AUTENTICIDAD

Destacado

BF092B5D4A9B4FE88C291A29E843970A (2).jpg

Es inherente al proceso de desarrollo. Es llegar a ser la persona para la que fuiste creado. Ser uno mismo y saber que el momento de la verdad nos hace libres. Igual que esta flor que se siente en libertad y es entonces cuando nos muestra su mayor tesoro. Esa presencia que emerge desde el agua de la fuente y por un par de días nos regala su belleza. No puede haber verdad sin autenticidad y las cosas autenticas no necesitan disfraces ni maquillajes. Las experiencias, el conocimiento y nuestra lucha por conseguir lo que de verdad deseamos son los pilares que conforman nuestra personalidad. Imagen cedida por María Yanes, Tenerife.

 

 

 

 

Anuncios

Cuando las nubes se abren

Destacado

P1040852.JPG

Y el bosque parece despertar de su letargo el mundo vuelve a abrirnos esa ventana que permanecía cerrada.  Sin apenas darnos cuenta de ello la luz irrumpe sin pedirnos permiso en el vacío inmenso de su silencio. Ya todo nos parece verdad porque nuestros ojos ven con claridad aquello que permanecía oscuro y triste. Detrás no hay nada ya de todo aquello que nos condicionaba a cada instante con su misterio. Solamente hay un resplandor frente a nosotros que nos invita acercarnos hasta esa luz que ya forma parte de nuestra existencia. El bosque seguirá durmiendo en su sopor de invierno pero en sus ramas los pajarillos permanecerán atentos a cada nuevo amanecer.

Arte y tradición

Destacado

20181205_183553.jpg20181205_183612 (1).jpg

El arte nace de la nada, de nuestro yo más íntimo y personal para luego regalarlo al mundo. La voz, las manos, son las herramientas más comunes que utilizamos para expresar eso que llevamos dentro y que queremos compartir. El arte no tiene fecha en el calendario ni tampoco edad. Es la savia que fluye hacia fuera y conforma el mundo, las culturas y las tradiciones. Estamos en época  de tradiciones  y en este taller de Sevilla se confecciona cada año el belén por las manos ilusionadas de sus aficionadas. Un lugar de encuentros, de intercambio de ideas y la intención de continuar con una tradición que hace felices a muchos de generación en generación. Fotos cedidas por Aurora Contretas.

 

Ojeadores del mar

Destacado

IMG_0970

Las gaviotas descansan sobre las piedras esperando retomar nuevamente el vuelo sobre las aguas. Observan y están preparadas para escapar de la pluma de algún poeta que quiere hacer con ellas la mejor de sus poesías. Y también de  esos barcos que gustan de hacerse con su vuelo el mejor de los viajes sobre las olas. Las costas de cualquier paisaje se embellecen con su presencia haciéndonos volar con ellas sobre sus alas. El peñón de Garachico  saca su cabeza como queriendo tocar el cielo mientras las dos aves continúan su romance desde el blanco contorno de sus cuerpos.

Al latir de diciembre

Destacado

IMG_0956.JPG

El mar se enamora del sol y no permite que se vaya en esta tarde diciembre. El Teide mira con cierta nostalgia esa lucha del astro rey por  no sumergirse totalmente en las aguas. Todavía no hemos atravesado la frontera del invierno y aunque las nieves ya hicieron su presentación en las cumbres la naturaleza nos regala días e extraordinaria belleza. No hay escondite en el mundo para que el día no muera porque siempre esta el mañana a la vuelta de la esquina. Morir para nacer de nuevo y eso es lo realmente hermoso. No se para el tiempo aunque intentemos detenerlo porque la exactitud de su existencia no es apreciable a la mente humana ni tampoco a los instrumentos que utilizamos para hacer que este se detenga. Igual que la fina cuchilla de una navaja nos describe los dos lados de la vida, lo mismo se nos muestra cada ocaso cuando el alba lleva milésimas de segundos gestando su renacer.

