belleza natural de la tierra. Pero estamos crendo un ejercito de devastación que si no ponemos remadio pasaremos a estar por debajo de las piedras y despaldas al cielo. No busquemos excusas egoístas que trencen deseos de ambición y el poder se haga con llave de esa puerta abierta a la magnificencia. Entre los colores salvajes está el más suave tono de todo aquello que por ende nos pertenece a todos y por derecho nadie puede hacer lo que le venga en gana.

Acercarse a la vida

Destacado

Sólo es cuestión de querer y respetar lo que la vida nos muestra en su natural lienzo. Buscamos siempre mucho más allá y no somos capaces de emocionarnos con estas pinceladas caprichosas entre la respuesta de lo que somos y hacia donde vamos. La vida se presenta mucho nates de que nos demos cuenta de que existe y por consiguente no se establece esa paralela situación que intentamos imponer buscando la razón de todo. La mayoría de esos detellezos de luz no tienen una razón predeterminada, solo son. Instantes de ese palpitar de la tierra que tantas veces nos estira su mano para acercarnos a ella.

En las planicies del éter

Destacado

La palabra “éter” proviene del latín y significa cielo, formamento, el aire más puro de las montañas. Según Aristóteles se trata de una sustancia divina e indestructible. Su espacio natural son los cielos donde se forman las estrellas y otros cuerpos celestiales. Es la energía de lo que somos y a la que estamos conectados. Dónde no hay un más allá porque ese más allá está aqui, en la tierra la cual pisamos y sentimos. Esa fuerza natural dónde todo comienza, en que cual todos vivimos y desde la que nos hacemos partícipes de la fuerza creadora de la vida. Sorprendente mensaje coronado por los siete colores del arco iris, bajo el que la vida se representa en cada instante atrayendo y favoreciendo ese pensamiento mágico y todo lo relacionado con la espiritualidad. La quinta esencia de toda esa energia presente en la naturaleza. Imagen; M. Yanes.

Alegría

Destacado

Se dice que la alegría es la guía inequívoca que nos hace avanzar. Cuando estamos alegres todo un abanico deformas y de ilusiones se despliega frente a nosotros. Y también existe esa alegría contagiosa que desprendemos hacia los que nos rodean procurando hacer que se sientan invitados a nuestra fiesta. Frente a esas distintas formas de alegría podrìamos centrarnos en todo aquello que nos rodea y que de alguna manera nos ayuda a establecer lazos de complicidad con nuestro entorno. La fuente que bajo el sol de la mañana estira su poderosa belleza haciendo discurrir entre sus aguas esos malos momentos que se diluyen. O tal vez esa alegre sintonía que cuando vamos por la calle nuestros labios tararean a modo de coplilla y que se hace ya parte de nosotros. Pero la alegria es ese avanzar de nuestro yo más íntimo que entre tablas experimenta toda clase de sensaciones, retos y deseos suspendidos en el lienzo de nuestra imaginación.

Bondad corrompida

Destacado

“No existe peor olor que el que despide la bondad corrompida” (Thoureau)

