Con tu blanca palidez

IMG_0015.JPG

Asomaste la otra noche sobre el cerro. Junto al Monte de la Mercedes sacaste esa blancura innata que a todos embobece y a cada uno atrapa de forma bien diferente. Las arboledas de las lomas quisieron formar para ti una verde cuna mientras la fresca tarde de noviembre caía sombre nuestros hombros. Nada te hace sombra porque tú eres la sombra de quienes caminamos frente a ti. El contorno de mi silueta lo conoces muy bien y el desvelo de mis noches hacen de ti un presagio para mi imaginación. Blanca y pálida estás en esta noche, cuando todavía las bodegas no se han abierto para darnos a conocer ese vino nuevo que ya despunta en los albores del día de San Andrés. Bajo tu mirada correrán las Tablas en Icod de los Vinos y los guachinches se llenarán de amigos al calor de la lumbre mientras asamos las castañas. Todo se repite en el ciclo vital de nuestra existencia, de nuestras costumbres, heredadas o no porque ahora lo que emana son los movimientos traídos de otras culturas que hacen del hombre un muchacho manipulado por las modas y el consumismo. Dejar que la vida sea y que fluya conservando el patrimonio del cual hemos nacido y crecido. Lo demás es pura invención y lucro para quienes carecen de sueños.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s