Cantabria infinita

DSC00627DSC00792.JPG

DSC00333.JPG

Viajar a Cantabria es olvidarse de meter en la maleta los problemas y los sinsabores de la vida. Es dar una vuelta de llave y dejar cerrada la puerta a todas esas preocupaciones que nos minan la salud y el optimismo. ¡Pausa! y todo lo que la palabra conlleva hasta detener el tiempo en nuestra retina y nuestros pasos en los renglones de esa página que descubrimos en cada postal o en cada pueblo,  de su naturaleza sin límites en la que todo cabe.  Desde los acantilados que recortan como una cuchilla afilada el borde de ese mar Cantábrico verde esmeralda.  Cantabria es dejarse acariciar por el paraje natural de Cabárceno en el que los animales y sus planicies configuran un paisaje extraño y cálido a la vez en el que la vida renace en sus esquinas y  bajo vuelo tan alto de las aves rapaces que allí anidan. Es encontrarse  a si mismo contemplando la vertiginosa mirada de las montañas de los Picos de Europa que desde Fuente De impresionan y sobrecogen, haciendo sentir una vez que somos infinitamente pequeños frente a la magnificencia de su impresionante presencia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s