La fuerza de seguir adelante

Destacado

813tP7Yh2TL._SL1470_.jpg

Hoy día 18 de enero conmemoramos el día de la Shoá o día del Holocausto. Cicerón decía que la historia es la luz de los pueblos, la memoria de la humanidad. Y más que nunca en este día debemos reivindicar tales palabras. Los seis millones de judíos exterminados por los nazis hacen de esta jornada un momento de reflexión. Ese dolor absurdo es lo que no debemos olvidar jamás. “Haber sido es la forma más segura de ser”, palabras Víctor Falk, médico que vivió en un  de los campos de concentración nazis y que nos enseñó  a crear conciencia de ese horror para salir adelante. Esa fuerza de seguir  donde la palabra Vida (lejaím) y la conciencia del amor propio están tan profundamente arraigadas en las cosas más elevadas que no se pueden arrancar ni viviendo en un campo de concentración. Tenemos una deuda inmensa con el pueblo judío. Un pueblo que ha vivido dos experiencias en 100 años; la experiencia viva y esperanzadora de los judíos volviendo a la tierra de Israel y la dolorosa y trágica de  aquellos que quedaron por el camino durante el Holocausto. Hoy no miremos solamente atrás porque lejaím, la vida, sigue renovándose.

shabat-shalom-052016.jpg

Anuncios

Super yo

Destacado

963c54073e784a324883122381877c85_XL.jpg

El “ego” es un término difícil de definir. La instancia consciente de un individuo humano y por la cual toda persona se puede hacer responsable de su identidad y de sus relaciones con los demás individuos. Estamos rodeados de ególatras porque hoy la sociedad los crea como champiñones. Viviendo en esa unidad individual que los mantiene fieles a sí mismos arropados en ese “superyó”  que les traiciona cuando las ansias de poder superan todos los parámetros. Asistimos a nombramientos y congresos todos los días donde ese gran corruptor del hombre público que es el ego, mira a los problemas y distrae la atención. Siendo la egolatría la fuente de todas las miserias matamos el talento haciendo de él un arma que a la larga nos hace caer. En esa jaula de grillos en la que se halla inmersa Europa carecemos ya de principios solventes para que nos lleguen a creer haciendo las cosas como las estamos haciendo. No hay un más allá en este momento de la historia de nuestra humanidad porque estamos contribuyendo al desalojo de un bienestar que un día se creyó muy bueno pero que hoy las máscaras de los “egos” marcan la diferencia entre progreso y caída. Los grupúsculos que nacen a diario se encargan de contribuir a la decadencia y la confrontación. Y el hombre como ser pensante no es capaz de asistir a esta epidemia global que deteriora y preocupa. “No es saludable estar bien adaptado a una sociedad profundamente enferma”.  Krishnamurti.

Grandes cosas en casas pequeñas

Destacado

P1010571.JPG

Aunque parezca la sala de una gran mansión no lo es. Pero eso no significa que en los lugares pequeños se lleguen a crear cosas grandes. La imaginación no tiene barreras ni necesita de grandes espacios para realizarse. ¡Cuantos de nuestros más ilustres científicos han descubierto grandes cosas para la humanidad desde sus angostos y oscuros laboratorios! Por otro lado muchas de nuestra obras maestras de la literatura han llegado a nuestras manos desde los escritorios y las plumas deterioradas. Nos hemos parado a pensar por un momento como fue el principio de todo aquello que hoy nos hace la vida más confortable o nos enseña las más maravillosas  de las lecciones. Con sus manos entumecidas por el frío una joven madame Curie descubría en su pequeño laboratorio “el radio”. Escondida en el desván de su casa y con el miedo acechando a su puerto la pequeña Ana Frank escribía unos de los diarios más leídos en todo el mundo. Cuando el deseo es grande y la ilusión lo refuerza no hay obstáculo ni lugar en el mundo que condicione al hombre a crear lo que lleva dentro y desea compartir con el mundo. No hay que ser un sibarita para darnos cuenta de lo que realmente es valioso. Lo demás es pura apariencia.

