ATARDECER EN EL ATLÁNTICO

los silos atardecer

La mayoría de nosotros solo conocemos el espacio por el objeto. Pero existe un espacio sin objeto sin este centro desde el cual, como seres humanos, estamos mirando. Si es espacio solo existe porque hay un objeto, siempre será limitado y por  no habrá libertad. Observe su propio espacio y vea cuan limitado es y me refiero al espacio interno que cada uno ha creado alrededor de su propia imagen. Frente al océano abrimos nuestro objetivo con la idea de atrapar ese instante que nos sacie de todo aquello que ansiamos acariciar  con nuestras manos. Lo que de ahí bebamos será traducido a expansión, libertad, sueños y horizontes que algún día podrían tomar forma concreta. El sol de la tarde languidece pero todavía lleva la fuerza  para detener ese instante mágico que le llevará al fondo de ese mar, y que todavía cuestiona nuestra mirada con la fuerza de su destello.

ATARDECER01

Los brazos retorcidos de los árboles secos enmarcan ese lienzo desde la más pequeña pincelada de color hasta la explosión de júbilo que cada día nos ofrece un nuevo atardecer. Morir es nacer y ahora ya no caben palabras ni lágrimas para evitar que ese ciclo inconmensurable de la vida siga produciéndose frente a nuestras costas. En la localidad de los Silos, en el norte de Tenerife y frente a la mirada juiciosa del Teide se engarzan los ocasos  cual  rizomas en la esencia de nuestras vidas,  brotando de nuestras manos y haciéndonos estremecer con su sensual belleza. Imágenes cedidas por M.A.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s