Bajo la noche

Destacado

LJHK9421.JPG

Rafael Barreto. Calle Jaffo en ,Jerusalén

La noche es magia a la vez que misterio pero no podemos evadirnos de la idea de que la noche tiene un encanto especial para todos. No todas las noches son igual ni tampoco diferentes en el sentido de que nos trasmiten su real vivencia desde que somos pequeños hasta adultos. Y nodos podemos entender la noche de igual manera. Para unos es deprimente y en cambio para otros  esta llena de inspiración y leyenda. De burbujas de sueño suspendidas en nuestra existencia que nos han dado la oportunidad de descubrir mundos llenos de magia. Hoy vivimos desde esta fotografía tomada en una calle de Jerusalén ese misterio que envuelve sentimiento y amor. Lucha y entusiasmo pero sobre todo el cariño que pone el fotógrafo al captar ese instante de nuestra vida.

Una rosa rosada

Destacado

CAM00934.jpg

La rosa es una de las flores más bellas que existen. Encontrarlas y perderse entre sus pétalos nos muestra esa sencilla perfección y elegancia que posee. Hoy celebramos una vez más nuestro desprecio hacia aquellos cobardes que con la violencia matan a una mujer por el hecho de serlo. Quizás no hemos entendido todavía que esa violencia es como el terrorismo social que nos ha invadido y el que nos somos capaces de erradicar. Son muchas las manifestaciones ciudadanas que a diario salen a la calle y después volvemos a nuestras casas hasta la próxima. No hay razón para tanta muerte y sin embargo se siguen produciendo mientras las leyes no sean contundentes y la educación carezca de motivos morales y estructurales. Una rosa es una de las más bellas flores que existen pero también una de las más delicadas. Su existencia es corta pero nos lo da todo en esas horas que está viva. ¿Es tan difícil de comprender esto? Ojalá yo no estuviera ahora mismo escribiendo esto. Sería un día maravilloso, pero tal vez mañana no seamos tan felices al ver que no estamos haciendo casi nada.

Un café

Destacado

XMFF3323.JPG

El momento del café es un tema que muchos tienen muy arraigado. Toda una costumbre que viene de muchos años de historia. Sentarse frente a un buen café es un momento que nos complace o por el contrario nos pone frente al tablero de ese ajedrez del mundo donde las mejores jugadas son aquellas que llegan a terminar en un apretón de manos. Pero sentarse frente a una taza de café es la razón que muchos tenemos para evadirnos de nuestras obligaciones (trabajo), propiciar un encuentro agradable con alguien o simplemente disfrutar en soledad de ese placer de saborear la vida desde la ventana de un bar. Se ha hablado mucho de que el café produce adición, pero a pesar de ello  hoy en día nos sigue deleitando haciéndonos caer en su embrujo.

Besos de mar

Destacado

 

P1010147.JPG

Entre esas palabras descritas en un tiempo azul y en el que apenas llegan  a ser personas, sino mas bien caras transparentes. Con su lenguaje  de sensaciones en el lento caminar de  su paisaje que sobrecoge en cada latido del mar. Pero en ese marco de especial belleza  se descifraba el canto de  una intensa melancolía, pero belleza al fin. Como besos de sal en un mar que a través de la retina azul y caprichosa de esos seres transparentes y silenciosos nos hacia sumergirnos en ese mundo sin sol donde la luz es brillante manera de mostrarnos su sutil presencia.

 

Todo depende de tí

Destacado

Palmetum_(Santa_Cruz_de_Tenerife)

Nuestra vida es como un arco iris de intensos colores don delos sentimientos son como una forma de arte que requiere práctica para perfeccionarse. Ser simplemente un ser humano creativo, que vive anónimamente, es donde realmente puede existir la belleza y la riqueza en gran intensidad. Y solamente depende de nosotros. Nadie más hará nada por nosotros si nosotros no somos capaces de creer en esa esencia innata que cada uno lleva desde que nace. Entrar en contacto con nuestras intuición, nuestra forma particular de expresarnos es lo que nos impulsa en ese caminar pausado donde, si alguien nos espera o nos acompaña, llegará a convertirse en nuestra otra mitad. Pero hay que llegar a la cima, encontrar a la luz, darle sentido a cada uno de nuestros pasos. Solamente depende de ti.

Rincones con vida propia

Destacado

OKAK0243.JPG

Tienda de antigüedades, Jerusalén, Rafael Barreto.

Todos tenemos ese lugar en el que guardar aquello que deseamos preservar en el tiempo. Rincones con vida propia y también con un leguaje que no tiene caducidad. Porque el tiempo de esos detalles no existe ya que nunca se ha extinguido. Por mucho que pasen los años siguen siendo lo que eran, conteniendo su idiosincrasia y su esencia, su personal belleza y su extraña historia. Y es que todos ellos llevan arrastras el mensaje para lo que fueron creados. ¿Quién no tiene ese detalle que por insignificante que sea abraza toda vivencia en nuestro recuerdo?