El sueño de una noche de invierno

Destacado

IMG_1071.JPG

Los tres renos saltan al mar desde la montaña. Quizás haya algo tan maravilloso que les impulsa a hacer este gesto. Sin un ápice de temor se elevan por el aire sincronizadamente como figuras de luz en un frío día de diciembre. ¿Qué hay más allá de esa franja azul del horizonte que a todos nos atrae y nos atrapa hasta hacernos perder la cabeza por algo que ni tan siquiera sabemos que existe. Muchos sueños de noches de verano se fraguan pero otros que parecen ser maravillosos terminan en la cuneta. No es acaso la avaricia del hombre cuando va mucho más allá de sus posibles realidades la que condiciona la felicidad o el sufrimiento? ¿Acaso muchos de nuestros representantes creen todavía en esos renos de luz que a los ojos de un niño son lo mejor que existe y subidos a sus enormes cuernos desean hacerse con todos los regalos del mundo? Sueños y noches de verano o de invierno que hacen perder la cabeza con el afán de poseer y almacenar cuando el tiempo es el que es y nada ni nadie se escapa de sus limites. Necios aquellos que creen poseer la suficiente astucia como para quebrar a una sociedad en la que ellos mismos se están cavando su tumba. ¿Por qué? Una pregunta que todavía no le he hallado la respuesta correcta ya que se diluye como aceite poniéndoles a la altura del betún. Querer hacerse con el suelo que hay bajo nuestros pies es deleznable y más todavía jugar con la dignidad de las personas. Las buenas almohadas son para descansar pero los sueños perversos no conseguirán jamás hacer que seamos felices. Y es que a veces soñar no es tan fácil.

Lev ad Lev

Destacado

IMG_1077.JPG

De corazón a corazón. Cuando el tiempo detiene su caminar la esencia del hombre no se detiene jamás. Pensamos que todo termina y no es así. El pulsar es ese vínculo que nace después de que nos hemos ido y aún así guarda esos latidos que quedaron atrapados entre las manecillas del reloj. Continuidad y respuesta a todos esas experiencias pasadas. Estoy o me siento recogiendo toda la información contenida en este mensaje. En esa reacción emocional que estamos experimentando por medio de ese reloj que dejó de marcar una hora pero no ha dejado de vibrar en el tiempo. Y descubrimos que nuestra mente nos envía hasta ese incidente previo que cambió ese latido por este otro. Desde este ilusorio lugar al que llamamos tiempo intentamos de abrazar aquello que nos hace sentir mejor y más grandes, pero la verdadera esencia ya está escrita en cada milésima de nuestro mundo.

Efecto

Destacado

img_0982

Quizás nos resulte un poco arriesgado ligar la palabra efecto con impacto. Dos términos casi iguales pero que no lo son. El efecto se envuelve de sensualidad, misterio, magia y volatilidad, ya que son muchos los que los suelen definir como algo preparado. La vida se compone de efectos porque son estos los que nos condicionan de manera alarmante sin apenas darnos cuenta de ello. El efecto look, el de relax, ensoñación. Todos actúan como pinceladas que tarde o temprano nos influyen o nos marcan. Como la luz, colocada en hilera por estas velas, siendo la guía el efecto de constancia y sincronía. Todo lo contario del impacto que ya nos puede causar una sensación más brusca. Pero no todos los impactos son terroríficos. Los hay de sorpresa por algo que no esperamos y de lo que nos alegramos, como bien podía ser la Lotería. Otros sin embargo consiguen hacernos daño por esa ruptura inesperada y sin retorno de muchas vivencias personales. Tal vez muchos de esos impactos podrían haberse evitado o por lo contrario nos advierten de algo que todavía pude tener remedio. Cuestión de suerte o no. El hombre como ser racional es el principal hacedor de estas dos sintonías del destino. ” En la vida, a todos se nos dan posibilidades de elección y de oportunidades, pero han de ser nuestros propios pasos los que nos lleven a lo que es real y, por tanto, duradero”.

2019

Destacado

                      fe34f605fe.jpg         

Hemos comenzado un nuevo año y parece como si estuviésemos hechos a él. Encontraremos grandes barreras que franquear y muchos puentes que cruzar, pero aún así seguimos haciendo planeas de futuro. Las montañas más altas son aquellas que se nos presentan de frente y sin avisar por lo que nuestro caminar debe ser consciente a la vez que prudente. Volver la vista a tras solo para recordar los buenos momentos nos hará ser mas cautos a la hora de valorar lo que tenemos y tratar de hacernos con lo que nos falta. Pero queremos tenerlo todo y hacerlo todo también y eso es nuestro primer tropiezo. Cuando miramos a sus cumbres más altas nos damos cuenta de lo elevadas que están y de lo insignificantes que somos junto a ellas. Pero es posible subir y observar frente a nosotros cuanto nos queda por hacer. Promesas a millares pero retos muy pocos porque no somos lo suficientemente fuertes como para hincar el codo y conseguirlo. Esta madrugada escuchaba en la radio los objetivos de muchos oyentes. No se trata de decir sino de hacer. Los retos son importantes una vez los consigues. Este 2019 puede estar lleno de proyectos si de verdad deseamos creer y crecer con ellos. 

