Cuando el vértigo esté ausente

Entrando en un mundo de silencios contenidos. El Caminito de Rey, Málaga, es una aventura en la que todo cabe.
Su vegetación nos da la mano mientras el agua transcurre a nuestro lado.
No hay lugar donde esconder esa sensación de plenitud y de vértigo que a su vez nos incita a avanzar por sus estrechos balcones.
Al final la magnificencia se ensalza en un bello paraje donde el vértigo se ha quedado contenido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s