Un paso adelante

Destacado

Y el mar lo dió. Sin remoloneo alguno y con su firmeza de siempre. Haciéndonos sentir pequeñitos frente a su inmensa y cálida voracidad. Mirarlo es perderse en el mundo de un horizonte que, aunque no sabemos lo que hay más allá de él, se nos configura con un semblante de amplia transparencia y enorme verdad. Frente al fin de cada dia o en el remontar de una mañana en gris. Todo es mar, todo es inmensidad que bajo la espuma revoltosaa de su vestido va pespuntado los minutos para hacerse más grande todavia No dejemos de contemplar el mar. Ese desconocido adverso que tanto tiene que decirnos y que sin lugar a dudas nos enamora a cada instante. (Playa de Martiánez. Puerto de la Cruz)

Samhain, la fiesta de la oscuridad

Destacado

La rueda del año. Ciclo anual que siguen las estaciones. Compuesto por ocho festividades principales llamadas “sabbats” y que aún hoy se celebran en muchos paises del mundo.

La fiesta celta de la oscuridad es una fiesta de origen pagano llamada también noche de brujas. Nacida en Irlanda allá por el año 100 D/C. Conmemora el final de las cosechas. Con el slogan de “triki, triki”( truco o trato) y con las calabazas utilizadas como candiles se ha extendido por todo el planeta. El día 31 de octubre se vive la fiesta de Halloween en la que todos quedan invitados, nos guste o no.

Quizás sea hora de…

Destacado

Involucrarse más en todo aquello que hemos ido dejando atrás. Pero lo que la persona no debe olvidar nunca es de la singularidad de nuestra historia, de la bondad de nuestro lenguaje y sobre todo de la indescriptibale capacidad que el hombre tiene para superar las etapas de la vida. Hoy ya no le damos valor a tantas cosas que nos parecen obsoletas y que, por razones del destino, se nos presentan a modo de tropiezo para hacernos recordar que lo que hubo ayer puede volver a sernos útil en el presente. La marejada que vive el planeta es demasiado transecenental como para ignorar muchas cosas que quedaron olvidadas en el tiempo pero que siguen siendo tan imprescindibles que si paramos un solo segundo al observarlo hasta llegaríamos a sentir miedo. Pero en este pais donde la historia ocupa un espacio innecesario y solo la tecología es algo mejor recibida parace que se nos pasan por alto muchas e importantes razones, actitudes y sobre todo adoptar esa capacidad de revivir para conseguir lo que los avances no son capaces de proporcionarnos. El disparate que estamos creando es tan poderosamente dañino que no tardaremos demasiado tiempo en volver a ese estadio que fué la base de nuestro crecimiento y la razón por la cual hoy podemos estar contándolo. En esas actitudes infinitas que configuran el comportamiento que adoptan las personas frente a la vida. La vida no es una filosofía, es un misterio y como tal hay que saber engarzar cada decisión para que no se rompa el engranaje . Cuando se tiene una cierta actitud frente a la vida, se pierde la vida misma. Porque nos encantamos con la vaciedad del poder y la egolatría de sentirnos los mejores en cada momento. Por eso digo que la capacidad de la imaginación humana es infinita. No la aprovechamos adecuadamente y nos sumergimos en el lodo de las incertidumbres. Hoy quizás sea hora de desembalar ese ayer que nos se ha oscurecido encender farolas en el camino para no volver a perdernos. El sendero está, solo hay que saberlo andar.

Audaces

Destacado

Esas personas capaces de emprender acciones poco comunes y sin temer las dificultades o el riesgo que implican. Pero existen otras muchas personas que entieneden la palabra “audaz” con irresponsabilidad. Estamos presenciando numerosos comportamientos de quienes creen saber más que nadie y el respeto y sobretodo la humanidad queda relegada a estados de embriaguez, vandálicos y otros muchos que terminan haciendo mucho daño, tanto a las personas como seres indiciduales y también a la sociedad. Ese atrevimiento de la audacia es un mérito y un gran valor ya que en muchas ocasiones dichos actos han sido decisivos y beneficiosos. Lo contrario es querer ser audaz emprendiendo esas acciones incívicas que más pronto que tarde nos harán arrepentirnos y lo más tragico no tenr esa oportunidad de reponen lo que ya hemos destruído. Pero la audacia es el valor de enfrentarse a esos retos que nos nos dan la opción de pensar dos veces aquello que estamos y sabemos que nuestro valor es decisivo. Teniendo toda la vida por delante es importante creer en algo de lo que no nos avergoncemos con esas irresponsables de conquistar el mundo.

