Cordura de locos

Museo Elder

Museo Elder, Las Palmas de Gran Canaria./HANAH VALENTÍN

Parece que el mundo se ha vuelto loco y lo cierto es que sí. La presión psicológica es el estandarte que muchos utilizan para doblegar al más débil. Nadie quiere mojarse por nadie. Y si podemos aprovecharnos nosotros que se fastidien los demás. La suma de esas pequeñas acciones cotidianas suelen desencadenar un gran cambio. tenemos que llegar a situaciones extremas para darnos cuenta de lo mal que lo hemos estado haciendo.  ¡Pobres aquellos que intentan llenar sus vacíos existenciales siendo unos déspotas con los demás. Al fin al cabo, la reacción es la misma porque todo conlleva a deteriorarnos internamente. Los locos, mejor no nombrarlos, porque ellos son los que más verdades nos dicen y eso no interesa para nada. La creciente insatisfacción de un mundo basado en el racionalismo y materialismo se ha convertido en una de las fuentes de especulación y destrucción más poderosa, devorando a los países y a las personas que resultan objeto de deseo. Mucha presión es la que a diario tenemos que soportar y con ello algunos de esos locos muy cuerdos que apartamos de nuestro camino nos desvela la fórmula para salir de este atolladero que llamamos existencia y del versátil poder que tenemos frente a las situaciones que nos toca vivir. Mientras haya un solo loco que no se le escuche  tendremos que inventarnos la vida de otra manera.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s