Cuando tomamos al egoísmo como razón de vida nos adentramos en un camino que cada vez se nos hará más estrecho y más oscuro. La humanidad se ha tomado demasiado a pecho el abanderar muchas razones que ni son altruístas ni tampoco llevan un buen fin. La bondad no es tan sencilla como parece ya que siempre estamos dando porque esperamos ya de antemano que nos sea correspondida nuestra actitud. Cualquiera capaz de liderar un plan para favorecerse, aún a sabiendas de que está mal. Vanaglorariarse de las desgracias de otros para hacernos ese atillo de beneficios y así creernos un poco más de lo que en realidad somos. Estamos engañándonos cosntantemente porque no somos capaces de asirnos a es vara de la reponsabilidad, el juicio y sobre todo moral de la que tanto solemos hablar pero que muy pocos logramos verter hacia los demás. En esa silenciosa desesperación de quienes reclaman atención sin hacer ruido estamos todos comprometidos a la vez que endeudados con esta sociedad que muchas veces está tratando de distinguir poderosamente “lo mío” y “lo tuyo. Dividiendo y sometiendo. Prejuzgando y enalteciendo una bondad que apenas les llega a la altura del pie y sin embargo se coronan con el éxito de la desfachatez. Hay que tener valor de equivocarse y sobre todo mucha voluntad de hacer justicia y no solo charlatanería. Mientras las bocas reclaman ayuda en esta crisis humanitaria, económica, social y sanitaria, los juegos de salón en los hemiciclos siguen corroborando la ineficacia de aquellos que a diario siembran con su bondad corropida el futuro de una nación que se diluye ¡ y de qué forma! No somos demasiado conscientes de ello y en ese tren estamos todos, no lo olvidemos.

Orión, el cazador

Destacado

Casi en el límite de la bóveda celeste encontramos la energía de Orión. Costelación prominente con sus estrellas brillantes y visibles desde ambos hemisferios.A lo largo de la noche en el hemosferio norte durante el invierno y en el sur desde el amanecer. Y así fué la historia de Orión, el gigante que podía caminar sobre el agua. Éste tomó a Cedalión y puso al joven sobre su hombro para que le guiase al este y los rayos de Helios restauraron la vista a Orión. Ese cazador de estrellas que con sus vasallos Libra, Escorpio y Tauro dibujan sobre nosotros ese manto de destellos que cada noche nos sorprende y sobrecoje apaciblemente.

Las líneas de la vida

Destacado

Los grandes pensamientos requieren de grandes palabras para poder expandirlos al igual que las blancas alas de la gaviotas. Pero qué insignificantes nos hacemos los humanos al creer que nuestras palabras, nuestros pensamientos, a veces no son dignos de tal reconocimiento. Sin duda es que el hombre, a pesar de tener un ego que lo condiciona muy a menudo no es capaz de reconocer la inimaginable potencialidad que sus palabras puedan tener. Toda comprensión es la base de la sensibilidad y si ésta está adherida a nuestros grandes pensamientos sin lugar a dudas no fallaremos. Nos sentímos alegres o desdichados pero en muchas ocasiones ni tan siquiera entendemos porqué. La alegría no es placer. Éste es un instrumento imaginado por la propia naturaleza para obtener del ser la conservación de la vida. Con la alegría anunciamos nuestros triunfos y cuanto más rica sea nuestra creación mayor alegría sentiremos. La vida son caminos entrelazados y profundos que nos puntean el devenir de nuestros pasos, el logro de nuestras ambiciones y sobre todo la satisfacción de llegar donde nos lo hemos propuesto. Nuestras manos son como el notarío que rubrica todo eso que está escrito en ellas desde nuestra concepción. Bajo esas cimas situadas bajo los rayos del sol se expanden nuestras mañanas y nuestras noches. En el devenir de los días y en el acontecer de nuestros recuerdos para así fraguar esos senderos que nos acompañarán siempre marcados por el paso de nuestro tiempo.

Cuando la respuesta no está

Destacado

Nos empeñamos en encontrar respuesta para todo y si no la encontramos nos perdemos en un mar de confusiones inesactas que a la larga deterioran el verdadero signficado de las cosas, de los momentos de la vida que llegan a modelarnos.La verdadera razón por la que el hombre siempre está buscando la conclusión, el significado de cada cosa es lo que le hace verdaderamente un incrédulo. Cuántas veces estamos contemplando algo y nuestra mente no es capaz de silenciar todas esas interferencias que nos distraen haciéndonos perder la sensación inmensa de sentir. Cuando nuestro cuerpo-dolor está tan aferrado a todo aquello que hemos vivido y lo vivienciamos una y otra vez sintiéndonos el centro de nuestro entorno nos vamos alejando cada ves más de la realidad que tenemos al lado. No somos conscientes del daño que geneneramos en todos los que nos rodean y cansinamente producimos una especie de rechazo y de distanciamiento por estar asentados en ese placer que nos corroe innecesariamente. Cuando la repuesta no está no significa que dicha respuesta no exista sino que mediante esa burbuja que ya forma parte de nosotros no logramos ver, ni sentir, ni tan siquiera vivir. Todo lo que pensemos de nosotros mismos es lo que con el tiempo nos dará esa respuesta que determina dónde habremos llegado. Saber lo que en realidad buscamos, sin hacer daño, contemplando ese paisaje infinito del reconocer y del fluir.