Ayer fué un lugar

Destacado

Escondido en la memoria y alimentado por el tiempo. Más allá de los límites de la razón donde se aglutinan los reveses de la vida y los decorados perfectos para el futuro. ¿Sabemos situar nuestro tiempo en la acertada porción de ese instante perfecto que nos dará la razón o por el contrario será como la advertencia de muchos pasos en falsos? Decimos que el tiempo psicológico es el conflicto del hombre. Y ese enemigo ha existido desde el principio del mismo hombre. Por eso ayer fué un lugar situado en el tiempo del que ya casi nadie se acuerda. Cuando estuvimos en él nos dió la oportunidad de rehacer nuestros propósitos y también de enaltecer muchas visiones de futuro y de prosperidad. Pero somos estados en decaimiento y nada nos hace saltar y soltar viejos enclaves que hasta hoy no son más que yugos atados a nuestra propia libertad. Se suele decir; “vendrán tiempos mejores”, sin duda, pero no sabemos si serán mejores para nosotros o para aquellos que insistieron en hacernos ver que el ayer fué ese lugar donde fraguamos muchos proyectos que sin ellos hoy nada sería igual. Cortar y malversar el pasado junto a la historia es indicativo de cierta actitud celosa por parte de quienes no son ni tan siquiera capaces de equivocarse. Y eso es vaciedad.

Pisadas de silencio

Destacado

Cuando el otoño ya se ha sentado cómodamente entre nosotros el mensaje del viento y declive de la luz cobran protagonismo en los montes, en las cañadas, en el devenir de esas pisadas de silencio que se escuchan a través de los gritos de los ciervos. Tardes frías que invitan a apresurarse para coger ese asiento de primera y vivienciar el espectáculo de la berrea, del cortejo por hacerse con la mejor de todas. La naturaleza es sabia en actitudes y muy prudente en confiar al hombre su misterio. Saben que no a todos gusta el saborear ese privilegio o entenderlo aunque solo sea el silencio que tanto nos dice y que en muchas ocasiones nos asusta. Pero todo habrá que verlo con la mirada y no con la intención. Sin pronunciar palabra, solo mirar para que el espectáculo del monte, de la cañada o de la sierra se enaltezaca con la sabiduría que conlleva el milagro de la naturaleza.

Preparado para Bárbara

Destacado

A media tarde de ayer el gigante intuyó que se aproximaban vientos huracanados. Y sin pensarlo dos veces sacó su sombrero. El sol picaba más que de costumbre, lo cual era una señal de que este idílico momento no tardaría en desvanecerse. Y así sucedía horas más tarde

Aunque el sol nos regalaba un ocaso expléndido desde la playa ese gigante silencioso ya tenía puesta su gabardina y su capucha. Lo demás ya veremos como termina, porque estamos en pleno baile con Bárbara y no sabemos las consecuencias que tendremos.

“Diamon”

Destacado

Divino es el lienzo que despliega cada día la naturaleza frente a nosotros. “Una obra de arte es el resultado único de un temperamento único”. Y la naturaleza lo es sin lugar a dudas, aunque no le damos el valor que ella tiene. La conciencia no está en el tiempo, es el tiempo el que está en la conciencia y queriendo cambiar el tiempo y sus espacios no llegaremos jamás a nada. “La obra de arte es aquella que domina al espectador y no el espectador a la obra de arte”. El comportamiento que adopte una persona frente a la vida, a lo divino y también a lo inconmensurable será lo que dicte su compromiso frente a todas las cosas, los seres vivos y las distintas maneras de ver el mundo desde todos su ánguloa. La verdad está en el descubrir y no en lo descubierto. El camino de la libertad consiste en desviar el énfasis de a persona artificial al testigo interior y siempre presente que todos llevamos dentro. Único y sorprendente cada día para recordarnos la magnitud de ese “diamon” del ocaso frente al mar mientras la luna es testigo de ello.

El arte de clown

Destacado

Ser payaso es un estado del espíritu pero también un oficio. Hoy son muchos los que se han graduado en este arte lo que sucede es que no llegan a la altura de aquellos que lo daban todo encarnando su propia vida. Tras la careta se esconden historias verdaderas que llenan de sensibilidad a aquellos que gustan de acercarse a los espectáculos de siempre con la ilusión de siempre. Pero ahora la careta de payaso se ha puesto muy de moda entre los chantagistas y mentirosos. Los cobardes y los que jamás han sabido aceptar las cosas y han querido ir por la vida escondiendo sus acciones y simulando ante el mundo que con ellos todo va bien. Triste es la historia del clown como para querer ser como ellos. Cuando las palabras te hacen cómplice y las mentiras te degradan. ¿Estamos seguros de que tras la sonrisa felíz del payaso no se esconde la otra cara de la verdad?Ese arte de darse a sí mismo es la esencia del clown y lo demás es pura parodia.

