En las planicies del éter

La palabra “éter” proviene del latín y significa cielo, formamento, el aire más puro de las montañas. Según Aristóteles se trata de una sustancia divina e indestructible. Su espacio natural son los cielos donde se forman las estrellas y otros cuerpos celestiales. Es la energía de lo que somos y a la que estamos conectados. Dónde no hay un más allá porque ese más allá está aqui, en la tierra la cual pisamos y sentimos. Esa fuerza natural dónde todo comienza, en que cual todos vivimos y desde la que nos hacemos partícipes de la fuerza creadora de la vida. Sorprendente mensaje coronado por los siete colores del arco iris, bajo el que la vida se representa en cada instante atrayendo y favoreciendo ese pensamiento mágico y todo lo relacionado con la espiritualidad. La quinta esencia de toda esa energia presente en la naturaleza. Imagen; M. Yanes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s