La elegancia de reinar

Hoy acaba realmente el siglo XX con el adiós de una reina. Isabel II jamás pensó que llegaría a serlo y sin embargo ha sido un eslabón principal en la historia de Inglaterra, de Europa y del mundo. Durante setenta años ha sido la ciudadana ejemplar que un día tomó posesión de una corona y que jamás ha dudado de su destino. Su personal manera de ser ha sido su mejor carta frente al desempeño de su papel como reina de Inglaterra y el pueblo lo ha sabido recibir. Habló siempre con su presencia y no necesitaba palabras para expresarse porque su elegancia para reinar la hicieron única. Se enfrentó a conflictos familiares y políticos y supo sacar de ellos su enseñanza sin condicionar jamás su manera de reinar. La natural presencia que siempre mostró le abrieron las puertas del mundo. Hoy escribimos su paso por la historia en la eterna confluencia del pasado con el futuro.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s