Somos lo que hacemos

Destacado

Actutudes infinitas que describen la personalidad de las personas. Y aún sin saberlo vamos pespuntado nuestro trayecto a través de la vida, de los momentos y también de las decisiones. Tratar de representar un rol que más que eso sería una fantasmada de las muchas que el ser humano no aprende y sigue cometiendo, ridiculizando su idiosincrasia y su esencia. No es apropiado tratar de presentarnos frente al mundo como esos que no somos porque tanrde o temprano la venda cae de los ojos y el ridículo queda en evidencia. ¿Cuántos momentos se han colisonado por nuestra actitud de creernos más y mejor, cuando sencillamente se nos admira por como somos y nada más? Somos lo que hacemos y no hay otra versión de nuestra personal historia. Y todo ello con los abalorios que gratuitamente nos echamos encima para ser los mejores como la elevada contaminación de egoísmos y vanidades que presumimos de tener para luego acabar en el cajón del desván de nuestro diario. Ponemos en peligro nuestra felicidad y nuestra manera única que nos hace ser distintos pero auténticos. Y todo por unos momentos de gloria frente a la pantalla del movil. Prudencia, la borma nos puede llegar a costar muchos disgustos cuando la careta caiga. Haciendo lo que nos provoca se nos puede convertir en una provocación a la suerte y también al destino.

Índice

Destacado

El comienzo de todas las cosas. La naturaleza es por sí misma la base que simboliza el principio de esa revolución silenciosa donde todo tiene cabida y no necesariamente necesita de una explicación compleja. El incio de todas esas cosas que aún antes de conocerlas ya están presentes en cada uno de nosotros y sin embargo no hemos descubierto. Pero todo tiene su tiempo para evolucionar y crecer. Para nacer y también para morir. No podemos poner el turbo para que el proceso de la vida vaya mucho más deprisa. Todo a su tiempo y en su momento oportuno, ya que de lo contario estaríamos creando infortunios naturales de lo que nos llegaríamos a arrepentir. El dinero no puede comprar el poder ni la autoridad, sea cual sea ésta. Nos estamos enfrentando a una carrera en el tiempo en la que “el tiempo” no está incluido y eso suene pasar factura. Estamos descubriendo a esos héroes de pies de barro que desafían lo incuestionable envueltos en una halo de soberbia y de destrucción. El comienzo es el primer paso para que todo fluya ordenadamente y así concluir con un término de satisfacción para el bien y no para el poder. Y es precisamente ahí donde se retrata el comportamiento de la persona frente a la vida.

Experiencia adulta

Destacado

Neutral como un espejo se nos presenta el otro lado de nuestra experiencia. En el tiempo nuestra experiencia adulta es un eco de nuestra infancia y con ella iremos entretejiendo ese camino paulatino que nos hace crecer, aprender, comunicarnos. “Si quieres conocer tu pasado mira tu presente… es el resultado. Si quieres conocer tu futuro, mira tu presente… es la causa” (Buda.) Nuestro mejor maestro es el tiempo, sin necesidad de hacer preguntas te da las mejores respuestas. Mediante ese gran instrumento de la ambición humana que es el lenguaje vamos recorriendo los senderos de la vida relacionándonos con los demás y haciéndonos partícipes de esas señales y sonidos registrados por los órganos de los sentídos. Y así evolucionamos hasta llegar a ser maestros de quienes nos escuchan y nos siguen. De aquellos que confían en nosotros y se aferran a nuestras experiencias para así evolucionar también. La conciencia no está en el tiempo, es el tiempo el que está en la conciencia. “Toda obra de arte debe dominar al espectador y no el espectador a la obra de arte” (Oscar Wilde). Quizá a partir de ahora el espejo que nos refleja el otro lado de nuestra experiencia sea contemplado más allá del tiempo y del espacio, pudiendo incluso en cada instante alcanzar la Eternidad.

