DESDE EL CIELO

CAM00231.jpg

Desde el cielo nos miró la luna. Medio escondida entre la gigantescas ramas de aquel pino que atravesaba la ermita. Como imágenes fantasmagóricas susurraban sobre nuestras cabezas en una tarde de julio recién estrenado. Días de calma y de siesta donde el canto de las ranas se escurre entre las grietas de alguna  charca cercana y el vientecillo de las cumbres hace volar nuestros sueños. Sueños de antaño que aún hoy persisten en mi memoria y que a pesar de muchas lunas como esta se renuevan en utópicas fantasías por reencontrarnos con aquellos olores a huerto, sonidos de mar y tardes de reuniones familiares. Cuando aún las calles carecía de asfalto e iluminación siempre había prendido ese farolillo que daba toda la luz del mundo sobre nosotros.

Y la verdad, ¡es que éramos inmensamente felices.!

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s