IMAGEN

 

DSC00450.JPG

Se suele decir que una imagen vale más que mil palabras, pues bien, todos tenemos una imagen preconcebida de las cosas y de las personas. Muy pocas veces nos dejamos llevar por nuestro instinto  de descubrir y de seleccionar la mejor opción o la mejor opinión de algo. La filosofía de la vida nos demuestra que muchas de esas acciones van paralelas a nuestra forma de definir lo que llamamos destino. Esa palabra clave que a veces nos atormenta y que no es más que lo que nosotros hacemos con nuestra vida. Está creado por nosotros y hecho exclusivamente para nosotros, la forma de encontrar el sendero adecuado para confeccionarlo dependerá de nuestra suspicacia y de nuestros impulsos a la hora de actuar. Esa imagen que tantos  tratan de dar y que ni tan siquiera saben como son en realidad es el punto de efervescencia de algo que crece sin esencia, doctrina y sin esa sabiduría interior que todo tenemos y muy pocos utilizamos. Dar una buena imagen no consiste en representar un obra sin antes haberla construido. Tras el velo de la representación mundana no hay vértice que se oculte por muy maquillado que esté. El camino se demuestra andando y por muy bonito que sea nuestro equipaje la transparencia de las huella queda reflejada en el camino.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s