El sabor de la belleza

Destacado

Cuando eres un buen observador todo el mundo es tu maestro. Vamos a hacer un viaje en el tiempo al sumergirnos en esa imágen del año 1970. Cuando la playa de San Andrés, en la capital de Tenerife se nos mostraba tal y como la vemos. Lejos de proyectos y de discordias que aunque conseguieron hacer de ella la playa de Santa Cruz, con su arena del Sáhara y muy accesible a todos, no sin embargo la esencia de la misma sería olvidada por muchos. Sus negros callados y su arena oscura y refulgente que destelleaba al subir la marea nos prpiciaron momentos de eterna belleza. Tiempos que quedaron enmarcados en la memoria de aquellos años donde el paseo y las reuniones no consistían únicamente en estar tendidos bajo el sol. Todo era un ir y venir que junto a las olas se expandía por entre los vericuetos de la nostalgia y los atardeceres de la infancia. Ese sabor de la bellaza es el criterio supremo de la verdad y de la esencia de un tiempo que hoy transcurre de manera diferente pero que no nos deja de mirar. Muchas más historias se escriben ya en la distancia de los días y cuando el hoy nos toca en el hombro a modo de advertencia solamente podemos desentrañar los hilos ocultos desde donde se fraguaron tantos momentos y se crearon tantos proyectos. “Hasta que el incosnciente se haga consciente, el subconsciente seguirá dirigiendo tu vida y tú lo llamarás destino” (C. Jung).

Sentir la luna de Octubre

Destacado

Hoy hemos puesto lo pies en el primer día de Octubre y con pasos prudentes descubrimos a la luna llena en Aries. Es la primera de la primavera en el hemisferio sur y del otoño en el hemisferio norte. La luna llena posee una energía de mayor expansión produciéndonos estados de expansión y creatividad. Mientras que la luna nueva, es mucho más interior. Su frecuencia emana de manera más significativa y luminosa y afecta a la frecuencia de la mente en el pensamiento y en las conductas de las personas. Las mareas son las que tiene mucho que ver con esa luna que nos mira y nos atrapa. Que nos conquista a la vez que nos enmudece frente a la plateada luz que irradia sobre la tierra. Ya desde nuestra infancia su flujo es donde empieza moldearnos no solo en lo físico sino en lo emocional. Comenzamos Octubre con la mirada blanca de esa luna llena en Aries y que por muchas veces que la contemplemos siempre habrá que aprender a sentirla.

Últimas cenizas de septiembre

Destacado

Ya se envuelve septiembre en su manta de lana esperanzada mientras algunos se resisten a ocultar su tristeza. No se trata de otro septiembre como los que conocíamos sino que hoy le vemos arder entre las cenizas del recuerdo y las esperanzas contenidas ante un destino de incierto. ¿Cómo podremos albergar esos momentos en los nada importaba y que ahora nos arrepentimos de no haber sido más cuidadosos en la convalecencia? Todos nos echamos la mano a la cabeza y con rabia contenía intentamos hacer que nuestra culpa sea más pequeña y que las circunstancias que ahora vivimos sean de tal calibre que amedrantan. Últimas cenizas de este septiembre que ya se escurre de entre nuestras manos pero que sus pasos son decisivos y su actitud es gris como la incertidumbre. Hoy aún no estamos lo suficientemente convencidos de que todo pasará, pero lo que no sabemos es en que realidad quedaremos. El silencio del otoño se va quedando mudo porque nosotros tenemos que estar recluidos en ese letargo impuesto por la falta de razón, nuestro compromiso más decepcionante con la naturaleza y por creer que todo esto es una fiesta. Los parques quedarán sin el crujir de nuestros pies cuando pisábamos sus hojas. Las tardes dormirán sin esa última parada en el café de la esquina. Y las mañanas serán como calles solitarias entre ventanas cerradas. Pero las cenizas de este otoño que desvanece quizás sean las encargadas de reavivar esa vida que ahora hemos confinado a merced del tiempo.

El don de la genialidad

Destacado

No todos somos geniales y si aún nos empecinamos en serlo y nos empobrecemos enormemente. ¿A quién no le ha gustado ser el protagonista de algo que con mucho trabajo ha conseguido? Hoy todo el mundo es genial, incluso respondemos con ese adjetivo tan popular para ahorrar las expresiones, “me parece bien, estoy de acuerdo” sin percatarnos de que dicha expresión va mucho más allá de una simple asertividad. Dentro de ese término hay que incluir inevitablemente la palabra espontaneidad. Cuando no existe surge la indecisión. Pero sin lugar a dudas este es el momento de la “genialidad” a la hora de hacernos más y más poderosos como algo en lo que solamente hemos intervenido nosotros mismos y nuestras intenciones. Lo perjudicial de todo este panorama es que las genialidades absurdas no llevan a ninguna parte, sólo entorpecen muchos procesos en los que se juegan la vida, la economía y sobre todo la dignidad de las personas. Y me remonto a los tiempos de Charles Dickens donde todo era válido a costa de lo que sea. No avanzamos hacia delante por la alfombra roja del logro y la sensatez sino que caminamos como los cangrejos y a escondidas para que no se nos vea y poder salir corriendo. Las miradas arcaicas están de moda y el solo hecho de sentirlas nos condiciona el futuro, la seguridad y sobre todo el don de la genialidad en su máxima expresión.