La fuerza del mar

Destacado

IMG_0881.JPGIMG_0871.JPG

El mar, esa maravilla de la naturaleza que nos enamora o nos hace odiarlo. Precioso cuando está en calma y refleja el cielo azul festoneando con un encaje blanco sus esquinas. Ese espejo del sol y el amante del marino, del aventuro, del artista y de todos los que gustamos de contemplarle en su majestuosidad. Pero ese duende que vive en él a veces se enfada y arremete contra todo lo que está a su alcance. Su fuerza es inquebrantable cuando los temporales acechan barriendo el encanto de ese cuadro inspirador y confidente que se nos muestra frente a la ventana. Y es también entonces cuando su bravura nos hechiza de forma alarmante haciéndonos sacar de él instantes como estos. La costas de Canarias se vieron azotadas por las enormes olas que, en las costas de Martianez, reflejaban esta mañana imágenes como estas.

Colores de esperanza

Destacado

JNCC6381.JPG

Las flores han puesto su color al borde de la calle para renovar esperanzas y despertar de momentos de ansiedad y desconcierto. Todos estamos anclados a ese hilo de la vida que unas veces nos aprieta y otras nos da una libertad que no podemos pagar con nada. Esa es la armoniosa lección que día a día hay que saber aprender. Por muy oscuro que esté todo al final vemos esos puntos de luz y nos damos cuenta de que, una vez más, que la vida está detrás de esos nubarrones que nos confunden. Desde muy lejos he recibido este colorido jardín que me renueva porque la verdadera belleza está en las cosas sencillas y naturales, donde la risa es una asignatura obligatoria y la ilusión es el brebaje que te hace vivir y ser tú misma.

El encuentro

Destacado

VXHQ7524.JPG

Cuantas veces nos hemos encontrado en el camino con alguien que nos llama la atención. Nos sorprende y a veces hasta entra a formar parte de nuestra existencia. Pasamos por esta vida cruzándonos con seres que ni nos damos cuenta de que están a nuestro lado. Somos como computadoras que pasamos una y mil veces por el mismo lugar, viajamos en el autobús con los mismos de siempre y si nos preguntan ni nos hemos percatado de sus presencias. Pero cuando se produce ese ¡chas! y nos fijamos en alguien se esta escribiendo un capitulo de nuestras vidas. Seguro que no olvidaremos ese instante en el que nuestros caminos se cruzaron. Tal vez no nos veamos nunca más, pero sin lugar a dudas habrá sido esa coma, ese punto, o esa interrogación que defina nuestra vida desde ahora.

Sin limitaciones

Destacado

IMG_0780.JPG

Trepando por la pared me encontré a esta mariposa verde la otra mañana. Sobre la pared rojiza sele veía tan bien que parecía estar subiendo por ella en busca de esa luz que se asomaba por el azul cielo. No hay limites en ese deseo de alcanzar lo que realmente queremos. A pesar de tener casi donde aferrarse no sucumbía frente a la altura. No mires atrás cuando desees conseguir algo. La limitaciones nos las ponemos nosotros mismos porque nunca sabemos lo que habrá más allá de nuestros deseos. La libertad no entiende de limites ni tampoco de condicionantes, solo se expande a través de ese llenarse de intuición, valor y autoestima. Como la mariposa, que nace desde el gusano, sin  color ni aprendizaje pero que ya posee el instrumental necesario para convertirse en esa pieza tan adorable de la naturaleza que combina, colores, destreza e intuición.

Reminiscencias

Destacado

DSCF5270.JPG

Me he mirado en las tranquilas aguas de la fuente que aún permanece dormida en los jardines del Taoro. Cuando todo bullía al son las ruletas de ese Casino que le hizo singular en las noches del Puerto de la Cruz y su hotel  donde  se llegaron a hospedar figuras de la literatura mundial como fueron Agatha Christi o la entrañable escritora cubana Dulce María Loynaz. Paseos de este parque que ahora se ven frecuentados por caminantes anónimos o grupos de aficionados al deporte y a la competición. Entre sus parcelas existen iglesias y pequeños hoteles que dan cogida a quienes llegan en busca de tranquilidad en plena ciudad turística. Paseos de hoy con la memora de un ayer no tan lejano y que un día colocaron a esta ciudad entre las más atractivas.  Sonidos de un tiempo que se mantiene parado bajo la mirada del Teide.

