SOCIOS Y SABUESOS

CAM00100-1-1

La vida es una competición. Todos tenemos afines y también contrarios. Pero en realidad la cuestión radica en saber elegir y asociarnos a aquellos con los que la partida está asegurada. No se trata de eliminar al adversario sino en ganar un tanto a nuestro favor para seguir jugando. Los animales son quizás los más aventajados en esta doctrina porque más de una vez nos han dejado a dos velas en sus desquiciantes tramas.  Años luz nos separan de todos ellos, porque por  muy bien preparados que estemos, siempre existe ese rincón, esa sintonía con el juego y hasta esa forma de llevar la cuestión al propio campo la que nos deje con las cartas boca arriba. Pero para todo eso hay que saber ceder. Si dos personas persiguen un mismo fin algo tendrán que permitir el uno al otro para salir airosos. La cabezonería es una actitud poco convencional y no consigue nada claro. Creerse el mejor por tener los mejores bigotes y barbas tampoco ya que no se da la talla muchas veces. Lo que subyace a todo esto es la mejor manera de sortear la estocada. De rellenar vacíos y de ver profundamente donde todos miran. Ahí está la clave.  El gato mirará, pero mientras el ratón verá la mejor escapatoria para hacerse con el mejor agujero. ¡Oído al parche señorías, que el cascabel todavía no se ha puesto! Tal vez nos sorprendamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s