Micromundos

Destacado

Mapa-mundial-de-las-Redes-Sociales-1728x800_c.jpg

Ambiente de aprendizaje en el que podemos construir proyectos para conseguir cualquier tipo de materia. A actual sociedad mundial  se ha ido fragmentando en miles de micromundos que contribuyen poderosamente a ese aislamiento del ser humano. Vivimos en nuestras pequeñas celdas y nos relacionamos cada vez menos con los demás. Nos alimentamos con la información que necesitamos a través de la tecnología y nos abastecemos mediante el comercio on line, sin tener contacto alguno con los miles de seres humanos que viven a nuestro alrededor. Nos volvemos posesivos de nuestra privacidad pero aireamos nuestra vida íntima en las redes sociales. El mundo esta mecanizado y por supuesto el hombre también. Reproducción asistida, cirugía plástica y cuerpos diez son los estandartes de una humanidad que, aunque muchos tratan de mantenerla de una manera coherente, la apisonadora de la oferta y la demanda sigue acelerando su paso diseñando nuevos esquemas. Las tecnología son el verdadero avance para la sociedad en el futuro pero no todo debe ser “tecnología” hay que creer más en la sociedad y sobre todo en el hombre.

¿Tal vez?

Destacado

sequoia07-1280x720x80xX.jpg

Si mirásemos un poco hacia arriba  nuestra vida parecería más interesante. Cuantas cosas nos perdemos por estar solamente mirando hacia el suelo o teniendo nuestros ojos clavados en la pantalla del móvil. Observar por esa ventana que se abre sobre nuestras cabezas descubrimos que cada día es único e irrepetible. Cautivos en esa complejidad de las cosas sencillas que nos hacen dudar de nuestras capacidades y nos pierden en la vorágine del “querer saber más”. Y así pasa nuestra existencia. Ahí donde muchos sueñan  todo lo que nosotros tenemos. Hemos de dejar de sentirnos amables, pacientes para con los demás y hacer lo que nos plazca para poder llegar a ser felices. Porque aunque lo tengamos todo  no dejamos de pasar por alto esa riqueza natural y emocional que está ahí y hay que aprovecharla. Descubrir a través de esa ventana y dejar que el aire nos roce la cara de vez en cuando y los rayos del sol nos deslumbren. Comparar lo que tenemos nos hará crecer cada día valorando a quienes están con nosotros a diario. La “conciencia y el buenquedismo” se convierten en armas mortales en todo tipo de amistad ya que se alimentan del compromiso pero jamás estarán junto a nosotros cuando los necesitemos. Hay que mirar hacia arriba y expandir ese acercamiento y  comprender  todo aquello que tenemos y que a veces no valoramos. La autenticidad no conoce competencia pero hay que conquistarla. Tal vez ese sea el motivo de que no seamos verdaderamente felices.

AL CALOR DE ESTAS FIESTAS

Destacado

IMG_0140.JPG

La imaginación es todo. Es la vista preliminar  de las atracciones de la vida por venir. Tomar una decisión distinta nos puede hacer vivir una vida diferente. Hay que seguir nuestra intuición en cada momento, ella no nos traicionará jamás porque forma parte esencial de nuestra manera de ser. Quizás el año próximo volvamos a alcanzar esos sueños tan altos como los que ahora ya viven esos peluches. Todo es cuestión de deseo e ilusión. Felicidades a todos.