Equinoccio otoñal

Destacado

El día y la noche cuyas horas son 12 cada una . Solo hay dos equinoccios; el vernal y el otoñal. Acabamos de entrar en otoñal y la sintonía del aire y los reflejos de la luz se aunan para entretejer su período de vigencia. En esos períodos de tiempo donde se verifican una serie de acontecimientos o fenómenos hasta llegar a uno a partir del cual volverán a producirse en su mismo orden, los denominados los ciclos de la vida. Con la Luna Nueva nos aventuramos a comenzar este camino por los momentos del otoño donde la vida se segmenta o se auna en esa renovación que incita al descanso de la naturaleza y la llamada ausente de todo lo que reverdece desde el agua de lluvia y el movimiento acompasado de las olas. A partir de los cuales la creación se pone a merced de esos esos fenómenos del tiempo que hace de ellos su mayor obra.

Para ver el universo tal cual es hay que saltar más allá de la red. No es fácil puesto que la red está llena de agujeros” Siri Nisargadatta.

 

Felíz año 5781

Destacado

Suena el shofar y con el se anuncia la llegada de un nuevo año para el pueblo de Israel. No habrá fiesta en las calles y tampoco las familias podrán reunirse como siempre, pero en el deso de un buen año nuevo confiamos que para el próximo la alegría llegue a sus sinagogas, sus plazas y todo aquello que enmarca la idiosincrasia de un pueblo que a pesar de todo sabe seguir adelante. Buenas fiestas.

Identidad

Destacado

Conjunto de caracteristicas propias de una persona o grupo que se permiten distinguirlas del resto. También las costumbres culturales de una región hacen de ella lugar distinto en sus tradiciones. Es tiempo de vendimia y como todos los años la familia y los amigos se citan en esa ceremonia singular de la recogida de la uva. Atrás quedan días de dedicación que ahora se verán representados en la calidad de la cosecha. Identidad que no todos tienen en el momento de succionar de la tierra los beneficios de su trabajo. Cada región, cada pueblo o simplemente un grupo de familias que anualmente se encuantran entre esas vides intercambiando recuerdos, consejos o tal vez nuevas expectativas para la próxima cosecha. Es lo que identifica a las culturas haciendolas distintas las unas de las otras aunque sea por conseguir ese sabor único que pone etiqueta a un pueblo. Fotos cedidas por los cosechadores de la Florida en la Orotava, Tenerife.

“No olvides nunca que a la tierra le gusta sentir tus pies desnudos y al viento jugar con tus cabellos”

 

Y el otoño está por llegar

Destacado

Quiero comenzar con una frase de Mario Benedetti: El futuro es un puente a inaugurar”. Y ahora estamos en el comienzo de ese puente que no sabemos a ciencia cierta si resisitirá o no nuestro paso. A escasas horas de que el verano nos diga adiós se impone la alerta de que no todo se ha estado haciendo del todo bien. Por consiguiente son muchas las razones que nos hacen pensar que en ese puente vamos a estar sometidos a turbulencias. El honor es la cualidad moral que lleva al sujeto a cumplir con sus deberes propios respecto a él y también al prójimo. Ello implica la aceptación personal y la construcción en el imaginario social vinculada al deber, a la virtud, al mérito y al heroísmo, trascendiendo al ámbito social. Y con todo esto quiero enmarcar la aptitud que muchos politicos han venido demostrando, la falta de “honor” y compromiso. La sociedad se ha visto apartada de la verdad y aún haciendo de todo esto un teatro la fama les ha salpicado hondamente a todos y cada uno de ellos. “Toda persona tiene derecho al repeto de su honra y al reconocimiento de su dignidad”. Y tristemente no ha sido así. Cada uno a tirado hacia donde más le convenía y a día de hoy, cuando el otoño no ha empezado sentímos que esta nefasta organización sigue actuando de igual manera, con los mismos engaños, las mismas improvisaciones y ese seguir adelante con sus presupuestos, pactos venenosos y sin lugar a dudas haciendo que el hundimiento de este país llegue a sus últimos quejidos. ¿Y entonces qué? A seguir mintiendo o dejando a merced de las olas la supervivencia de ese puente. Para concluir lo haré de nuevo con otro pensamiento de Mario Benedetti; “Todo se hunde en la niebla del olvido”. y de eso España sabe mucho.