Cambio de hora

Destacado

 

TMFR3944.JPG

Rafael Barreto. Jerusalén.

Todos andamos todavía desconcertados por ese invento del cambio de hora. Para muchos la oportunidad le viene como anillo al dedo pero no siempre llueve al gusto de todos. Cada zona del planeta goza de su horario ambiental para el bienestar de su naturaleza y ecosistemas. No podemos cambiar el rumbo del planta según unos quieran o no. El hombre se ha convertido en el manipulador del cosmos, el artífice de las enfermedades y el dictador de los derechos de los hombres. Y todavía queremos cambiar las horas de sol según nos plazca. Hoy nadie esta exento de ser cómplice de esta descoordinación universal que lleva a la humanidad al fracaso. Nadie piensa desinteresadamente porque lo único relevante es hacer caja y los demás que sufran las consecuencias. En este mundo desnortado se inventan carreras para solapar los fraudes de la humanidad y el deterioro de los valores humanos. Quizás durante todo este tiempo nuestros relojes estén más parados que nunca porque no somos capaces de sincronizarnos con los demás. Cambiar la hora es el infantil juego de quienes todavía se creen los dueños de este mundo, y aún así el resto del otro mundo no se da cuenta de ello.

Archivos de la memoria

Destacado

CAM00688.jpg

Ahí, donde guardamos nuestros secreto y todo aquello que deseamos proteger a toda costa. Esa caja, de cartón o de madera que un día adquirimos o nos la regalan, es el guardián de toda nuestra existencia. ¿Quién no ha metido en ellas los tesoros que más valoramos? Ahí, donde las vivencias cobran vida nuevamente. Entre sus tapas duermen silenciosos los pasajes de toda una etapa y desde la que revivimos con mimo al palparlos con nuestras manos. En cada una de sus esquinas, en todas las dependencias de su interior se cincelan los momentos que un día decidimos perpetrar en el tiempo conformando en nuestra memoria las huellas de nuestra vida. La imaginación se torna la protagonista de ese cuento en el que sus tesoros los llegamos a protagonizar nosotros mismos.

En el fondo del mar

Destacado

P1010064.JPG

Cuando los limites son apenas percibidos por nuestras pupilas podemos llegar a conquistar espacios que nunca hemos visitado y desde los que jamás nos gustaría volver. Pero el tiempo es el juez de los momentos y la magia es la búsqueda perezosa de aquello que debemos conquistar. En el fondo  del mar todo se cubre de ese azul cristal donde nuestras manos son capaces de escribir los relatos más interesantes y nuestra experiencia la maestra para saber recolectar lo increíble.

Allí donde estéis

Destacado

IMG_0516.JPG

Quizás nos hemos preguntado muchas veces esto. O tal vez nunca si carecemos de interés o de sentimientos. No busquemos más allá de nosotros lo que hasta ahora ha sido  siempre parte de nuestra existencia. Con las primeras lluvias la alfombra de la naturaleza nos refresca la memoria para revalidar todo aquello que formó parte de nuestra vida. Y están ahí como tantas cosas que creíamos perdidas siguen ahí, resistiéndose a ser olvidadas. Buscamos a veces si saber lo que buscamos, Tratamos de entender muchas cosas que en realidad están más claras que nunca y sin embargo el hombre se oscurece cada día más. Perdido sin un puerto en su vida porque ya los sueños han pasado a ser retazos de años pasados y el crecimiento solo se mide por la altura y no por lo que bulle en el interior de las personas. Vamos ataviados sin colores auténticos como los de esas flores que brotan sin condición alguna y que apenas miramos. Por eso me pregunto”allí donde estéis” trataré de encontrar ese sendero que me conduzca a todas esas cosas auténticas. A visualizar aquellos momentos perdidos que siguen así esperando el tono de ese “adelante” que ya no utilizamos porque queremos tenerlo todo hecho y al momento. El sonido de reloj que todavía escucho no se atreve a abandonarme sin el tiempo necesario para encontrarme de nuevo con vosotras. Las cosas que nunca se alejaron de mí.