Black and white

DSCF5227.JPG

Comienza el verano a hacer su equipaje de nostalgia frente a las cosas de Tenerife. Todavía quedan días de sol y “veranillos de San Martín”, pero la luz nos enseña el decrecer de sus días y el frescor de sus tardes. Negro lava hay  en las piedras que remontan el castillo de Garachico para culminar con el blanco de su campanario. Nada se esconde bajo las nubes de un cielo calmo pero con pesar discreto que emula el final de un agosto resplandeciente y rico en experiencias. Principio y final de un periódo en el que, sin ser demasiado conscientes de ello, ha modelado nuestra existencia creándonos nuevos retos y delicados compromisos. Hacer camino es creer en nosotros y en nuestras fuerzas. Aunque no estemos seguros porque de la confusión también nace el valor y de las decisiones se tejen los hilos de nuestras esperanzas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s