Grandes cosas en casas pequeñas

P1010571.JPG

Aunque parezca la sala de una gran mansión no lo es. Pero eso no significa que en los lugares pequeños se lleguen a crear cosas grandes. La imaginación no tiene barreras ni necesita de grandes espacios para realizarse. ¡Cuantos de nuestros más ilustres científicos han descubierto grandes cosas para la humanidad desde sus angostos y oscuros laboratorios! Por otro lado muchas de nuestra obras maestras de la literatura han llegado a nuestras manos desde los escritorios y las plumas deterioradas. Nos hemos parado a pensar por un momento como fue el principio de todo aquello que hoy nos hace la vida más confortable o nos enseña las más maravillosas  de las lecciones. Con sus manos entumecidas por el frío una joven madame Curie descubría en su pequeño laboratorio “el radio”. Escondida en el desván de su casa y con el miedo acechando a su puerto la pequeña Ana Frank escribía unos de los diarios más leídos en todo el mundo. Cuando el deseo es grande y la ilusión lo refuerza no hay obstáculo ni lugar en el mundo que condicione al hombre a crear lo que lleva dentro y desea compartir con el mundo. No hay que ser un sibarita para darnos cuenta de lo que realmente es valioso. Lo demás es pura apariencia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s