Todo

En la libertad de aprender opera un todo armónico en su movimiento. Esa palabra “todo” significa sagrado, por tanto aprender, actuar y meditar son sagradas y la belleza está en ella misma y no más allá de ella. La belleza es un acuerdo entre el contenido y la forma. Desde ahí podemos sumergirnos en la inmensidad del pensamiento, en esa respuesta del pasado que va desde hace un segundo hasta el infinito. Cada segundo es nuevo y en la continuaidad del pensamiento no hay nada nuevo por eso hay que saber descubrir sin clasificar y senir sin pronuciar. Solo así llegaremos ver lo que realmente es.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s