INDIVIDUALISMO SOCIAL

DSC00956.JPG

El hombre de nuestro siglo se ha convertido en un ser solitario. Marcado por un proceso de vida y de costumbres que le han condicionado a la hora de relacionarse con los demás. Somos extraños en un mundo cada vez más acomplejado por las directrices de la publicidad, la competencia y los valores no humanos sino económicos. Cada día hay más pobres y en cada pobre encontramos la avaricia de un rico. Ostentosa civilización donde el señor dinero es el amo de todo y, salvo excepciones,  cuanto más  se tiene más se desea. Bajar a ras de la calle resulta muy difícil para aquellos que siempre han estado del tercer piso para arriba. Transeúntes que se cruzan y no se miran a una velocidad de vértigo en la que el sosiego y la paz están desterradas. Hoy las paredes exteriores de los edificios se cubren de verde porque ya no se sale al campo a disfrutar con la frecuencia que se debería. Individualismo y sociedad no se pueden fusionar jamás porque todos dependeremos siempre de todos para ser más ricos y por desgracia para ser más pobres.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s