INFINITO

 

 

la caldera1organos 2016.jpg

  Los Órganos, Parque de la Caldera, La Orotava, Tenerife

Infinito no es mirar al cielo, ni tampoco al horizonte con el espejo de mar frente a nosotros. Es algo más profundo  e indescriptible; algo que no tiene fin. Aproximarse a ese infinito del vértigo de las montañas nos reduce a seres tan insignificantes que deberíamos estar sumamente agradecidos a esa presencia que no sorprende y hasta nos asusta. Por mucho que el hombre intente dominar jamás podrá hacerlo a la naturaleza, pues ésta al principio podrá inclinarse ante él, pero nunca se rendirá. Como una obra de arte la música de las montañas nos cautiva en ese órgano de piedra tallado por el viento. La niebla desea nublar nuestra visión, pero el arte implica estar completamente despierto a la realidad.  Actuando con destreza en la totalidad de la vida; eso es la belleza y los instantes infinitos suelen durar muy pocos segundos. ¡Aprovéchalos!

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s