JAUJA

CAM00155

Soñar es bueno y más aún diría yo necesario, solo que hay que ser conscientes de cuando y de como soñamos. Porque esa imaginaria forma de ver no se produce solo cuando dormimos. A veces estamos muy despiertos y en un lapsus podemos cometer un destrozo. La sociedad ha crecido, ha madurado y muchos de esos mensajes alentadores ya no cuelan. “Jauja” es ese lugar o situación imaginarios donde reina la prosperidad y la abundancia. Estamos a unas horas de entrar en el mes de diciembre. Un mes decisivo para nuestro futuro más inmediato y todavía hay quienes piensan   que lo que prometieron se ha conseguido. Mientras existan colas para acceder a un trabajo, mientras haya en  los comedores y albergues sociales  el cartel de no hay más plazas, si encontramos a paisanos  haciendo la maleta para buscar un futuro mejor, ese reino de Jauja se desvirtúa del paisaje nacional y de todo intento por seguir luchando. Los acontecimientos se ciñen a una realidad palpable en la que muchas palabras sobran y demasiados hechos hacen falta para elevar la conciencia y la confianza en unas políticas lentas, vacuas y carentes de peso. ¿Por qué ahora todos regalan argumentos, soluciones, imágenes encantadoras? El momento uno es el que dará paso al momento dos en una legislatura razonable, noble  y transparente donde los días se cuenten como hechos  y los resultados como futuro esperanzador. El atleta entrena todos a diario  para obtener una victoria y no se revienta en vísperas de una competición. Todo tiene un tiempo para realizarse y por muchos puntos que se adelante de forma acelerada dejarán al jersey lleno de agujeros notables. Limpiar la podredumbre que habita en nuestro entorno es la primera medida de higiene para un proyecto saludable. ¿De qué nos sirve barrer un poco si al final terminamos todos ensuciados de lo mismo? Jauja existe señores, solo que no la hemos encontrado. A pesar de los ordenadores y de los drones. A pesar de inventarla en todos nuestros mensajes no aparece por ningún sitio. Tal vez sea porque no somos lo suficientemente niños para pensar en verdades ser  y conscientes de  esas verdades que están frente a nosotros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s