La mentira, cuna de vanidades

DSC00370.JPG

El hombre es el único animal capaz de traicionarse a si mismo con el fin de llevar a cabo una venganza. Los momentos en la vida tienen su particular importancia y si no sabemos sacar el mejor partido de ellos inexorablemente nos precipitaremos al vacío. España se está convirtiendo en esa colcha rasgada por las tiranteces y los resquemores que ya no se puede salvar ni con el mejor de los zurcidos ni el mayor de los antídotos. Siempre existe un momento posterior a todo en el que hay que jugarse la mejor de las bazas, sin mirar bolsillos, estatus o candidaturas. Cuando renunciamos a algo que realmente nos importa y queremos las razones son las que nos dicta el corazón y no el nacionalismo, la riqueza, el poder. Arriesgar sin condiciones es lo que realmente nos dará la posibilidad de saber hasta donde podemos llegar porque la mayor parte de los problemas de este mundo  se deben a la gente que quiere ser importante y que por desgracia no lo es. Parlamentarios de un día que rascan las posibilidades de todo tipo, aún haciendo y haciéndose daño para obtener ese escaño, ese sillón que les suele quedar grande. ¡Que lástima de cerebros que un día decidieron servir a un pueblo y sin embargo se quedaron por el camino  olvidando su juramento y creyendo que todo era posible!. Mal enfoque ese. A veces el trueque en la vida nos cobra un alto precio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s