RADARES DEL OCÉANO

DSC00033.JPG

Aunque ya casi nada se nos antoja increíble todavía podemos tropezarnos con alguna que otra seña de identidad del fondo marino. Las ballenas, esos mamíferos que vemos solo en las películas y algunos hasta han tenido la suerte de verlos en vivo rezumar alegría en los mares del mundo. Ese animal sorprendente a la vez que extraño, que nos causa temor junto a la extraordinaria sintonía de sus movimientos y sus zambullidas. Radares del mar que nos alertan y nos muestran la frágil existencia que deben llevar acosadas por los pescadores furtivos. No huyamos de esa naturaleza que emite sonidos y nos habla. De ese mundo que nos neutraliza ante la magnitud de su corpulencia. En ese estadio donde la creación permanece en una constante luna de miel con todo lo creado, el hombre ha de ser el primero en doblegarse frente a lo maravilloso que es estar vivo.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s