El valor de ser diferente

Cada vez que te encuentres del lado de la mayoría es tiempo de hacerte una pausa y reflexionar. Estamos viviendo en una sociedad en la que todavía la diferencia viene marcada considerablemente, haciendo de ello un problema cada día mayor. Mucho se ha avanzado y hoy en día las barreras se han vuelto más blandas y la oscuridad encuentra interruptores nuevos para dejar pasar la claridad. Pero todavia las diferencias están presentes y la sensibilidad del ser humano debe abrirse paso entre los estereoptipos preconcebidos por las leyes y las costumbres. Marcar la diferencia es como negarle a un niño su capacidad de aprender y de hacerse mayor. Nadie nace aprendido ni todos tenemos las mismas aptitudes físicas o psiquicas, pero todos tenemos unos derechos que hay que respetar. Los grandes progresos de la historia fueron impulsados por personas que en su tiempo fueron consideradas demasiado diferentes al pesamiento de su época. Otras por su incapacidad física no se les creía que fuesen a dar un paso tan grande para la humanidad. Pero para llegar a eso hay que tener valor y plantar cara a las barreras, a las mordazas y a todo lo que desde fuera nos demuestran la ignoracia del ser humano. El valor de ser diferente es la mejor bandera para abrir los senderos del progreso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s