OTOÑO, la madurez

comienzo-otono.jpg

¿Qué bonito es ese banco? Sencillo y lleno de memoria. Ahí donde los pajarillos se posarán después de que alguien se levante para no estropear su misterio. Comenzamos una nueva estación y lejos del bullicio político, los sinsabores de los impuestos y las reacciones de quienes todavía no han sabido valorar en la vida todo lo que poseen, miro atrás y rememoro con ilusión y fantasía momentos imborrables. Me instalo en él o en cualquier otro banco del parque para ver cambiar el follaje de los árboles. Para sumergirme en mil ideas que ya barruntan por mi cabeza intentado darles formas y descubrir nuevos anclajes de la vida aprendiendo de sus enseñanzas. Bajo mis pies todavía se escuchan los sonidos del mar y se duermen las noches de estrellas den  las Cañadas del Teide y recibo al sol de otro otoño con el registro de nuevas sensaciones y el misterio de nuevos retos por vivir. En esta época de terminación  encuentro un nuevo renacer desde los desnudos árboles del parque y las mañanas frescas de mi ventana. Pero prefiero quedarme aquí sentada viendo caer esa lluvia dorada y sintiendo la brisa renovada de un tiempo que aunque parezca moribundo y triste conjuga todo el encanto de la madurez y la mesura de un tiempo por vivir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s