Un jardín, una fuente

DSCF2586.JPG

Algo tan sencillo como eso. El encuentro con la savia transparencia del agua nos remonta a parajes en los que alguna vez hemos estado y, en los que hemos sentido el salpicar de su agua en nuestra cara. En cualquier encrucijada de caminos siempre hay un jardín, siempre existirá esa fuente que refresca y condiciona nuestro caminar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s