Placeres baratos

Destacado

Sencillos placeres que adornan los caminos de lava. Entre el negro y azul se escribe una belleza sublime y poderosa.
En lo sencillo está la mejor obra de arte. Tal vez algunos no lo consideren así, pero tras la luz esta la verdad de todo aquello que descubrimos. Tarde de febrero en las Cañadas del Teide; donde no hay resquicio que pueda ocultar la magnificencia de vida.

El viaje empieza hoy

Destacado

Se suele decir que el camino comienza dando el primer paso y eso nos conduce a las numerosas veces que hemos intentado planificar nuesta vida y sin embargo no ha sido así. El ahora es el pito que nos indica que estamos en constante evolución y camino y que en todos esos lugares por los que vamos pasando hay algo escondido para nosotros. No sabemos que será y sin embargo va a ser el eslabón con el que nos vamos engarzando a otros para así crear la longevidad de nuestro caminar. Algunos no tienen la paciencia suficiente de mirar, de apearse un instante y otear el horizonte para seguir. Ellos se apearán pronto e intentarán crear nuevos vericuetos para acelerar su marcha. Pero; “lo que no puede ser, no lo será”. Por muy impacientes que seamos. El tiempo requiere de su tiempo para crear, para avanzar y también para enseñarnos todo aquello que poco a poco vamos descubriendo. No somos los dueños de nada ni tampoco de nadie y si que es verdad que todo lo que existe es nuestro. De una manera abierta y sin pisar a los demás. Cogamos el tren y comencemos a caminar serpenteando caminos y bajando cuestas. Todo nos dará la sabiduría que paso a paso la vida nos tiene reservada.

Alpes canarios

Destacado

 

Foto R/B

Si buscáramos algo parecido quizás no lo hubiésemos encontrado. La naturaleza es nuestro mayor tesoro y a pesar de todo no acabará jamás de sorprendernos. Bajo un sol radiante en un día claro y luminoso las cumbres de Tenerife festonean de blanca nieve el manto azul del cielo.

Desventajas del no querer

Destacado

La voluntad humana es muy caprichosa, pero algunas veces no sabemos ni tan siquiera lo que estamos cuestionando. Porque el hombre es ese ser tozudo a la vez que empecinado qué cuando algo se le mete en la cabeza cuesta mucho hacerle ver la realidad. Pero también existen los que creen que pueden con todo y a pesar de que la carga sea inmensa harán lo posible por no deshacerse de ella o por lo menos tomarla en pequeñas dósis de ingenio e imaginación. ¿Sabemos cual es en realidad ese caparicho que nos hace perder el tiempo y a veces hasta la salud por no mostrarnos vencidos frente a los demás? El ego es un mal muy dañíno pero que a muchos les apasiona para demostrar superioridad ficticia frente a los obstáculos o adversidades. “Yo, mío” son las expresiones que más utilizamos para creernos o hacer creer lo que sin ni tan siquiera somos capaces de mantener con una sola mano. Llevar el mundo a cuestas es algo imposible, lo mismo que querer tapar el sol con un dedo pero la condición humana es tan simple y absurda a veces como querer evitar frenar el tiempo con un toque de bisturí o guardar nuestros sentimientos en una caja de galletas. Lo demás ya viene por añadidura y si lo sazonamos con un poco de magia nos podemos llegar a convertir en verdaderos héroes de cartón, y en cuanto llueva desapareceremos.

