Yo quiero gobernar

CAM00559.jpg

Cansina afirmación que ya resulta pegajosa. Si no se ofrece nada apetitoso los aliados se van señor Rajoy. Mucho por andar y estamos quietos, parados, esperando que alguien venga y nos diga “si”. Todos sabemos que vivir de la política es muy rentable, pero ser político es una cosa bien distinta.  Los amigos se hacen, no se esparcen como semillas porque puede que venga otro y se las lleve y nunca es igual saber la verdad de uno mismo que tener que escucharla. Verdades son acciones y no buenas razones. El mundo se mueve por impulsos y las personas saben cuando estos les llevan a favor o en contra. Ofrecerlo casi todo por un puñado de macarrones no es cosa sabia. Y lo vimos y nos reímos con aquella película “Víctor o Victoria” pero la victoria que todos ansían en estos momentos es mucho más complicada y comprometida. Nadie está a gusto con lo que tiene aún a sabiendas de que se está haciendo pupa a una nación que ha dicho por segunda vez “queremos un gobierno de coalición, un cambio” Se hace oídos sordos y se aferran al sillón confortable cual bote salvavidas. No por mucho madrugar amanece más temprano y no por acumular más votos se está más capacitado para gobernar. La nación es de todos y todos tienen derecho a decidir como desean ser gobernados. Creerse el mejor es un síntoma de debilidad y hacer creer a los demás que están equivocados es querer engañarse a si mismo. A día de hoy el  sillón sigue vacío y la respuesta está en la razón. Veremos a ver si mañana…..

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s