La noche pasa despacio

Con su mirada cuenta las horas y el reloj descansa junto a ella. No es tiempo para prisas ya que el amanecer está cerca. Pero las sombras reflejan su silueta erguida como vigilante en la noche haciéndonos cómplices también de esa espera. En resumidas cuentas, nada que objetar señores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s