EL MIRADOR

DSC00462.JPG

Observar frente a ti un mundo al que perteneces y sin embargo no es tuyo. Vislumbrar en esa lejanía de las cosas cercanas es todo un sin fin de situaciones que a la larga te han traído hasta aquí. Esa clase social que podíamos definir como el buen gusto para usar la tarjeta de crédito con dinero de los contribuyentes  se tambalea frente a unas minorías que, juntas son lo suficientemente grandes como para invitarte a marchar. El pueblo ha hablado y el pueblo quiere cambio. En el aire se sentía ese deseo pero desde la parte alta del mirador todo se ve de una manera distinta y se trata de hacer oídos sordos.  Estamos inmersos en una convulsa gestión de pactos entre partidos emergentes que no nos lleva a nada. El panorama se deshace como las polillas lo hacen con la madera. El mirador o los famosos balcones electorales se encuentran vacíos de momento. Ya no bullen las  pancartas ni se ondean las banderas representativas. Todo está en suspenso. Desde abajo miramos y no hay respuesta solo un mirador en el que nadie es capaz de poner toda la carne en el asador como político al servicio de una nación.  Los que reclaman soluciones necesitan  personajes con coraje y valentía y no superdotados, cerebritos y embotados de leyes y normas en paralelo con la realidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s