 

 

 

 

Un compromiso responsable

Destacado

DSCF4286.JPG

Llegan las fiesta de Navidad y los regalos. Los caprichos salen a la luz y dentro de este contexto podemos incluir a los animales de compañía. ¿Es de verdad necesario hacerse con una mascota porque está de moda? Cuantos de nosotros nos echamos la mano a la cabeza al comprobar en las tiendas de animales esas reservas para hacer felices a los niños y no tan niños. ¿Somos conscientes de nuestras decisiones? La palabra en estos momentos es fundamental y la comunicación bien entendida hace milagros. No es decir no a ese sueño de alguien que quiere hacerse con una mascota. Es sencillamente hacerle ver que “una mascota es un ser vivo”. Con sus necesidades y sentimientos y no admite devolución como una mesa. Una vez que damos el paso se crea un compromiso responsable con ese animal. Las perreras están a reventar pero gusta más hacerse con ese cachorro que nos presentan en un escaparate. Desde el primer momento que esa criatura nos mira a los ojos jamás nos va a traicionar. ¿Somos conscientes de lo que hacemos? La prueba esta en que los comercios de mascotas se han convertido en “Influencers” del siglo XXI que atraen nuestra mirada sin ser del todo conscientes de ese ofrecimiento desmesurado. No cabe la menor duda de que a los animales se les debe proporcionar todo lo que necesitan y procurarles una vida sana, pero hay que pensar que el capricho de la Navidad será seguramente el estorbo de las vacaciones de verano. Ese compromiso responsable ha de hacernos adultos y conscientes de nuestras decisiones y más todavía cuando se trata de seres vivos que forman parte de nuestra familia.

Nuremberg, desde la sombra hacia la luz

Destacado

ALEMANIA FINA.JPG

La ciudad alemana de Nuremberg es hoy en día la segunda  más grande de Baviera después de Münich. Durante el siglo XIII se convertiría en una gran ciudad comercial. Pero su historia se vio ensombrecida por completo en el siglo XX ya que Hitler la escogería como sede del Partido Nazi. Durante la Segunda Guerra Mundial fue la más castigada de todas teniendo que renacer de sus cenizas. Muy cerca encontramos la bonita localidad de Regensburg, también llamada Ratisbona que   viste de fiesta por estas fechas sus plazas y calles. Importante ciudad que muestra al visitante  algo nuevo, aunque en  la historia de su pasado todavía laten recuerdos imposibles de olvidar. Por estas fechas las luces vuelven a sus calles en todos estos lugares  y los mercadillos de Navidad son el punto de encuentro y de ocio para quienes las visitan.

DSC01490[845]FINA ALEMANIA.JPG

Vista panorámica junto al río y Mercadillo de Navidad de Regensburg . Josefina Fernandez

Asertividad

Destacado

 

C4E46B278F8F4C4395E657366EA46827.jpg

Punta de Teno. Tenerife. María Yanes.

“Cree en ti con tanta fuerza que el mundo no pueda evitar creer en ti” Esta habilidad social y comunicativa que nos hace conocer nuestros derechos respetando los de los demás. Ese grado de madurez de cada uno de nosotros. La autoestima  frente a una falta de carácter es lo que nos hace distintos a la hora de mostrarnos tal y como somos. La manera de decir NO y algo más  nos moldea para superarnos frente a las adversidades mundanas.

Haz lo que nunca has hecho y veras lo que nunca has visto” Aprender a definir nuestra verdad, no la verdad de todos. Esa verdad que jamás nos podrá ser negada, es decir, como nos sentimos. Una vez logremos un objetivo no lo apartemos de nuestro lado. Expresarnos lo más concretamente posible y que sepamos hacerlo trasmitiendo siempre lo que queremos  mostrándolo  de una manera concisa y detallada. Hablando desde nosotros mismos siempre y manteniendo una comunicación subjetiva para describir lo que ocurrirá si  todo sigue de la misma manera. “Hechos, sentimientos, consecuencias y soluciones” son los cuatro pasos para definirnos como personas asertivas. “El éxito es lo que tú atraes por el tipo de persona en la que te conviertes”

 

 

Desde el mar a la ciudad

Destacado

IMG_1016.JPG

Vino la gaviota. En ese día 13 de diciembre frío y gris. Sobre el alfeizar de la ventana se dejaba mirar y su belleza eclipsaba el entorno. Desde el mar a la ciudad con sus blancas plumas y su mirada en calma. Como si todos los días hiciese ese viaje. Sus largas patas sentían el frío mármol de la ventana en una placidez ajena  a todos pero que inspiraba ternura. Con la ciudad de Barcelona al fondo y la Plaza de Cataluña a sus pies se sintió la reina en aquella mañana fría y gris de un 13 de diciembre.

