PREJUICIOS

 

P1020895.JPG

         “Cada momento tienen su espacio en la vida, no por eso uno debe ser peor que el otro”

Estamos muy habituados a juzgar según nuestra conveniencia. Nadie nace sabido y el aprendizaje dura toda la vida. El prejuicio es dar una opinión antes de tener conocimiento cabal de ella y en algunas ocasiones nos equivocamos. La vieja sociedad es la que tilda a la nueva de permisiva, intolerante, decidida y expuesta a todo aquello que se proponga para mejorar, experimentar, vivir etc. El saber está dentro del insignificante campo del tiempo. Siempre está relacionándose con el pasado, por eso el saber siempre nos ata al pasado. Hay que plantar cara al miedo y dejar que, si nos hemos equivocado, habremos aprendido sobre ello. Dar una cosa por perdida es dejar que el miedo nos abrume y nos condicione. En la vida hay que tener decisiones que fomenten ese cambio por el cual luchamos. No somos nada ni nadie sin los demás y taponar el flujo del progreso y el bienestar demuestra inmadurez y rabia. Esos prejuicios que solo el hombre crea entorno a sí mismo le llevan a su propia caída. El silencio es infinito y el pasado es limitado. Confundirnos voluntariamente en los vanos juicios merman las posibilidades de progreso de un país.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s