Amanece mayo

GettyImages-101385911.jpg

Entre las montañas pero se resiste aún de dejar su bata de primavera anclada en el recoso del río. Todo reluce y sus ojos aún soñolientos permanecen a medio abrir. Pronto las brumas de la mañana se irán para no volver hasta el otoño y los jardines dejarán que sus árboles se balancean con ese vientecillo que le caracteriza. Las cruces de mayo se vestirán con sus traje multicolor y las romerías bajaran por las canteras paseando el sabor de la tierra. Las ventanas quedará ya abiertas para contemplar el cielo, el monte y también el mar y el olor se fundirá con el sabor y el lenguaje de un mes  responde a la vida desde lo más hondo de la misma. “La Naturaleza no es más que el nombre de un efecto cuya causa es Dios”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s