LA INDISCUTIBLE MIRADA DEL SENTÍDO COMÚN

 

CAM00540.jpg

Cuando nos paramos a pensar si realmente estamos haciendo bien las cosas se nos encienden todas las alarmas. Hemos perdido el sentido de ser nosotros mismos y las circunstancias juega con nuestra voluntad a su merced. El sentido común describe las creencias o proporciones que se alimentan por la sociedad; familia, amigos, hogar etc. No se activa con reglas sino en lo que puede funcionar y tampoco es perfeccionista sino que prefiere lo razonable. Pero el sentido común no es lo mismo que el buen sentido. La potencia por la que se tiene la sensación de cualquier sensación externa, cosa bien distinta de la potencia por la se tiene la idea de cualquier sensación. Observamos  y damos nuestra prioridad a lo que vemos. Las condiciones nos harán valorar en mayor o menor medida lo que deseamos o tenemos que hacer. Lo cierto es muchas veces miramos y no contemplamos ese sentido de las cosas y el porqué son así. Intentamos difuminar ese camino para que el adversario caiga, aún a sabiendas de que somos nosotros los que estamos perdidos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s