El alto vuelo de la mirada

Destacado

Como ausente a todo lo que circula bajo ella la paloma negra otea el horizonte desde la torre blanca. Junto al mar medio gris se levantan todas esas buenas inteciones que a diario pronunciamos ante el triste paisaje que ahora inunda el paseo de Martiánez. Un lugar privilegiado y de mucho glamour en épocas anteriores y donde el bullicio y el paseo eran la nota dominante de una ciudad en completa ebullición turística. Pero la paloma de nuestro artículo hizo que me fijase en ella esta mañana y aunque no podía divisar su cara por la altura se la sentía orgullosa contemplando el mar y las palmeras bajo sus patas. Mirando al horizonte se quedaba cuando las campanas de la iglesia daban las doce y yo proseguía mi paseo junto al mar. Quizás en algún momento podamos despertar de esta pesadilla y con la lección aprendida comencemos observando toda la belleza que ahora dormita por las calles del Puerto de la Cruz.

Inexorable

Destacado

El concepto de que la capacidad de asombro no puede ser ignorada aunque nos consideremos fríos los humanos. Inexorable la virtud de reconocer que somos diminutos misterios frente al poder de la magnificencia. Los grandes pensamientos necesitan también de grandes palabras que los envuelvan para conservar toda la esencia que los contiene porque éstas necesitan espacios para desplegar sus alas como la gaviotas. La naturaleza florece en soledad pero su sinfonía la escuchamos desde todos los rincones del mundo. Bajo nuestros pies y sobre nuestra cabeza el cielo nos proporciona esa dimencsión exacta de lo inconmensurable. Y todo lo que habita en nuestro mundo es inexorable porque nada sobra y donde el arte de ser se fundamenta en la convicción de que no hay tarea más importante que la ser nosotros mismos, en esa dirección singular y única en la que podemos desplegar a la perfección el rostro oculto de nuestra alma.

Wabi-sabi

La belleza de la imperfección. La elegante belleza de la humilde simplicidad. Esta tendencia filosófica que aprecia las imperfecciones de lo natural, así como las huellas del tiempo. Este concepto Zen nos hace ver en la imperfección todo lo creativo y maravilloso que muchas veces despreciamos o juzgamos sin conciencia. En contra ese punto real en la irrealidad del mensaje es lo que crea arte. Nada es perfecto. Nada es permanente. Nada es completo.

La imperfección es la perfección de una hermosa perspectiva

¿Qué es la sociedad?

Cada uno de nosotros somos sociedad. El mundo es lo que uno es, de manera que nuestro problema es también el problema del mundo. pero la envidia es uno de los factores más destructivos de la sociedad, y en última instancia conduce hasta la política. El mundo necesita un nuevo orden y en el momento en el cual abandonemos lo negativo surgirá lo correcto. ¿Pueden las autoridades transformar la mente humana?. Si lo permitimos si. Pero tenemos armas suficientes para hacerles frente a todo aquello que nos cuestionemos o creamos que no es legal. En ocasiones la fuerza de la opresión hace que claudiquemos en ello, pero la verdadera razón del hombre es no doblegarse ante quienes quieren sacar beneficio de nosotros a toda costa. Tenemos una inteligencia y hay que usarla, no permitir que otros decidan por nosotros. La humildad no puede cultivarse y una mente que no es humilde es incapaz de aprender. Eso que llaman “moral social” carece de todo ya que admite la codicia, la rivalidad entre las personas y sobre todo la ambición. “Todo parece imposible hasta que se hace”. Piensa, cree, sueña y atrévete. Solo una cosa vuelve a un sueño imposible, el miedo a fracasar. Recuerda siempre que tu propia resolución de triunfo es más importante que cualquier otra cosa.