SOBRE LA CORONA FORESTAL

DSCF0074.JPG

Cerca, muy cerca de aquí nos encontramos con el “gigante” pero  hasta llegar a él todo un territorio de oscuras cavidades y terraplenes se sincronizan en lo que le hace ser un paisaje único en medio del mundo. Los árboles de la corona forestal se resisten a dejar de crecer en medio de la árida tierra volcánica pero siempre encontraremos algún ave revoloteando sobre ellos y admirando la extraña belleza del entorno. Ahí, donde la magnificencia de las montañas se hace eco de nuestro asombro y desde las que podemos renunciar, por un instante, a nuestra condición de personas para convertirnos en el viento que barre las cabezas de esa asombrosa naturaleza llena de vida. Quizás pensemos que ahí todos los días son iguales, pero frente al “gigante” el sol de la tarde siempre hace un guiño a nuestra mirada y la paleta de color de la corona forestal del Parque Nacional de la Cañadas del Teide, jamás conseguirá aburrirnos con sus sombras, sus sonidos, sus ocasos y sobre todo con sus amaneceres.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s