Como pompas de jabón

Destacado

IMG_0995.JPG

Nuestra vida es como una pompa de jabón que salta y se mueve a merced de viento. Transparente y esquiva pero llena de luz. Una luz que estamos obligados a mantener siempre prendida ya que en la sombra las pompas de jabón se mueren. Con las pinceladas de color que el sol les proporciona viajan a través del mundo absorbiendo todo lo que pasa junto a ellas. Porque están hechas de magia igual que nuestras sensaciones que se cincelan con los altos y bajos de los acontecimientos y con las verdades que se escriben en nuestro diario. Los que no creen en ella jamás la encontrarán.

AUTENTICIDAD

Destacado

BF092B5D4A9B4FE88C291A29E843970A (2).jpg

Es inherente al proceso de desarrollo. Es llegar a ser la persona para la que fuiste creado. Ser uno mismo y saber que el momento de la verdad nos hace libres. Igual que esta flor que se siente en libertad y es entonces cuando nos muestra su mayor tesoro. Esa presencia que emerge desde el agua de la fuente y por un par de días nos regala su belleza. No puede haber verdad sin autenticidad y las cosas autenticas no necesitan disfraces ni maquillajes. Las experiencias, el conocimiento y nuestra lucha por conseguir lo que de verdad deseamos son los pilares que conforman nuestra personalidad. Imagen cedida por María Yanes, Tenerife.

 

 

 

 

Cuando las nubes se abren

Destacado

P1040852.JPG

Y el bosque parece despertar de su letargo el mundo vuelve a abrirnos esa ventana que permanecía cerrada.  Sin apenas darnos cuenta de ello la luz irrumpe sin pedirnos permiso en el vacío inmenso de su silencio. Ya todo nos parece verdad porque nuestros ojos ven con claridad aquello que permanecía oscuro y triste. Detrás no hay nada ya de todo aquello que nos condicionaba a cada instante con su misterio. Solamente hay un resplandor frente a nosotros que nos invita acercarnos hasta esa luz que ya forma parte de nuestra existencia. El bosque seguirá durmiendo en su sopor de invierno pero en sus ramas los pajarillos permanecerán atentos a cada nuevo amanecer.

Arte y tradición

Destacado

20181205_183553.jpg20181205_183612 (1).jpg

El arte nace de la nada, de nuestro yo más íntimo y personal para luego regalarlo al mundo. La voz, las manos, son las herramientas más comunes que utilizamos para expresar eso que llevamos dentro y que queremos compartir. El arte no tiene fecha en el calendario ni tampoco edad. Es la savia que fluye hacia fuera y conforma el mundo, las culturas y las tradiciones. Estamos en época  de tradiciones  y en este taller de Sevilla se confecciona cada año el belén por las manos ilusionadas de sus aficionadas. Un lugar de encuentros, de intercambio de ideas y la intención de continuar con una tradición que hace felices a muchos de generación en generación. Fotos cedidas por Aurora Contretas.

 

Ojeadores del mar

Destacado

IMG_0970

Las gaviotas descansan sobre las piedras esperando retomar nuevamente el vuelo sobre las aguas. Observan y están preparadas para escapar de la pluma de algún poeta que quiere hacer con ellas la mejor de sus poesías. Y también de  esos barcos que gustan de hacerse con su vuelo el mejor de los viajes sobre las olas. Las costas de cualquier paisaje se embellecen con su presencia haciéndonos volar con ellas sobre sus alas. El peñón de Garachico  saca su cabeza como queriendo tocar el cielo mientras las dos aves continúan su romance desde el blanco contorno de sus cuerpos.

Al latir de diciembre

Destacado

IMG_0956.JPG

El mar se enamora del sol y no permite que se vaya en esta tarde diciembre. El Teide mira con cierta nostalgia esa lucha del astro rey por  no sumergirse totalmente en las aguas. Todavía no hemos atravesado la frontera del invierno y aunque las nieves ya hicieron su presentación en las cumbres la naturaleza nos regala días e extraordinaria belleza. No hay escondite en el mundo para que el día no muera porque siempre esta el mañana a la vuelta de la esquina. Morir para nacer de nuevo y eso es lo realmente hermoso. No se para el tiempo aunque intentemos detenerlo porque la exactitud de su existencia no es apreciable a la mente humana ni tampoco a los instrumentos que utilizamos para hacer que este se detenga. Igual que la fina cuchilla de una navaja nos describe los dos lados de la vida, lo mismo se nos muestra cada ocaso cuando el alba lleva milésimas de segundos gestando su renacer.