La nueva normalidad

A estas alturas del año, cuando la luz del verano ya se había asentado en nuestras vidas y en nuestras casas el silencio interrogante de esta nueva normalidad nos confunde. Recónditos lugares de Tenerife (Playa de Buenavista) que encontramos tan vacíos y que sin embargo la inmensidad del mar trata de confortarnos con una estampa de paz. Escuchamos pero nos cuesta volver a ser los mismos ya que solo observamos tan poca actividad, parques casi vacíos y esa inseguridad de no saber muy bien qué tenemos por delante y si nuestros pasos marchan adecuadamente en los límites establecidos. En todo este escenario en el que algunos son víctimas de sus conductas erróneas mientras que los demás seguimos paso a paso esta ruta hacia la libertad sin propiciar nuevos contagios, nos encontramos con esa tórtola que se aproximó a nosotros dando un toque de ilusión esperanzada. No somos nadie frente a la inmensidad del mundo y de la vida, pero con un solo tropiezo podemos echar por tierra todo aquello por lo que vale la pena estar vivos.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s