La trama

Lo que realmente arrastra al mundo no son las locomotras sino las ideas. Hoy todos intentamos arreglarlo pero lo que sucede es que se nos está convirtiendo en meros expectadores y esclavos de un interés por encima de las más altas potencias. Pero el ser humano es una síntesis de lo temporal y de lo eterno, de lo finito y de lo infinito. Todos nos quejamos de nuestra mala memoria pero nadie de nuestro poco entendimiento y las causas y los efectos de ésta trama no pueden descubrirse por la razón sino por la experiencia. Y al hombre dentro de su insignificacia como individuos personales y aislados le cuesta profundizar en esa confluencia de motivos reestructurados que lo están convirtiendo prototipos informatizados. Desmontando las relaciones humanas donde la comunicación se convierta es silencio y resultados. Donde la infancia se condicione mediante la imposición de normas que desfavorecen la relación y la espontaneidad. El futuro ya está aquí y para ello hay que pagar un alto coste. Nada es más libre que la imaginación humana y la civilización sabe el peligro de crear un mundo paralelo a la raza humana. Hoy admiramos muchos de esos grandes avances pero si el ansia de continuar proyectando nuevas tecnologías sin límites ni contención se nos llevará irremediablemente a un universo frío y sin sol.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s